Salud mental: los casos de demencia en Argentina se duplicarán en los próximos 30 años

Dos residentes del Centro de Mayores Casablanca Villaverde.

elDiarioAR

0

El número de adultos –de 40 años o más– que viven con demencia en todo el mundo se triplicará de aquí a 2050. Pasará de los 57 millones que había en 2019 a 153 millones, en 2050. Las causas principales, pero no las únicas, serán el crecimiento y el envejecimiento de la población. El incremento en Argentina será del 116 por ciento (de los casi 412.268 casos que se detectan anualmente a 892.180 en 2050). Esta es la predicción del estudio multinacional 'Global Burden of Disease', el primero que ofrece estimaciones de previsión para 204 países de todo el mundo, y que se publica en 'The Lancet'.

La demencia no es una enfermedad en sí misma. Según la definición de la Organización Mundial de la Salud (OMS), es un síndrome –generalmente de naturaleza crónica o progresiva– caracterizado por el deterioro de la función cognitiva (es decir, la capacidad para procesar el pensamiento) más allá de lo que podría considerarse una consecuencia del envejecimiento normal.

La demencia no es una enfermedad en sí misma. Según la definición de la Organización Mundial de la Salud (OMS), es un síndrome –generalmente de naturaleza crónica o progresiva– caracterizado por el deterioro de la función cognitiva

Afecta a la memoria, el pensamiento, la orientación, la comprensión, el cálculo, la capacidad de aprendizaje, el lenguaje y el juicio. La conciencia no se ve afectada. El deterioro de la función cognitiva suele ir acompañado, y en ocasiones es precedido, por el deterioro del control emocional, el comportamiento social o la motivación. La demencia es causada por diversas enfermedades y lesiones que afectan al cerebro de forma primaria o secundaria, como la enfermedad de Alzheimer o los accidentes cerebrovasculares.

Cuatro factores de riesgo

El estudio también analiza cuatro factores de riesgo de la demencia –el tabaquismo, la obesidad, el exceso de azúcar en sangre y el bajo nivel educativo– y destaca el impacto que tendrán en las tendencias futuras. Por ejemplo, se prevé que las mejoras en el acceso a la educación a nivel mundial reduzcan la prevalencia de la demencia en 6-2 millones de casos en todo el mundo para 2050. Pero esto se verá contrarrestado por las tendencias previstas en materia de obesidad, hiperglucemia y tabaquismo, que se espera que den lugar a otros 6–8 millones de casos de demencia.

Los autores destacan la necesidad urgente de poner en marcha intervenciones adaptadas a nivel local que reduzcan la exposición a los factores de riesgo.

El deterioro de la función cognitiva suele ir acompañado, y en ocasiones es precedido, por el deterioro del control emocional

“Nuestro estudio ofrece previsiones mejoradas sobre la demencia a escala mundial y nacional, lo que ofrece a los responsables políticos y a los expertos en salud pública nuevas perspectivas para comprender los factores que impulsan estos aumentos, basándose en los mejores datos disponibles”, afirma la autora principal, Emma Nichols, del Instituto de Métrica y Evaluación Sanitaria (IHME) de la Universidad de Washington (EE.UU.). “Estas estimaciones pueden ser utilizadas por los gobiernos nacionales para asegurarse de que los recursos y el apoyo están disponibles para las personas, los cuidadores y los sistemas de salud a nivel mundial”.

Séptima causa de muerte

La demencia es actualmente la séptima causa de muerte en el mundo y una de las principales causas de discapacidad y dependencia entre las personas mayores a nivel mundial, con unos costes globales en 2019 estimados en más de un billón de dólares. Aunque afecta principalmente a las personas mayores, no es una consecuencia inevitable del envejecimiento.

El estudio predice que el mayor aumento de la prevalencia se producirá en el África subsahariana oriental, donde se espera que el número de personas que viven con demencia aumente en un 357%, pasando de casi 660.000 en 2019 a más de 3 millones en 2050, impulsado principalmente por el crecimiento de la población, siendo Yibuti (473%), Etiopía (443%) y Sudán del Sur (396%) los que experimentarán los mayores aumentos.

Del mismo modo, en el norte de África y Oriente Medio, se prevé que los casos crezcan un 367%, pasando de casi 3 millones a casi 14 millones, con aumentos especialmente importantes en Qatar (1926%), los Emiratos Árabes Unidos (1795%) y Bahrein (1084%).

Un menor aumento

Por el contrario, el menor aumento en el número de casos de demencia se proyecta en la región de Asia-Pacífico de altos ingresos, donde se espera que el número de casos crezca un 53%, de 4-8 millones en 2019 a 7-4 millones en 2050, con un aumento particularmente pequeño en Japón (27%). En esta región, se espera que el riesgo de demencia para cada grupo de edad disminuya, lo que sugiere que las medidas preventivas, incluidas las mejoras en la educación y los estilos de vida saludables, están teniendo un impacto.

Del mismo modo, en Europa occidental, se espera que el número de casos de demencia aumente un 74%, pasando de casi 8 millones en 2019 a casi 14 millones en 2050 . Se esperan aumentos relativamente pequeños de casos en Grecia (45%), Italia (56%), Finlandia (58%), Suecia (62%) y Alemania (65%). En el Reino Unido, se prevé que el número de casos de demencia aumente un 75%, pasando de algo más de 907 000 en 2019 a casi 1-6 millones en 2050.

A nivel mundial, hay más mujeres afectadas por la demencia que hombres. En 2019, las mujeres con demencia superaron a los hombres con demencia 100 a 69. Y se espera que este patrón se mantenga en 2050. “No es solo porque las mujeres tienden a vivir más tiempo”, dice la coautora, la doctora Jaimie Steinmetz, del IHME, de la Universidad de Washington, Estados Unidos. “Hay indicios de diferencias de sexo en los mecanismos biológicos que subyacen a la demencia”.

Con información de Toño Fraguas de elDiario.es

TF

Etiquetas
stats