Gira Presidencial

Desde Alemania, Alberto Fernández consideró como “inmoral” la guerra entre Rusia y Ucrania

El presidente Alberto Fernández se reunió con el canciller alemán Olaf Scholz, en la ciudad de Berlín.

elDiarioAR


0

El presidente Alberto Fernández consideró “inmoral” la guerra entre Ucrania y Rusia porque va “más allá de los límites” de la OTAN y Europa, al ofrecer una rueda de prensa conjunto con el canciller alemán Olaf Scholz, en la ciudad de Berlín, tras la reunión que mantuvieron ambos.

Alberto y Cristina: sin té para dos y un ultimátum por tarifas

Alberto y Cristina: sin té para dos y un ultimátum por tarifas

“Condenamos la agresión a Ucrania. Hablamos de las posibilidades que tenemos de llevar energía al mundo desde la Argentina. Hablamos sobre el acuerdo con el FMI y de las tratativas con el Club de París. Renovamos nuestro vínculos”, señaló Fernández sobre su encuentro con el canciller alemán en el marco de la segunda jornada de su gira por Europa.

“Hay que buscar caminos que cuanto antes pongan fin a esta guerra, que es objetivamente inmoral después de la pandemia que se ha llevado seis millones de vida. Es inmoral desatar una guerra que se sigue llevando la vida de seres humanos. Este no es un conflicto entre la OTAN y Rusia. Trascendió esos límites y afecta a todos”, remarcó. Aunque advirtió que si bien “Argentina no tiene sanciones económicas para aplicar a Rusia porque su vínculo comercial es prácticamente nulo, las sanciones económicas aplicadas a Rusia sí repercuten muy negativamente en el resto del mundo y en la Argentina. Y por eso, insisto, hay que buscar un camino rápido que ponga solución al conflicto bélico. Necesitamos que el mundo económico se ordene. Porque cuando salen del sistema internacional proveedores de trigo y girasol, y productores de aceite de girasol, como es Ucrania, si no le prestamos atención, nos equivocamos”, sostuvo, bajo la atenta mirada de Scholz.

Asimismo, en cuanto a la posible salida de Rusia del G20, Fernández consideró que, por las características del G20, “no es un tema que deberíamos analizar. En todo caso, el G20 sería un buen lugar donde poder explicarle a Rusia todo lo que el mundo está sufriendo por la decisión que ha tomado”.

“Hemos podido tratar todos los problemas que al mundo le preocupan. Argentina preside la CELAC y vemos con enorme preocupación el modo en que la guerra está repercutiendo negativamente en nuestro continente o en África, donde la seguridad alimentaria se pone en riesgo y son lugares tan lejanos y ajenos al conflicto. América Latina está recibiendo los coletazos de esta guerra. Vivimos situaciones muy críticas en Centroamérica, donde la crisis climática ha dejado sin producción agrícola a varios sectores. Estos problemas afectan a todo el mundo. Es necesario que cese el fuego y que se abra un ámbito de discusión para resolver este problema, que es del mundo. Nosotros somos actores de la solución, pero no tenemos problemas en serlo. No podemos mirar impávidos el permanente ataque a los derechos humanos que soporta el pueblo de Ucrania”, detalló, pero advirtió que las sanciones a Rusia “repercuten en todo el mundo”.

Al ser consultado sobre la negativa de la Argentina de enviar armas a Ucrania, el Presidente ponderó que América Latina “es un continente de paz, que deplora la guerra. Lo que más me conmueve es la indecencia de desatar una guerra después de una pandemia. Pensé que íbamos a vivir en un mundo mejor. Jamás imaginé que después de lo que vivimos, iba a desatarse una guerra que genera más muertes”, lamentó.

Por otro lado, el Jefe de Estado destacó que “Argentina es hoy un reservorio de lo que el mundo está demandando en este presente”, ya que “somos grandes productores de alimentos y de energía”.

“Tenemos la segunda reserva de gas no convencional, que nosotros queremos que sirva para proveer al mundo en forma de gas licuado, y allí tenemos una gran oportunidad para trabajar junto a Alemania”, ponderó. 

En este punto también mencionó el desarrollo de una planta de hidrógeno verde, así como proyectos de hidrógeno azul por parte de las empresas de gas. “Son todas posibilidades que tenemos para llevar energía a otras latitudes del mundo”, profundizó.

Por su parte, el canciller alemán Olaf Scholz aseguró que “es bueno saber que Argentina es un socio fiable”, al ofrecer una rueda de prensa junto al presidente Fernández, y celebró que ambos coincidieran en condenar la invasión de Rusia a Ucrania. “Celebro la condena de Argentina a la invasión a Ucrania. Destaco el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Argentina tiene mucho potencial en materia de energías renovables y podemos cooperar en estos aspectos”, señaló el socialdemócrata.

