Cinco series con perspectiva de género que hay que ver

Cinco series con perspectiva de género imperdibles

elDiarioAR

0

Con temáticas tan diversas como las tareas domésticas y la maternidad sola, la educación sexual integral, la vida profesional, los abusos sexuales, y la amistad y los desamores; distintas series que aparecieron en los últimos tiempos están atravesadas por la perspectiva de género y llevan protagonistas mujeres a la pantalla.

Tanto desde el humor como desde el drama, estas producciones narran historias que reflejan con crudeza realidades que se viven en la cotidianidad. Cabe destacar que, además, en su mayoría sus creadoras son mujeres.

Las cosas por limpiar

Es de las más recientes y se estrenó en Netflix Argentina el 1° de octubre. Narra la historia de una madre que sale de una relación abusiva y debe afrontar la vida sola para criar a su hija. En busca de dinero para poder sostenerse, empieza a trabajar en tareas de limpieza y se enfrenta a situaciones de violencia y a la pobreza.

Está protagonizada por Margaret Qualley y su directora es Molly Smith Metzler. La serie, que se convirtió en un éxito a los días de llegar a la plataforma de streaming y se ubicó entre las más vistas, está basada en un libro que también rompió récords. “Maid: Hard Work, Low Pay, and a Mother’s Will to Survive” (Mucama: Trabajo duro, salario bajo y la voluntad de una madre de sobrevivir) es un best seller de Stephanie Land, la mujer en que se inspira la ficción y que narró allí sus memorias.

Está compuesta por diez episodios de aproximadamente 50 minutos cada uno.

Sex Education

Fue de las primeras en romper tabúes y llevar problemáticas de Educación Sexual Integral a la pantalla. Ya desde su primera temporada, que se había estrenado en 2019, fue un éxito y la tercera temporada, que llegó el 17 de septiembre, no fue la excepción.

Haciéndose eco de las dudas y reclamos de los más jóvenes, incorporaron temáticas nunca antes tratadas en televisión, y con una perspectiva muy comprometida. En estos nuevos capítulos aparecen otras identidades de género –como la no binaria-, la masculinidad hegemónica, la maternidad en la adultez, la sexualidad en personas con discapacidad, entre otras. Además, no deja afuera los tópicos que ya había tratado anteriormente como el placer femenino, el aborto, la sororidad y la ESI en las escuelas.

También fue creada por una mujer, Laurie Nunn. La tercera temporada tiene ocho capítulos que duran aproximadamente una hora cada uno. Y hay buenas noticias para los fans: Netflix confirmó que habrá una cuarta.

Gambito de dama

Única mujer en su rubro, la ajedrecista Beth Harmon (interpretada por Anya Taylor – Joy) tiene que enfrentarse al mundo machista del ajedrez en una época en la que todo era aún más patriarcal que hoy, 1960.

Con una dura historia de vida, esta niña huérfana que pasa su infancia en un orfanato y de adulta cae en las drogas y el alcohol, hace de su pasión su profesión y recorre un difícil camino para transformarse en una de las mujeres más importantes del ajedrez.

Tanto en las escenas como en los guiones se dejan ver los actos de misoginia que tiene que atravesar para poder consagrarse. Por ejemplo, la protagonista narra que no le permitían ser competitiva por ser mujer.

De las recomendadas, es la única que fue creada por un hombre, Scott Frank, que ganó varios premios por esta miniserie de 7 episodios.

Inconcebible

Basada en “An Unbelievable Story of Rape”, un artículo periodístico de T. Christian Miller y Ken Armstrong ganador de un premio Pulitzer, Inconcebible (Unbelievable en inglés) cuenta cómo se llevó a cabo una investigación sobre una serie de abusos sexuales en Estados Unidos con un foco claro: mostrar la diferencia que hay cuando se tiene o no perspectiva de género en casos como este.

Descreer de la víctima, aislarla socialmente luego de una violación, hacerla repetir detalles escabrosos durante el juicio para ponerla en jaque. La miniserie replica con crudeza lo que tienen que pasar en la realidad una gran parte de mujeres que sufren abusos sexuales.

Con una mirada feminista presente en todos los elementos de la ficción, aparecen dos mujeres detectives que exponen cómo las negligencias del sistema judicial contribuyen con los violadores. En contraposición, ellas hacen su tarea con empatía y movilizadas por la bronca de esas injusticias.

La miniserie fue creada por Susannah Grant y tiene ocho capítulos de alrededor de 45 minutos cada uno.

Fleabag

Es la única de las mencionadas que no se encuentra en Netflix, sino en Amazon Prime Video. Además, más allá de que tiene un trasfondo dramático y la guionista parte de una situación muy angustiante, está teñida por el humor.

Su creadora es Phoebe Waller-Bridge, una reconocida actriz y guionista con militancia feminista que también protagoniza la serie. Dueña de un humor muy particular e irreverente, atrapa con sus guiños a la audiencia. Sus dos temporadas de seis episodios cada una, con una duración de 25 minutos, retratan la historia de una mujer joven de clase media con todos sus problemas, amores y desamores, amistades, angustias, relaciones familiares y conflictos internos. 

MGF

Etiquetas
stats