Moderna dio a conocer los detalles del acuerdo con Argentina por 20 millones de vacunas

Stéphane Bancel, director ejecutivo de Moderna.

elDiarioAR

0

Moderna, una empresa de biotecnología considerada como pionera en terapias y vacunas de ARN mensajero (ARNm), anunció en las últimas horas un acuerdo de suministro con el gobierno de Argentina por 20 millones de dosis de la vacuna COVID-19 de Moderna o su variante candidata de vacuna de refuerzo actualizada, si está autorizada, para comenzar la entrega en el primer trimestre de 2022.

Vacunar a menores de 18 años y los ensayos para la tercera dosis, los objetivos del acuerdo con Moderna

Vacunar a menores de 18 años y los ensayos para la tercera dosis, los objetivos del acuerdo con Moderna

“Agradecemos el apoyo del gobierno de Argentina con este acuerdo de suministro de dosis de la vacuna Moderna COVID-19 o nuestras variantes candidatas de refuerzo”, dijo Stéphane Bancel, director ejecutivo de Moderna. "Estamos comprometidos a hacer que nuestra vacuna esté disponible en todo el mundo mientras buscamos abordar la pandemia con nuestra vacuna", remarcó.

En las últimas horas, Argentina anunció la suscripción del acuerdo por el suministro de 20 millones de vacunas Moderna contra el coronavirus o las dosis equivalentes para su administración como refuerzo, lo que fue considerado por la ministra de Salud, Carla Vizzotti, como un paso "clave" en el plan de inmunización que impulsa el Gobierno nacional.

De esta manera, y luego de la decisión del Gobierno nacional de adecuar la Ley de Vacunas 27.573, Argentina firma el primer contrato para recibir dosis basadas en la plataforma de ARNm contra el Covid-19 a partir del primer trimestre del 2022.

Adicionalmente, el acuerdo abre la posibilidad de recibir durante este año una donación por parte del Gobierno de Estados Unidos de más dosis de esta vacuna.

Acerca de la vacuna COVID-19 Moderna

La vacuna Moderna COVID-19 es una vacuna de ARNm contra COVID-19 que codifica una forma estabilizada por prefusión de la proteína Spike (S). Moderna recibió una autorización de emergencia para el uso de su vacuna COVID-19 en adultos de agencias de salud en más de 50 países y una Lista de Uso de Emergencia (EUL) de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Asimismo, Moderna solicitó una autorización de emergencia (u otra autorización condicional, interina o provisional) para el uso de su vacuna en adolescentes ante las agencias de salud globales.

Sobre Moderna

Según la empresa farmacéutica, en 10 años desde su creación, “Moderna pasó de ser una empresa en etapa de investigación científica que avanza en programas en el campo del ARN mensajero (ARNm), a una empresa con una cartera clínica diversa de vacunas y terapias en seis modalidades, una amplia cartera de propiedad intelectual en áreas que incluyen ARNm y formulación de nanopartículas lipídicas, y una planta de fabricación integrada que permite la producción clínica y comercial a escala y a una velocidad sin precedentes”.

Asimismo, Moderna sostiene que mantiene “alianzas con una amplia gama de colaboradores gubernamentales y comerciales nacionales y extranjeros, lo que permitió la búsqueda de ciencia innovadora y un rápido escalado de la fabricación. Más recientemente, las capacidades de Moderna se han unido para permitir el uso autorizado de una de las vacunas más tempranas y efectivas contra la pandemia de COVID-19”.

La plataforma de ARNm de Moderna se basa en “los avances continuos en la ciencia básica y aplicada del ARNm, la tecnología de administración y la fabricación, y permitió el desarrollo de terapias y vacunas para enfermedades infecciosas, inmuno-oncología, enfermedades raras, enfermedades cardiovasculares y enfermedades autoinmunes. En la actualidad, se están llevando a cabo 24 programas de desarrollo en estas áreas terapéuticas, y 15 programas han entrado en la clínica. Moderna ha sido nombrada una de las principales empresas biofarmacéuticas por Science durante los últimos seis años”, detalla el laboratorio.

Según el comunicado de prensa de Moderna, “el acuerdo está dentro de la Ley de Reforma de Litigios de Valores Privados de 1995, que incluye: el desarrollo por parte de la Compañía de una vacuna para proteger contra el virus SARS-CoV-2 (mRNA-1273, también como vacuna COVID-19 Moderna y Moderna COVID-19 Vaccine), así como candidatos a vacunas de refuerzo; el acuerdo de la Compañía para suministrar la vacuna al gobierno de Argentina; y el número previsto de dosis y el momento de la entrega del suministro de vacunas”.

Además, aclara que los términos de este comunicado de prensa “no son promesas ni garantías, y no se debe depositar una confianza indebida en estas declaraciones prospectivas porque implican riesgos conocidos y desconocidos, incertidumbres y otros factores, muchos de los cuales están más allá del control de Moderna, lo que podría causar que los resultados reales difieran materialmente de los expresados ​​o implícitos en estas declaraciones”. Y agrega: “Estos riesgos, incertidumbres y otros factores incluyen aquellos otros riesgos e incertidumbres descritos bajo el título ‘Factores de riesgo’ en el Informe anual más reciente de Moderna en el Formulario 10-K presentado ante la Comisión de Bolsa y Valores de EE. UU. (SEC) y en presentaciones posteriores realizadas por Moderna con la SEC, que están disponibles en el sitio web de la SEC en www.sec.gov”.

Y concluye: “Salvo que lo exija la ley, Moderna niega cualquier intención o responsabilidad de actualizar o revisar las declaraciones prospectivas contenidas en este comunicado de prensa en caso de nueva información, desarrollos futuros o de otro tipo. Estas declaraciones prospectivas se basan en las expectativas actuales de Moderna y se refieren únicamente a la fecha del presente”.

Con este acuerdo, Argentina se constituye en el cuarto país del mundo, detrás de Suiza, Australia y Estados Unidos, además de la Unión Europea, en asegurarse la posibilidad de contar también con refuerzo.

IG

Etiquetas