Tomas de escuelas: se suma un “pernoctazo” y la Ciudad demanda a los padres del Mariano Acosta

Estudiantes de más de diez escuelas de la Ciudad de Buenos Aires harán un “pernoctazo” esta noche para sumarse al reclamo sobre viandas, pasantías y mejores condiciones edilicias, entre otros. Si bien en la Escuela Normal Superior Mariano Acosta levantaron la medida, en otros siete continúan con las tomas de los edificios. Mientras tanto, el Ministerio de Educación porteño les reclamará 1,5 millones de pesos a los padres de los alumnos y alumnas del Mariano Acosta por el costo laboral que implicó tener cerrada la escuela el día lunes pasado.

“Le vamos a hacer frente al miedo que quieren instalar, no van a avanzar, no vamos a retroceder”, le dijo la secretaria general del Centro de Estudiantes de la Escuela Julio Cortazar, Luana Pereyra a elDiarioAR. La asamblea decidió comenzar un pernocte desde las 18 horas, cuando termina el último turno, y realizar una toma de un día para el miércoles 28. Rechazaron la decisión de la ministra de Educación, Soledad Acuña, de denunciar a los padres y madres y advirtieron que seguirán con el plan de lucha hasta que los atienda. “Es una amenaza para nuestros viejos  y la solución no puede ser esa”, agregó.

Desde la cartera de Educación le confirmaron a este diario que ya se realizaron ocho denuncias a padres del Mariano Acosta y que hay otras en proceso. “Somos pibes de entre 13 y 18 años y las decisiones las tomamos nosotros después de discusiones, con conciencia clara, asumiendo responsabilidad. No porque venga alguien a decirnos, vamos a tomar el colegio. Así como dicen que son nuestros docentes los que nos incentivan, ahora dicen que son los padres. Nos quieren sacar una autonomía y quitar el sujeto político que somos”, agregó Pereyra. 

Mariana Ruibal, mamá de una alumna e integrante de la cooperadora del Mariano Acosta anticipó que un grupo de abogados y abogadas evalúan las denuncias. “Llegaron algunas contravenciones a padres y desde cooperadora estamos en constante diálogo con un grupo de abogades que están trabajando para que esto no tenga efecto”, le dijo a elDiarioAR. “La única forma que conocen de trabajar es mediante amenazas, quieren amedrentar para que otros padres de otros colegios se asusten y levanten las tomas. No es la primera vez, lo quisieron hacer en el 2017 y no  pudieron hacer”, sostuvo la madre.

Al cierre de esta nota, permanecían las tomas en la Escuela Normal Superior Lenguas Vivas Sofía Esther Broquen de Spangenberg, el colegio Mariano Moreno, la Escuela Superior Especializada en Cerámica N° 1, la escuela Federico García Lorca, la Escuela Ernesto Padilla y el Liceo 5 Pascual Guaglianone. La asamblea del Mariano Acosta levantó la toma para no afectar las clases de los otros tres niveles que se cursan en el edificio, pero realizarán un pernocte. Brisa Hunglinger, consejera de Géneros del colegio, explicó que levantaron la toma “para que  primaria, jardín y terciario puedan noctatener sus clases”, pero advirtió que pasaran la noche en el edificio. “Desde el Gobierno de la Ciudad se bajó línea de que cuando se toma un nivel, toda la institución deja de tener clase y nuestro propósito no es perder clase sino que el reclamo es otro. Por eso dejamos la toma y nos sumamos al ”pernoctazo“, le dijo a este diario.

Ayer,  Acuña mandó una carta a la Procuración General con un informe técnico con el valor del pago diario de salarios de los y las docentes del Mariano Acosta “para transferirles a los adultos responsables el costo laboral que implicó tener cerrada la escuela el día lunes 26 de septiembre”. En el caso de ese colegio, se trata de 1.503.006,55 pesos en concepto. En el texto, la ministra pide que “se inicien las acciones legales correspondientes contra los adultos que resulten responsables, a los fines de reclamar el daño patrimonial producido”.

La mayor demanda es ser recibidos por la ministra Acuña para debatir el presupuesto 2023, las prácticas laborales obligatorias no rentadas, para que se dupliquen las viandas, se realicen mejoras edilicias y se aplique de manera efectiva la Educación Sexual Integral. “En cuanto a infraestructura, acá, por ejemplo, tenemos un vidrio que es ilegal, no puede usarse en la escuela porque es un peligro y todos los días hacen y no responden. Las viandas son pocas y de mala calidad”, comentó Hunglinger. En julio de este año, elDiarioAR dio cuenta del reclamo de la comunidad educativa sobre el déficit en las viandas y también de las licitaciones a precios menores de los que se pagan actualmente. 

