Por la inflación, supermercados europeos también van por una canasta de “precios cuidados”

Supermercados europeos impulsan voluntariamente canastas de bienes básicos a precios recortados

0

Para combatir la inflación de alimentos que se disparó por el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, los grandes supermercados de Europa están instrumentando voluntariamente una herramienta que en la Argentina no es ninguna novedad: las canastas de bienes básicos a precios congelados. 

Según reportó la agencia Reuters, la cadena minorista E.Lecrerc, la más grande de Francia en términos de participación de mercado, anunció este martes que identificará los 120 artículos que más compran sus clientes –incluidos papel higiénico, jabón, arroz y pastas secas– y creará un “escudo” para garantizar su precio desde el 4 de mayo hasta julio.

El empresario Michel-Edouard Leclerc precisó en una entrevista con la radio Franceinfo que el aumento de precio registrado en sus góndolas fue de entre el 6% y el 20% interanual en abril, según el producto. La pasta, por ejemplo, escaló 20% al igual que algunas marcas de café y chocolate.  

Un portavoz de la asociación europea de comercio minorista y mayorista EuroCommerce, que representa a más de 95 compañías como Carrefour, Lidl y Marks & Spencer, aseguró que “todas” están “buscando topes y recortes de precios de alguna forma”. La discusión central se da entre los supermercados y los fabricantes de los productos, que pretenden no perder (e incluso recomponer) márgenes de ganancia. 

La Oficina Europea de Estadística, más conocida como Eurostat, informó el viernes pasado que la inflación de alimentos, alcohol y tabaco en la zona euro fue de 6,4% en abril en comparación con el mismo mes de 2021, más que el 5% que había registrado en marzo. Esto se suma a la escalada que también sufren los europeos en el costo de la energía. 

En marzo los gobiernos europeos, algunos de los cuales se enfrentan a elecciones este año, gastaron miles de millones de euros para proteger a los hogares de los costos de energía, según afirma la agencia de noticias. Sin embargo, no se anticipa que den una ayuda similar para los alimentos. Por eso los comercios toman sus propias iniciativas, en un intento por competir por los clientes preocupados por ahorrar. 

El CEO del grupo británico de supermercados Sainsbury 's dijo a la prensa que  los compradores están “observando cada centavo”. En Gran Bretaña, el aumento de los precios causó la mayor reducción de los ingresos de los hogares desde al menos la década de 1950. En este marco, supermercados británicos como Asda y Morrisons decidieron reducir los precios de los artículos esenciales. “Buscarán recuperar parte del impacto de los recortes de precios en duras negociaciones con las empresas de producción de alimentos”, informó Reuters. 

En este contexto, también se observó que los productos de primera marca están perdiendo participación de mercado frente a los productos más baratos de las marcas propias de los supermercados. 

“Observamos mayores ventas en todas nuestras marcas y en todas las categorías”, dijo Rolf Buyle, director general de compras internacionales de ALDI Nord, un supermercado de bajo costo que podría asimilarse en la Argentina a Día. “En este momento tenemos especialmente efectos de acumulación en nuestra categoría de despensa, como aceite, pasta, arroz, conservas y harina”, añadió. 

DT

Etiquetas
stats