Las jubilaciones subirán 15,5% en septiembre y habrá tres bonos de $7.000 para los haberes mínimos

Sergio Massa y Fernanda Raverta

elDiarioAR


0

El ministro de Economía, Sergio Massa, junto a la directora de la Anses, Fernanda Raverta, anunciaron este miércoles el aumento que les corresponde por ley a los jubilados y jubiladas para septiembre, que será del 15,53%. Sobre ese porcentaje, informaron que se otorgará tres bonos mensuales de hasta $7.000, que reforzarán los haberes hasta el nuevo ajuste de haberes, previsto para diciembre. 

El refuerzo mensual alcanzará a 6,1 millones de personas (casi el 85% de las jubilaciones). Será de $7.000 para quienes cobren el haber mínimo e irá decreciendo progresivamente hasta los $4.000 para quienes tengan ingresos de hasta dos haberes mínimos.

Incluyendo ambos conceptos --la jubilación derivada de la ley de movilidad y el refuerzo-- a partir de septiembre la jubilación mínima pasará de $37.525 a $50.353 (la mitad del valor de la canasta básica familiar) y las dos jubilaciones mínimas, de $75.050 a $90.705. “Aumentará así en lo que va del año un 73,3%, creciendo un 7,9 puntos por encima de la inflación”, informó el Gobierno en un comunicado. Sin embargo, sin el bono extra, la fórmula de movilidad lleva la mínima a $43.353 y habría arrojado un aumento inferior a la suba de precios.  

“Estamos dando un paso más para proteger a los jubilados y las jubiladas. Con esta medida, acompañamos a quienes más lo necesitan y lo hacemos manteniendo el orden en las cuentas por el incremento de la recaudación que representa el adelanto de Ganancias”, dijo Massa. 

“A partir de septiembre, ninguna jubilación quedará por debajo de los $50.000. Con este anuncio, además, garantizamos previsibilidad para lo que resta del año y continuamos protegiendo los ingresos de las familias argentinas”, señaló Raverta.

El de septiembre es el tercer aumento del año. Dado que la ley manda cuatro ajustes trimestrales, el próximo será en diciembre. El porcentaje surge de la fórmula de movilidad, que contempla en partes iguales la evolución de los salarios y de la recaudación tributaria y no incluye ninguna garantía que asegure que el aumento previsional no quede por debajo de la suba de precios.

Por eso desde el momento del debut de esta fórmula, en 2021, se acompañó con bonos para evitar la pérdida del poder adquisitivo de los retirados, al menos para los escalafones más bajos. Este año hubo un “refuerzo de ingresos” de $18.000, que se pagaron en dos cuotas: $6.000 en abril y $12.000 en mayo. 

El aumento de la fórmula impacta no solo en los jubilados y la pensión universal al adulto mayor (PUAM), sino también en la Asignación Universal por Hijo (AUH) y las pensiones no contributivas. Con el nuevo aumento, la AUH pasará a ser de $8.471 en septiembre.

MT  

Etiquetas
stats