La ministra Acuña responsabilizó a los gremios de las tomas y dijo que están relacionadas “con lo que el sindicato UTE y el kirchnerismo viene haciendo”. “Estamos denunciando penalmente a las familias que están autorizando e ingresando con sus hijos a las escuelas que se tomaron. Hay menores de edad en un edificio público con adultos que desconocemos. Esto es responsabilidad de las familias que autorizan a sus hijos a estar ahí. En el 2018 hubo 40 familias que fueron procesadas en la justicia porque esto es un delito”, agregó.

Desde el alumnado calificaron la decisión como una persecución política que se engloba dentro de otras acciones. “Acá, en el Mariano Acosta, comenzó el viernes cuando un hombre entró a cortar la luz. Ayer vino un cuerpo de policías a querer llevarse detenido a un padre. Pero las amenazas para padres, alumnos y directivos ya empezaron”, agregó  Hunglinger. El lunes, el vice rector, Julio Pasquarelli, del colegio afirmó públicamente que fueron amedrentados:  “En este momento hay un cuerpo directivo amenazado. Situaciones difíciles. Me han amenazado, y a familiares de estudiantes que están en la toma. Si ven algunos diarios, van a encontrar que hay varios títulos sobre mensajes amenazantes”,

Ante este escenario, entre las instituciones que anunciaron el pernocte están la Escuela Normal Superior en Lenguas Vivas Nº 1 “Roque Sáenz Peña”, la Escuela Julio Cortázar, la Escuela de Teatro Niní Marshall, el colegio Luis Pasteur, la escuela Normal Superior N° 8, la Escuela de Educación Media N°7 “María Claudia Falcone” y las Escuelas de Danzas N° 1 y 2.

CDB

Estudiantes de más de diez escuelas de la Ciudad de Buenos Aires harán un “pernoctazo” esta noche para sumarse al reclamo sobre viandas, pasantías y mejores condiciones edilicias, entre otros. Si bien en la Escuela Normal Superior Mariano Acosta levantaron la medida, en otros siete continúan con las tomas de los edificios. Mientras tanto, el Ministerio de Educación porteño les reclamará 1,5 millones de pesos a los padres de los alumnos y alumnas del Mariano Acosta por el costo laboral que implicó tener cerrada la escuela el día lunes pasado.

“Le vamos a hacer frente al miedo que quieren instalar, no van a avanzar, no vamos a retroceder”, le dijo la secretaria general del Centro de Estudiantes de la Escuela Julio Cortazar, Luana Pereyra a elDiarioAR. La asamblea decidió comenzar un pernocte desde las 18 horas, cuando termina el último turno, y realizar una toma de un día para el miércoles 28. Rechazaron la decisión de la ministra de Educación, Soledad Acuña, de denunciar a los padres y madres y advirtieron que seguirán con el plan de lucha hasta que los atienda. “Es una amenaza para nuestros viejos  y la solución no puede ser esa”, agregó.

Desde la cartera de Educación le confirmaron a este diario que ya se realizaron ocho denuncias a padres del Mariano Acosta y que hay otras en proceso. “Somos pibes de entre 13 y 18 años y las decisiones las tomamos nosotros después de discusiones, con conciencia clara, asumiendo responsabilidad. No porque venga alguien a decirnos, vamos a tomar el colegio. Así como dicen que son nuestros docentes los que nos incentivan, ahora dicen que son los padres. Nos quieren sacar una autonomía y quitar el sujeto político que somos”, agregó Pereyra. 

Mariana Ruibal, mamá de una alumna e integrante de la cooperadora del Mariano Acosta anticipó que un grupo de abogados y abogadas evalúan las denuncias. “Llegaron algunas contravenciones a padres y desde cooperadora estamos en constante diálogo con un grupo de abogades que están trabajando para que esto no tenga efecto”, le dijo a elDiarioAR. “La única forma que conocen de trabajar es mediante amenazas, quieren amedrentar para que otros padres de otros colegios se asusten y levanten las tomas. No es la primera vez, lo quisieron hacer en el 2017 y no  pudieron hacer”, sostuvo la madre.

