El Senado de EEUU aprueba el proyecto de ley para blindar el matrimonio igualitario

Imagen de archivo. Un grupo de personas participa en una marcha contra la homofobia.

elDiario.es

0

El Senado de Estados Unidos aprobó este martes un proyecto de ley para proteger a nivel federal el matrimonio entre personas del mismo sexo, que ahora volverá a la Cámara de Representantes para su votación definitiva. El objetivo de esta iniciativa es blindar el derecho al matrimonio igualitario para impedir que sea revocado por el Tribunal Supremo como ocurrió el pasado mes de junio con el derecho al aborto.

Un hincha interrumpió Portugal-Uruguay con una bandera LGBTIQ+

Un hincha interrumpió Portugal-Uruguay con una bandera LGBTIQ+

La legislación promueve que el Gobierno federal reconozca el matrimonio entre dos personas del mismo sexo si es legal en el estado donde se casaron, un principio legal que ya se aplica a las bodas interraciales y que ha recibido anteriormente el apoyo de los políticos republicanos. El proyecto de ley salió adelante con 61 votos a favor y 36 en contra.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha celebrado este martes la aprobación en el Senado la iniciativa legislativa para proteger a nivel federal el matrimonio entre personas del mismo sexo, de la que destacó especialmente que cuente con apoyo bipartidista.

“Es importante destacar que la Ley de Respeto al Matrimonio es un logro bipartidista”, indicó el mandatario en un comunicado, en el que citó por su nombre a senadores tanto demócratas como republicanos que han apoyado la iniciativa.

“Republicanos y demócratas apoyan junto el derecho esencial de las parejas LGBTQI+ e interraciales a casarse”, apuntó Biden, y prometió que firmará la ley tan pronto le llegue a su despacho.

El texto también reconoce la libertad religiosa, evitando que se pueda obligar a instituciones religiosas como las Iglesias a celebrar esas bodas y que estas pierdan beneficios o exenciones fiscales por no hacerlo. Revoca además la ley de Defensa del Matrimonio aprobada en 1996, que lo define como la unión entre un hombre y una mujer.

“La historia de EEUU ha sido la de una marcha difícil pero inexorable hacia una mayor igualdad”, indicó este martes el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, quien advirtió de que “los derechos de todas las parejas casadas nunca estarán realmente seguros sin las protecciones adecuadas por ley federal”.

La Cámara de Representantes, con mayoría progresista, dio su aval al proyecto de ley en julio con 267 votos a favor y 157 en contra. En el Senado, la ajustada mayoría demócrata necesitaba el apoyo de al menos diez republicanos para sacarlo adelante.

Tras su aprobación, el texto tiene que regresar a la Cámara Baja, que debe dar su visto bueno a la nueva versión que ha salido del Senado, antes de acabar en la mesa del presidente Joe Biden para su firma.

El matrimonio homosexual es legal en Estados Unidos desde que en junio de 2015 el Tribunal Supremo declarara inconstitucionales las leyes que lo prohibían en algunos estados.

La movilización en torno a la defensa de esas uniones tomó impulso recientemente después de que el Supremo, controlado ahora por una mayoría conservadora, derogara en junio la sentencia “Roe contra Wade”, que durante casi medio siglo protegió el acceso al aborto en el país.

Desde entonces, un gran número de activistas y políticos progresistas han advertido la posibilidad de que la corte haga lo mismo con otros derechos, como las bodas entre personas del mismo sexo, devolviendo a los estados la potestad de decidir si los legalizan o no.

Aunque el proyecto de ley no obligaría a todos los estados a legalizar el matrimonio gay, sí requeriría que reconozcan el efectuado en otro estado donde sí lo fuera.

Etiquetas
stats