Luego de cuatro días, se levantó la toma del colegio Mariano Acosta

elDiarioAR

0

Los estudiantes del colegio Mariano Acosta de la Ciudad de Buenos Aires levantaron la toma del establecimiento en el inicio de este martes. La medida había comenzado el pasado viernes, en reclamo de viandas y mejoras edilicias.

Se extienden las tomas en las escuelas públicas porteñas: reclamo por viandas y contra prácticas laborales obligatorias

Saber más

Ayer, la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, confirmó que se realizaron denuncias penales a los padres de los alumnos que realizaron la medida de fuerza.

En ese sentido, los estudiantes aseguraron que se vieron condicionados por las medidas tomadas por el Gobierno de la Ciudad y denunciaron una “persecución política de parte de los medios”.

“Termina esto y entro a clases”, confirmó a la prensa Carla, una de las estudiantes que formó parte de la toma. Además, sostuvo que seguirán “levantando la bandera de la lucha porque los sueños de los pibes no se van a negociar”.

En el mismo sentido, la adolescente confirmó que seguirán con las protestas para las mejoras en las viandas: “Todos los días dan sanguchitos de jamón y queso, o solo queso, y no cumplen con el valor nutricional como nosotros esperamos”, explicó.

“Hay veces que los pibes tienen la única comida en el colegio y no está bueno que todos los días sea la misma y que no llene. Que muchas veces vengan en condiciones nefastas, vencidas o putrefactas... Pedimos por favor que aumenten la cantidad porque no llegan ni siquiera para la mitad del estudiantado”, señaló.

Además, remarcó que siguen en contacto con el resto de las instituciones que mantienen la ocupación, aunque se espera que en las próximas horas también se adhieran al levantamiento.

La protesta empezó en el colegio Mariano Acosta y se sumaron la Escuela Normal Superior en Lenguas Vivas “Sofía Broquen de Spangenberg”, la Escuela N°1 de Cerámica, el colegio Mariano Moreno, el Instituto de Educación Superior “Juan Ramón Fernández”, Escuela Federico García Lorca, Lengüitas, el Liceo 5 Pascual Guaglianone, la Escuela Osvaldo Pugliese, el Normal 8 y la Julio Cortázar.

Ante las protestas de los estudiantes, desde el Gobierno de la Ciudad aseguraron que el colegio Mariano Acosta no tiene problemas edilicios y que la comida es entregada en forma. “El edificio tiene el mantenimiento que corresponde y las viandas las recibieron y reciben en este nivel todos los que cumplen con los requisitos”, aseguró Acuña en diálogo con TN.

De parte de los alumnos aseguraron que no fueron escuchados por el ministerio; sin embargo, la funcionaria aclaró que “no hubo reclamos previos”. “Pasaron de 0 a 100 en una sola semana. No hubo ni una instancia de pedido de diálogo, pasaron directamente a asambleas para tomar la escuela y eso es una medida violenta que vulnera el derecho a la educación del resto de los chicos y chicas” del establecimiento.

Las autoridades de la Ciudad de Buenos Aires denunciaron penalmente este lunes a los padres de los alumnos que tomaron los colegios. “Los adultos responsables de aquellos alumnos que participan de las tomas deberán responder por los daños que pudieran sufrir los estudiantes y los bienes escolares”, aseguró la ministra.

Además, el gobierno porteño confirmó que prepara una demanda civil para transferirles el costo correspondiente al pago de los sueldos a docentes y no docentes por cada día sin clases debido a la toma de la escuela.

“Hay menores de edad en un edificio público con adultos que desconocemos. Esto es responsabilidad de las familias que autorizan a sus hijos a estar ahí. En el 2018 hubo 40 familias que fueron procesadas en la justicia porque esto es un delito”, sostuvo Acuña.

NB

Los estudiantes del colegio Mariano Acosta de la Ciudad de Buenos Aires levantaron la toma del establecimiento en el inicio de este martes. La medida había comenzado el pasado viernes, en reclamo de viandas y mejoras edilicias.

