El empresariado teme más corrida cambiaria y el sindicalismo pide más redistribución del ingreso

El dólar blue batió un récord esta semana.

Entre los empresarios y los operadores del mercado financiero vaticinan que si el cambio de ministro de Economía no les gusta, el dólar paralelo continuará con la corrida ascendente de las últimas tres semanas. En tanto, en la Confederación General del Trabajo (CGT) consideran que el sucesor de Martín Guzmán deberá ocuparse de empezar a redistribuir el ingreso. Los deseos de unos y otros no pueden ser más contradictorios.

Guzmán se va creyendo que la gestión cristinista de Energía operó en su contra

Guzmán se va creyendo que la gestión cristinista de Energía operó en su contra

Lo que está claro es que Alberto Fernández puede perder el control del Ministerio de Economía y su debilidad aumenta cuando aún le falta por delante un año y un mes para las primarias presidenciales. El jefe de Estado había atado su suerte a la de Guzmán y ahora se ve amenazado para tercerizar el Palacio de Hacienda para garantizar que terminará su mandato: o se lo entrega a alguien del jefe de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, o a un ladero de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. Puede que ya no haya más ministro de Economía albertista y si lo hay, si va una Cecilia Todesca Bocco en lugar de Guzmán, corre el riesgo de carecer de suficiente poder y respaldo como su antecesor.

“Está todo muy mal”, meditaba uno de los empresarios que integran el Grupo de los Seis, que abarca a la industria, el campo, el comercio, la construcción, la banca y el mundo bursátil. “La renuncia de Guzmán es consecuencia de la presión de Cristina, del desastre económico, de lo mal que está el Presidente. Esto podía pasar en cualquier momento. La pregunta es cómo sigue el Gobierno, porque sin un poder político firme podés traer al número uno de la economía pero va a fracasar. Para arreglar la economía necesitás un presidente fuerte. Acá el principal problema es la cabeza. Una cosa es poner de jefe de Gabinete a un tipo con poder político propio como Massa, que daría relativa confianza, y otra cosa es que Cristina ponga a Augusto Costa o a Roberto Feletti, con los que el el dólar paralelo a 250 pesos queda barato, se va a 400. Pero si agarra Sergio, tiene que agarrar todo”, especula el hombre de negocios.

“La fragilidad institucional de nuestro país es preocupante, los ministros entran y salen pero los problemas de los productores siguen sin resolverse”, opinó otro de los integrantes del G6, Nicolás Pino, presidente de la Sociedad Rural. “La coalición gobernante ha generado una crisis política que aumenta la incertidumbre en una oportunidad que nos está dando el mundo”, añadió Pino, que junto con los demás miembros de la Mesa de Enlace convocó a un cese de comercialización de granos y carnes el 13 de julio por la falta de gasoil y contra las retenciones.

Otro poderoso empresario que prefiere el anonimato aboga por Massa, con Martín Redrado y Emmanuel Álvarez Agis en el equipo económico. “Si Alberto pacta con Massa, van a ser dos de las tres patas del Frente de Todos del mismo lado y Cristina va a tener que ser más cautelosa para evitar una ruptura”, especula el ejecutivo, pero se sabe que el establishment opera en política, pero muchas veces especula más de lo que realmente sabe de la materia. El citado empresario confía en que el dólar paralelo podrá controlarse si Fernández acierta en los pasos por seguir.

“Es una lucha de egos que no tiene sentido”, lamenta un dirigente de la Unión Industrial Argentina (UIA), y apunta contra la especulación financiera, que en las últimas tres semanas derrumbó los bonos en pesos y elevó el dólar paralelo: “Hay que desensillar hasta que aclare. Pero es insostenible la cantidad de operaciones financieras. Como lo ven débil a Alberto, siguen avanzando. No tienen límites. También se lo hicieron a (Mauricio) Macri”.

Integrante del Consejo Directivo de la CGT, el gremialista docente Sergio Romero, pide un ministro de Economía que cambie el rumbo. “La economía estaba siendo cuestionada por todos. Tiene que venir un proceso con mayor distribución de la riqueza, hay gente con necesidades muy profundas, trabajadores pobres. Creo que la renuncia de Guzmán es tardía, pero oportuna. Había cumplido su ciclo. El próximo ministro debe ser acordado por la coalición, aunque el poder de decisión sea del Presidente. Si no, será un fracaso nuevamente”, opina Romero, líder de la Unión Docentes Argentinos (UDA).

En el mercado financiero esperan a saber quién reemplaza a Guzmán antes de predecir el valor del dólar paralelo de este lunes. “Salvo que salga un nombre pro mercado como reemplazo antes del lunes, que es algo difícil, casi imposible, el mercado debería abrir para abajo y luego moverse de acuerdo con las novedades que vayan surgiendo”, opina Pablo Bachur, de Tomar Inversiones. Otro colega, Mauro Mazza, de Bull Market Brokers, formula su vaticinio: “Esto arranca con el contado con liqui 5 o 6% arriba y con el correr del día (el presidente del Banco Central, Miguel) Pesce lo deja en 2 o 3 y le siga dando murra el martes, sobre todo después del feriado del lunes en Estados Unidos. Muy feo seguramente estará el Rofex (mercado de futuro del dólar) y muy demandados los bonos dollar linked (que ajustan por la cotización de la moneda norteamericana). Seguramente siga el desarme un poco más en títulos CER (en pesos, que ajustan por inflación), pero el dólar oficial estará muy tranqui. El lunes, con el mercado de Estados Unidos cerrado, estará la prueba de fuego de si son de afuera quienes operaron contra Guzmán o si fue verdad que bancos vinculados a Massa fueron los que reventaron todo esto”. El jefe de Diputados siempre ha mantenido una excelente relación con el Macro, la entidad de los Brito y de Delfín Carballo.

“Es muy temprano para estimar una reacción del mercado: recién vamos a poder pensar qué pasa el lunes cuando sepamos quién va a ser el próximo ministro y cuánto consenso político tenga su plan”, opina Juan Manuel Pazos, de TPCG Valores. Otros tres operadores financieros coinciden en que la reacción del mercado dependerá de cómo se reacomoda el Gobierno, no sólo el Ministerio de Economía. Uno de ellos agrega: “A priori es una mala señal que haya sido tan rápida la salida de Guzmán y que muchos de los candidatos que se rumorean sean menos apreciados por el mercado”. “La primera reacción es negativa”, añade otro broker.

AR

Etiquetas
stats