Arte y pornografía

El museo del Louvre y la Galería Uffizi contra el principal portal porno: “Con la Venus, no”

La Cicciolina encarna a la Venus de Botticelli.

elDiarioAR

0

¿Qué hace la Cicciolina envuelta en un catsuit que imita el color de su piel -y por ende, la pretende desnuda- y parada sobre una concha marina proporcional a su estatura y de utilería? La respuesta es: publicidad.

La italiana Ilona Staller, ex política y ex estrella global del porno, es la protagonista de la campaña Classic Nudes (“Desnudos clásicos) de Pornhub, el sitio de pornografía más grande del mundo. Su personificación de la Venus de Sandro Botticelli es parte de la apuesta de marketing que Pornhub ideó para dar a conocer un nuevo portal web y una aplicación. Pero a varios museos de los que juegan en la liga de pesos pesados de la cultura global no les gusta esto. Y están dispuestos a litigar ante la Justicia.

“Una parte del mejor porno no está en Pornhub, sólo puede ser encontrado en un museo”, dice Pornhub en su campaña Classic Nudes: es una especie de “guía interactiva” para recorrer desnudos artísticos alojados en algunos de los museos más importantes del mundo. La Galería Uffizi, que alberga El nacimiento de Venus, de Botticelli, y que es la pinacoteca más importante de Italia, ya inició su demanda contra el portal web, según confirma el sitio especializado Artnet. No están solos en el litigio: nada menos que el Louvre también se presentó ante la Justicia. Ambas instituciones argumentan que se trata de un uso “no autorizado” de algunas de sus obras maestras.

Botticelli no es el único artista cuya obra está ¿citada? en el recorrido de Pornhub. Tiziano, Cézanne, Rembrandt y Goya -con una de sus majas, al lector le queda adivinar cuál de las dos- también son parte de una guía que le promete al usuario llevarlo “directamente a las cosas buenas” y “más allá de las pinturas mojigatas”, es decir, con gente vestida. Para poner blanco sobre negro: “Las meninas”, de Velázquez, una obra mojigata; “El origen del mundo”, de Gustave Courbet, parte de lo bueno.

En el recorrido virtual, el usuario puede seleccionar alguna obra y ver su recreación pornográfica a cargo de actrices y actores especializados. A la vez, la estrella y directora porno Asa Akira es la que narra en clave sexual lo que se ve en las pinturas.

“Es hora de deshacerse de las aburridas grabaciones para autogestionarse la visita guiada y disfrutar conmigo de cada pincelada de estas obras maestras eróticas”, instó Akira en un comunicado emitido luego de que se desatara la polémica por el uso de las pinturas en el tour erótico.

Desde la Galería Uffizi se encargaron de remarcar en sucesivas declaraciones a la prensa que en Italia las leyes que regulan el patrimonio cultural establecen que para usar obras de un museo con fines comerciales se debe tener el permiso de ese museo, que a la vez establece una tarifa y establece los métodos de ese uso. Según publicó The Daily Beast, un vocero del Louvre aseguró: “Pornhub tuvo noticias de nuestros abogados, esperamos que las obras sean retiradas de inmediato”.

La National Gallery de Londres, El Prado, de Madrid, y el Metropolitan Museum, de Nueva York, por ahora no seguirían los pasos de las instituciones que ya se presentaron a la Justicia.

Pornhub viene de estar en el ojo de la tormenta a través de acusaciones menos simbólicas y más carnales: el sitio fue señalado por The New York Times como un espacio en el que se alojan videos de violaciones y abuso infantil de los que la firma obtiene rédito económico.

BJ

Etiquetas