Se extienden las tomas en las escuelas públicas porteñas: reclamo por viandas y contra prácticas laborales obligatorias

Saber más

Ayer, la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, confirmó que se realizaron denuncias penales a los padres de los alumnos que realizaron la medida de fuerza.

En ese sentido, los estudiantes aseguraron que se vieron condicionados por las medidas tomadas por el Gobierno de la Ciudad y denunciaron una “persecución política de parte de los medios”.

“Termina esto y entro a clases”, confirmó a la prensa Carla, una de las estudiantes que formó parte de la toma. Además, sostuvo que seguirán “levantando la bandera de la lucha porque los sueños de los pibes no se van a negociar”.

En el mismo sentido, la adolescente confirmó que seguirán con las protestas para las mejoras en las viandas: “Todos los días dan sanguchitos de jamón y queso, o solo queso, y no cumplen con el valor nutricional como nosotros esperamos”, explicó.

“Hay veces que los pibes tienen la única comida en el colegio y no está bueno que todos los días sea la misma y que no llene. Que muchas veces vengan en condiciones nefastas, vencidas o putrefactas... Pedimos por favor que aumenten la cantidad porque no llegan ni siquiera para la mitad del estudiantado”, señaló.

Además, remarcó que siguen en contacto con el resto de las instituciones que mantienen la ocupación, aunque se espera que en las próximas horas también se adhieran al levantamiento.

La protesta empezó en el colegio Mariano Acosta y se sumaron la Escuela Normal Superior en Lenguas Vivas “Sofía Broquen de Spangenberg”, la Escuela N°1 de Cerámica, el colegio Mariano Moreno, el Instituto de Educación Superior “Juan Ramón Fernández”, Escuela Federico García Lorca, Lengüitas, el Liceo 5 Pascual Guaglianone, la Escuela Osvaldo Pugliese, el Normal 8 y la Julio Cortázar.

Ante las protestas de los estudiantes, desde el Gobierno de la Ciudad aseguraron que el colegio Mariano Acosta no tiene problemas edilicios y que la comida es entregada en forma. “El edificio tiene el mantenimiento que corresponde y las viandas las recibieron y reciben en este nivel todos los que cumplen con los requisitos”, aseguró Acuña en diálogo con TN.

De parte de los alumnos aseguraron que no fueron escuchados por el ministerio; sin embargo, la funcionaria aclaró que “no hubo reclamos previos”. “Pasaron de 0 a 100 en una sola semana. No hubo ni una instancia de pedido de diálogo, pasaron directamente a asambleas para tomar la escuela y eso es una medida violenta que vulnera el derecho a la educación del resto de los chicos y chicas” del establecimiento.

Las autoridades de la Ciudad de Buenos Aires denunciaron penalmente este lunes a los padres de los alumnos que tomaron los colegios. “Los adultos responsables de aquellos alumnos que participan de las tomas deberán responder por los daños que pudieran sufrir los estudiantes y los bienes escolares”, aseguró la ministra.

Además, el gobierno porteño confirmó que prepara una demanda civil para transferirles el costo correspondiente al pago de los sueldos a docentes y no docentes por cada día sin clases debido a la toma de la escuela.

“Hay menores de edad en un edificio público con adultos que desconocemos. Esto es responsabilidad de las familias que autorizan a sus hijos a estar ahí. En el 2018 hubo 40 familias que fueron procesadas en la justicia porque esto es un delito”, sostuvo Acuña.

NB

Los estudiantes del colegio Mariano Acosta de la Ciudad de Buenos Aires levantaron la toma del establecimiento en el inicio de este martes. La medida había comenzado el pasado viernes, en reclamo de viandas y mejoras edilicias.

Se extienden las tomas en las escuelas públicas porteñas: reclamo por viandas y contra prácticas laborales obligatorias

Saber más

Ayer, la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, confirmó que se realizaron denuncias penales a los padres de los alumnos que realizaron la medida de fuerza.