Al cierre de esta nota, permanecían las tomas en la Escuela Normal Superior Lenguas Vivas Sofía Esther Broquen de Spangenberg, el colegio Mariano Moreno, la Escuela Superior Especializada en Cerámica N° 1, la escuela Federico García Lorca, la Escuela Ernesto Padilla y el Liceo 5 Pascual Guaglianone. La asamblea del Mariano Acosta levantó la toma para no afectar las clases de los otros tres niveles que se cursan en el edificio, pero realizarán un pernocte. Brisa Hunglinger, consejera de Géneros del colegio, explicó que levantaron la toma “para que  primaria, jardín y terciario puedan noctatener sus clases”, pero advirtió que pasaran la noche en el edificio. “Desde el Gobierno de la Ciudad se bajó línea de que cuando se toma un nivel, toda la institución deja de tener clase y nuestro propósito no es perder clase sino que el reclamo es otro. Por eso dejamos la toma y nos sumamos al ”pernoctazo“, le dijo a este diario.

Ayer,  Acuña mandó una carta a la Procuración General con un informe técnico con el valor del pago diario de salarios de los y las docentes del Mariano Acosta “para transferirles a los adultos responsables el costo laboral que implicó tener cerrada la escuela el día lunes 26 de septiembre”. En el caso de ese colegio, se trata de 1.503.006,55 pesos en concepto. En el texto, la ministra pide que “se inicien las acciones legales correspondientes contra los adultos que resulten responsables, a los fines de reclamar el daño patrimonial producido”.

La mayor demanda es ser recibidos por la ministra Acuña para debatir el presupuesto 2023, las prácticas laborales obligatorias no rentadas, para que se dupliquen las viandas, se realicen mejoras edilicias y se aplique de manera efectiva la Educación Sexual Integral. “En cuanto a infraestructura, acá, por ejemplo, tenemos un vidrio que es ilegal, no puede usarse en la escuela porque es un peligro y todos los días hacen y no responden. Las viandas son pocas y de mala calidad”, comentó Hunglinger. En julio de este año, elDiarioAR dio cuenta del reclamo de la comunidad educativa sobre el déficit en las viandas y también de las licitaciones a precios menores de los que se pagan actualmente. 

La ministra Acuña responsabilizó a los gremios de las tomas y dijo que están relacionadas “con lo que el sindicato UTE y el kirchnerismo viene haciendo”. “Estamos denunciando penalmente a las familias que están autorizando e ingresando con sus hijos a las escuelas que se tomaron. Hay menores de edad en un edificio público con adultos que desconocemos. Esto es responsabilidad de las familias que autorizan a sus hijos a estar ahí. En el 2018 hubo 40 familias que fueron procesadas en la justicia porque esto es un delito”, agregó.

Desde el alumnado calificaron la decisión como una persecución política que se engloba dentro de otras acciones. “Acá, en el Mariano Acosta, comenzó el viernes cuando un hombre entró a cortar la luz. Ayer vino un cuerpo de policías a querer llevarse detenido a un padre. Pero las amenazas para padres, alumnos y directivos ya empezaron”, agregó  Hunglinger. El lunes, el vice rector, Julio Pasquarelli, del colegio afirmó públicamente que fueron amedrentados:  “En este momento hay un cuerpo directivo amenazado. Situaciones difíciles. Me han amenazado, y a familiares de estudiantes que están en la toma. Si ven algunos diarios, van a encontrar que hay varios títulos sobre mensajes amenazantes”,

Ante este escenario, entre las instituciones que anunciaron el pernocte están la Escuela Normal Superior en Lenguas Vivas Nº 1 “Roque Sáenz Peña”, la Escuela Julio Cortázar, la Escuela de Teatro Niní Marshall, el colegio Luis Pasteur, la escuela Normal Superior N° 8, la Escuela de Educación Media N°7 “María Claudia Falcone” y las Escuelas de Danzas N° 1 y 2.

CDB

Estudiantes de más de diez escuelas de la Ciudad de Buenos Aires harán un “pernoctazo” esta noche para sumarse al reclamo sobre viandas, pasantías y mejores condiciones edilicias, entre otros. Si bien en la Escuela Normal Superior Mariano Acosta levantaron la medida, en otros siete continúan con las tomas de los edificios. Mientras tanto, el Ministerio de Educación porteño les reclamará 1,5 millones de pesos a los padres de los alumnos y alumnas del Mariano Acosta por el costo laboral que implicó tener cerrada la escuela el día lunes pasado.

“Le vamos a hacer frente al miedo que quieren instalar, no van a avanzar, no vamos a retroceder”, le dijo la secretaria general del Centro de Estudiantes de la Escuela Julio Cortazar, Luana Pereyra a elDiarioAR. La asamblea decidió comenzar un pernocte desde las 18 horas, cuando termina el último turno, y realizar una toma de un día para el miércoles 28. Rechazaron la decisión de la ministra de Educación, Soledad Acuña, de denunciar a los padres y madres y advirtieron que seguirán con el plan de lucha hasta que los atienda. “Es una amenaza para nuestros viejos  y la solución no puede ser esa”, agregó.