Guerra en Ucrania

Ucrania acepta negociar el status de Donbás y mañana arranca una ronda de negociación presencial con Rusia

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, en uno de los videos divulgados por el servicio de prensa de la presidencia.

Vanesa Rodríguez

elDiario.es —

0

Las negociaciones entre Rusia y Ucrania vuelven a la mesa en Turquía. Tras varias semanas de conversaciones solo telemáticas, el Gobierno turco ha anunciado que ambas delegaciones vuelven a sentarse cara a cara en Estambul en busca del esperado alto el fuego.

El Kremlin calificó de "alarmantes" los comentarios de Biden sobre Putin

El Kremlin calificó de "alarmantes" los comentarios de Biden sobre Putin

De momento, pocos detalles más se saben sobre este encuentro. Aunque en un principio la oficina del presidente turco Recep Tayyip Erdogan había anunciado que las delegaciones “se reunirán en Estambul del 28 al 30 de marzo”, el encuentro no comenzará hasta este martes, según han confirmado ambas partes.

El portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, ha asegurado que las delegaciones viajaban hoy a Turquía y no estarían preparadas hasta el martes para comenzar las negociaciones.

Del mismo modo, Yulia Palichuk, secretaria de prensa del partido de Zelenski, ha anunciado en Telegram que las negociaciones no comenzarán hasta las 10.00 a.m. de este martes 29 de marzo y, citando a David Arakhamia, líder del grupo parlamentario, asegura que el retraso se debe a “problemas logísticos”.

Una fuente cercana al Gobierno en Ankara que pidió el anonimato explicó a Efe que “para no filtrar información de estas reuniones, no se comparte la información sobre la ubicación y la hora. Todavía no está claro si habrá alguna declaración”.

El último encuentro presencial entre ambas delegaciones fue precisamente en Turquía, donde el pasado 10 de marzo los ministros de Exteriores de Rusia y Ucrania, Serguéi Lavrov y Dmitro Kuleba se reunieron en Antalya. Un encuentro que concluyó sin acuerdo.

Las posiciones de ambos países se han ido perfilando vía numerosas entrevistas a portavoces y participantes en las conversaciones, tanto rusos como ucranianos. Este fin de semana, ha sido el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, el que ha concedido una serie de entrevistas a varios medios en las que ha vuelto a expresar cuáles son las líneas rojas para Ucrania y dónde estarían dispuestos a ceder de cara a lograr un acuerdo de paz.

Una de las condiciones planteadas por Zelenski es que Rusia debe retirar sus tropas de Ucrania antes de que se firme cualquier documento. El presidente ucraniano ha vuelto a insistir en que está dispuesto a renunciar a la entrada a la OTAN (una de las reclamaciones de Rusia), confirmando así que acepta un estatus neutral. A cambio, pide unas garantías de seguridad que se materializarían con la firma de varios países “garantes” que, en caso de nuevo ataque sobre Ucrania, se comprometieran a intervenir.

Zelenski ha dicho que “es imposible” que los líderes del Reino Unido, Boris, Johnson; de EEUU, Joe Biden; de Polonia, Andrzej Duda; y de Turquía, Recep Tayyip Erdogan suscriban cualquier documento como garantes mientras esté en marcha una guerra. “Necesitamos un acuerdo con el presidente Putin. Los garantes no firmarán nada si hay tropas”, ha declarado en una entrevista con varios medios rusos independientes, entre ellos el portal Meduza (ubicado en Letonia) y periodistas de la cadena de televisión prohibida Dozhd.

Una vez retiradas las tropas y firmado el acuerdo de paz por los garantes que reclama Zelenski, Ucrania deberá cambiar su Constitución, según ha señalado su presidente, ya que en ella está consagrada la aspiración del Estado de integrarse en la OTAN.

Según Zelenski, primero se celebraría un referéndum, porque “solo el pueblo pueden decidir que puede darse tal estatus y tales garantes”, dijo, algo que puede organizarse en “unos meses” y solo con las tropas rusas fuera del país, porque de lo contrario, “nadie reconocería los resultados”.

Después se acometerían las enmiendas en la Constitución, un proceso que puede llevar “al menos un año”, entre la ratificación en el Parlamento y la de los países garantes en sus propios parlamentos.

Crimea y el Donbás

En cuanto a la exigencia rusa de que Ucrania reconozca a la península de Crimea como parte de Rusia y la independencia de las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk, Zelenski dijo que es un tema que “debe abordarse y resolverse”.

“Digo que es un compromiso. Volvamos a antes de que empezó todo esto (el 24 de febrero) y trataremos de resolver el complejo tema del Donbás”, afirmó.

Este territorio vive un conflicto armado desde abril de 2014 entre las milicias prorrusas y el Ejército ucraniano, que, según la ONU, había causado antes de la invasión rusa de Ucrania más de 14.000 muertos en ambos bandos, tanto militares como civiles.

En otra entrevista concedida al diario The Economist, Zelenski ha definido la victoria ucraniana como aquella “que salve tantas vidas como sea posible”. “Nuestra tierra es importante, sí, pero al final solo es territorio”, ha declarado, añadiendo que puede ser una victoria “temporal” y que tal vez “no solucione todos los problemas”.

A este respecto, ha asegurado que si se sienta a negociar con Putin tal vez haya temas que deberían dejar apartados. “Podemos hablar de todo, pero puede que no podamos comprometernos en todo. Vayamos paso a paso. Tenemos que entendernos. Tal vez si no encontramos una solución sobre algo, podemos acordar no pelear por ello ahora”, ha añadido al medio británico.

En su entrevista con los medios rusos independientes hizo alusión a otra de las reivindicaciones de Rusia, que es el reconocimiento del ruso como lengua oficial en Ucrania. A este respecto también ha aceptado poder llegar a un acuerdo con la fórmula de mutuo “respeto a los idiomas de los ciudadanos de países vecinos”.

“Quiero firmarlo con todos los países vecinos. Estoy interesado en Rusia, Hungría, Polonia... Rumanía. Tenemos muchas minorías, nacionalidades y este acuerdo debería ser suficiente para respetar ciertas lenguas en nuestro país”, ha señalado.

Etiquetas
stats