“Comparto con el canciller en el sentido de que la Argentina cree que lo peor que le podría pasar al mundo es volver a un sistema bipolar que generó tanto retraso cuando existió. Tenemos que poner en un lugar de privilegio a los organismos multilaterales y respetar la normativa internacional que es la que rige la globalización en la que vivimos. Y la democracia es una condición esencial para cumplir esos objetivos”, sostuvo Fernández. Y remarcó la importancia que tendría para Argentina “acercarse a los BRICS, donde está nuestro principal socio comercial, que es Brasil y eso daría una fortaleza a la región distinta”.

En su declaración, Scholz agregó que fue un “encuentro sustancioso sobre las amplias relaciones económicas” y manifestó su “interés de acompañar a las empresas alemanas en sus actividades en Argentina para cooperar en la superación de obstáculos”. En ese sentido celebró, asimismo, “la conversación en curso que mantiene el Gobierno argentino con varias compañías alemanas”.

Destacó, por otro lado, que “Argentina tiene un enrome potencial en materia de energías renovables para la producción del hidrógeno verde, que será una contribución valiosa para alcanzar la neutralidad climática”.

También valoró que Argentina haya alcanzado un acuerdo con el FMI sobre un nuevo programa. “Es muy importante para que pueda asegurar su prosperidad económica, y celebramos los enormes esfuerzos de Argentina para implementar este programa”, indicó.

A su vez, Fernández le manifestó al canciller “el deseo y la vocación de alcanzar un acuerdo con el Club de París, que es otro de los problemas que hemos heredado”, y le garantizó un “trato igualitario de los acreedores argentinos”.

El Presidente formuló esas declaraciones tras la reunión en la ciudad de Berlín con el canciller alemán, Olaf Scholz, en la sede del gobierno federal, en el marco de la segunda jornada de su gira por Europa.

Fernández arribó a las 13.25 hora de Alemania (8.25 de la Argentina) a la ciudad de Berlín, para reunirse con el canciller alemán, Olaf Scholz, en el marco de su segundo día de la gira por Europa.

En un vuelo especial de Aerolíneas Argentinas, Fernández y su comitiva llegaron al aeropuerto de Berlín-Brandeburgo Willy Brandt, luego de su paso por España, donde se reunió con el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, y con el rey Felipe VI de Borbón.

A su arribo al Aeropuerto Internacional de Berlín, el mandatario fue recibido por la directora de protocolo del Ministerio de Asuntos Exteriores de Alemania, Daniela Vogl, y por el embajador de Argentina ante Alemania, Pedro Villagra Delgado.

El jefe de Estado viajó acompañado por el canciller, Santiago Cafiero; la portavoz Presidencial, Gabriela Cerruti; los secretarios General de la Presidencia, Julio Vitobello; y de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz; y la secretaria de Relaciones Económicas Internacionales, Cecilia Todesca Bocco.

En estas reuniones, el Presidente busca transmitir la idea de que los países de la periferia, como los de Centroamérica y América Latina, “padecen la guerra” que se desarrolla entre Ucrania y Rusia. “Lo que más preocupa en este viaje es ver qué están haciendo en Europa para parar esto”, dijeron las fuentes oficiales sobre el propósito del periplo presidencial.

“Hay que buscar un punto de cierre con esto. Están arruinando al mundo”, es el mensaje del mandatario argentino ante los líderes europeos que está visitando esta semana.

En cuanto al tema de las sanciones económicas a Rusia, que plantean y reclaman las potencias europeas, el gobierno de Fernández insiste en diferenciarse de esa postura. “Las sanciones a Rusia no son solo a ese país, son sanciones a todo el mundo”, aseguraran las fuentes gubernamentales que acompañan al jefe de Estado

Fernández y su comitiva partieron desde Madrid este miércoles a las 10.38 hora local (las 5.38 hora argentina) en el vuelo especial de Aerolíneas Argentinas.

Es el primer encuentro oficial del jefe de Estado con el dirigente socialdemócrata Olaf Scholz luego de que reemplazara meses atrás a Angela Merkel al frente del Gobierno germano, aunque ambos se conocieron informalmente durante el encuentro que tuvieron en la última cumbre del G20.

Al igual que hizo este martes con el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, y lo hará el viernes en París con su par francés, Emmanuel Macron, Fernández busca escuchar de primera mano de los líderes europeos el impacto que la guerra en Ucrania está dejando en esos países en materia económica y comercial.

En ese marco, volverá a ofrecer la cooperación de la Argentina para transformarse en proveedora estable de alimentos y energía para la región.

Con información de agencias.

IG

Etiquetas
stats