Un equipo de diseñadores de la UBA fabrica y dona cajas protectoras para cuidar al personal de salud

"Lo más importante es que pudimos dar una mano para que el personal de salud trabaje más seguro", dice Santiago Bouzat, cofundador de Aerosol Box

A comienzos de la pandemia, un equipo de seis diseñadores industriales de la UBA inició un proyecto solidario para cuidar al personal sanitario: diseñan y distribuyen protectores de acrílico para minimizar el riesgo al que se expone el personal de salud al realizar maniobras sobre los pacientes.

Aerosol Box es un recinto transparente fabricado en acrílico que lo que hace es aislar la cabeza de los pacientes durante maniobras que requieren mucha proximidad entre los profesionales de la salud y el paciente. Es como una cápsula, una caja transparente. Eso se coloca sobre la cabeza del paciente cuando está acostado en la camilla y tiene unos orificios de acceso para que el personal de salud pueda trabajar sobre el paciente sin exponerse al Covid o a otro tipos de virus”, explica Santiago Bouzat, diseñador industrial y cofundador de Aerosol Box, en diálogo con elDiarioAR

“Principalmente lo que hace Aerosol Box es retener las partículas, los aerosoles que pueda expulsar un paciente mientras se está practicando alguna maniobra. Esta cápsula retiene estos aerosoles y el personal de salud trabaja más seguro frente a cualquier tipo de virus. Es una medida de seguridad extra a todos los dispositivos de seguridad que ya tienen, como la máscara, los barbijos, los delantales y demás”, añade.

La iniciativa nació en marzo del año pasado, cuando a Sofi, una de las integrantes del equipo, le llegó un pedido de una amiga médica que había visto los modelos en Internet. Después de investigar el modelo original, de origen taiwanés y diseño abierto, se reunieron y comenzaron a trabajar en los planos. “Lo que hicimos fue tomar el diseño original y adaptarlo primero a las tecnologías locales, lo que se podía fabricar localmente acá en Buenos Aires por lo menos. Fuimos haciendo pruebas con distintos profesionales de la salud, hicimos algunos ajustes, algunas caladuras para los hombros y demás. Así surgen los primeros modelos que desarrollamos y ahí nos conformamos como equipo”, cuenta Bouzat.

A partir de las donaciones, les llegaron agradecimientos del personal de salud, que ante una situación apremiante en medio de la pandemia valoró contar con una medida extra de seguridad, y comenzaron a recibir más pedidos. “Todo empezó por este pedido en particular y después empezaron a llegar muchas más solicitudes. A nosotros nos llegaban fotos de médicos trabajando con bolsas de consorcio arriba de los pacientes, situaciones medio críticas. La verdad que tuvo una recepción muy positiva. Del personal de salud nos llegaban puros mensajes de agradecimiento. Más allá de que existiera esa barrera de seguridad, se sentían más seguros. Creo que eso es lo más importante, que pudimos dar una mano desde nuestro lugar para que el personal de salud trabaje más seguro y menos estresado”.

Hoy, Aerosol Box ya distribuyó cerca de 190 unidades en 89 hospitales del país, “la mayoría en el sector del AMBA pero también llegamos a Salta, a Neuquén”, comenta, y recaudó casi $1,5 millones para la fabricación del equipamiento. Además, desarrollaron un nuevo modelo para realizar endoscopías y su diseño Domo ganó el premio Sello Buen Diseño argentino que otorga el Ministerio de Desarrollo a pymes y emprendimientos. “Del modelo original taiwanés, el modelo Domo es el que más se corrió del diseño original, tiene otro proceso productivo y otros ajustes que hicimos para fabricarlo acá. Estamos muy contentos con esa distinción”, dice Bouzat.

MC

Etiquetas
stats