MEDIOS

GB News, el nuevo canal británico al estilo de Fox News y con ganas de expandirse en Europa

El estudio del nuevo canal de noticias de televisión GB News en Paddington, al norte de Londres.

Jim Waterson

The Guardian —

0

Cuando GB News empezó a transmitir a las 20:00 del domingo pasado, los televidentes pudieron sumergirse por primera vez en un canal de noticias sin interrupciones sobre actualidad al estilo estadounidense y en campaña contra los jóvenes progresistas. Pero los directores del canal están desesperados por evitar la comparación: por favor, no nos comparen con Fox News.

"Abrazaremos el humor del país y de las comunidades que sienten que sus voces no han sido escuchadas por los medios tradicionales", dice Angelos Frangopoulos, el ejecutivo de medios australiano contratado para lanzar el canal. "Solo estamos siendo honestos con las historias sobre las que la gente quiere hablar".

El personal del canal sugiere que "las historias sobre las que la gente quiere hablar" serán principalmente asuntos de la denominada "guerra cultural" que el Gobierno de Boris Johnson aborda con cada vez mayor ahínco, que van desde la pregunta sobre si los futbolistas ingleses deberían hincar la rodilla frente al racismo, a los derechos de personas trans y las restricciones por el Covid.

A los empleados de GB News también les dijeron que la audiencia a la que se dirigirán son "centristas racionales y cívicos", que sienten que BBC News ha perdido su rumbo y que ciertos temas ya no pueden discutirse sin ser tapados por la polémica. Los programas intentarán ser más "cálidos" y positivos tanto sobre el futuro del Reino Unido como sobre el impacto del capitalismo.

En consecuencia, el canal descartó los noticieros tradicionales y cuenta por el contrario con programas de opinión dirigidos por presentadores. En vez de seguir a la BBC y Sky News en el intento de llegar primeros al lugar de los hechos, los presentadores como Andrew Neil, Kirsty Gallacher y Alastair Stewart debaten noticias que fueron primicia en otros medios, para crear segmentos fácilmente editables y que puedan viralizarse en las redes sociales.

El programa de Neil incluye una sección llamada "Woke Watch", que destacará supuestos ejemplos de corrección política llevada al extremo, y "Media Watch", que vigilará supuestos prejuicios de izquierdas en los medios. Los temas debatidos para el debut incluyeron la cuestión de si la educación en contra de los prejuicios inconscientes realmente sirve para combatir al racismo. El canal afirma no tener una orientación política específica, pero contrató a antiguos candidatos del partido ultraderechista del Brexit como presentadores.

Un nicho pequeño

"¿Hay un nicho en el mercado? Sí, uno pequeño. Nadie ha jugado antes con las normas que obligan a la imparcialidad en las noticias televisivas", dice Jamie McGowan Stuart, analista de la consultora de medios Enders Analysis. "Pero en términos puramente comerciales, es muy difícil. Si logran alcanzar sus ambiciosos objetivos, apenas generarán ganancias".

Los involucrados en el lanzamiento sugieren que una comparación más acertada que la de Fox News sería el programa Good Morning Britain cuando Piers Morgan fue el presentador, por su habilidad para abordar asuntos particularmente polémicos que inevitablemente desatarían debates que durarían días enteros en las redes sociales. Morgan, que abandonó ITV a comienzos de este año tras negarse a pedir disculpas por sus comentarios sobre Meghan Markle, rechazó la oportunidad de sumarse a GB News.

Ahora, una de las mayores preocupaciones entre el personal de GB News es el futuro del canal. Su estudio, construido rápidamente en Paddington Basin en Londres, usa tecnología avanzada y muchos empleados tienen relativamente poca experiencia. El presupuesto de 25 millones de libras anuales es bajo comparado con otros canales de noticias. Fuentes del canal dijeron que Neil, acostumbrado a trabajar con un equipo de estudio de la BBC, estuvo particularmente estresado durante los "estrambóticos" ensayos y teme que su programa esté siempre plagado de inconvenientes técnicos.

(La primera semana de emisión estuvo tan marcada por los problemas técnicos que ya existe hasta una cuenta de Twitter dedicada a ellos).

Una de las ironías de GB News es que es un canal financiado por las élites adineradas que creen que hay un nicho en el mercado para programas que van en contra de las élites culturales que imponen sus visiones sobre los ciudadanos británicos comunes. Sus mayores patrocinadores son el grupo televisivo Discovery; Legatum, el fondo de inversión de Dubai y Sir Paul Marshall, el jefe de los fondos especulativos que financiaron el Brexit, que casualmente es el padre del bajista de Mumford & Sons. Entre los inversores menores del canal de noticias anti-establishment se encuentran Lord Farmer y Lord Spencer, ambos antiguos tesoreros del Partido Conservador.

Neil, el presidente y presentador principal de GB News, que reside oficialmente en Francia, es también el director de la revista Spectator. En el evento de FT Future dijo que la postura de GB News con respecto a la cultura será insurgente: "El fuego fue avivado por los guerreros de la concienciación (‘woke warriors’) y por los medios establecidos que están de su lado. Nosotros seremos solamente una voz opositora que dará otro punto de vista".

Buscando suscriptores

Mientras la publicidad traerá algo de dinero, el objetivo último será convencer a un grupo relativamente pequeño de fans para que paguen la suscripción a una aplicación que les permita ver los programas y comunicarse con los presentadores. Si esto tiene éxito, la intención será replicar el formato con versiones del canal en toda Europa. Se espera que el canal de radio digital de GB News se lance el mes próximo.

"Este es un negocio digital propulsado por la televisión de alcance masivo", dice Frangopoulos, el director ejecutivo del canal. "Intentamos crear contenido digital atractivo, para interactuar con el público de todo el Reino Unido".

En contra de la creencia popular, no existen requisitos legales para que los operadores de radio y televisión ofrezcan la misma cantidad de tiempo en sus programas a todas las partes del debate político. GB News simplemente deberá asegurarse de que sus emisiones obedezcan a los estándares de imparcialidad de la Oficina de Comunicaciones. Esto le permitiría que los presentadores expresen sus opiniones sobre la guerra cultural, siempre y cuando el público vea luego los puntos de vista alternativos.

Stop Funding Hate, un grupo que hace campaña en Twitter para ejercer presión sobre los medios de derechas apuntando a sus anunciantes, ya lanzó una campaña en contra del canal. "GB News puede intentar quitarse la etiqueta de Fox News – pero estar ‘woke’ (concienciado) significa ser antirracista, entonces al identificarse como un canal televisivo ‘anti-woke’ parecen dejar sus intenciones bastante claras", dice.

Anunciantes como Ikea ya han retirado sus campañas porque dicen la televisión entra en conflicto con sus "valores".

Traducido por Ignacio Rial-Schies (elDiario.es)

Etiquetas
stats