Martín Guzmán en Idea: “Tenemos claro que no vamos a hacer ningún salto devaluatorio”

Martín Guzmán participó, con una entrevista grabada antes de su viaje, en el Coloquio Idea

0

El ministro de Economía, Martín Guzmán, participó hoy de la jornada de apertura del Coloquio Idea, donde ratificó la confianza del Gobierno en su esquema de política cambiaria, defendió —contra algunas voces internas al Frente de Todos— el sendero de la reducción del déficit y aseguró que no habrá un salto devaluatorio luego de las elecciones. 

En una una entrevista grabada en el Ministerio de Economía antes de su viaje a Estados Unidos, donde ayer se reunió con la Directora Gerenta del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, Guzmán dijo que la “estabilidad macroeconómica es la condición central para que en la Argentina haya generación de empleo privado”, una demanda que Idea puso en el centro de su agenda. De hecho, el economista de la organización Santiago Bulat introdujo la entrevista del ministro con una exposición en la que resaltó que desde 2008, año en que se registró el pico de asalariados privados como porcentaje de la población en edad de trabajar, el empleo privado comenzó a declinar y actualmente solo dos de cada diez personas en edad de trabajar tienen empleo registrado privado. “El problema más acuciante de la Argentina es la falta de generación de empleo", aseguró Bulat.

Si bien aclaró que no considera una vía posible “recortar derechos”, Guzmán señaló que “la organización del trabajo tiene que ir evolucionando”, en línea con uno de los reclamos de la entidad empresaria, que en su jornada se refirió a convenios colectivos de trabajo de más de 50 años, que regulan actividades que no existían cuando fueron redactados. En el mismo sentido, Guzmán le aseguró a José del Río, periodista a cargo de la entrevista, que “la prohibición de despidos es algo coyuntural, transitorio y no permanente”; una política pensada para un momento en el que se buscaba evitar la destrucción masiva de empleo. 

Consultado por el cepo, el ministro dijo que “hoy los controles cambiarios son de naturaleza defensiva”, porque apuntan a evitar una salida repentina de los capitales especulativos que ingresaron a la Argentina a partir de fines de 2015, pero reconoció que la medida tiene un “costo”: genera problemas para el ingreso de inversiones en la economía real. Por eso, aseguró que se trabaja para construir condiciones que permitan ir hacia un esquema “macroprudencial”. 

De todos modos, Guzmán consideró que “hoy hay una política cambiaria consistente” que busca evitar un desfase entre la evolución de las importaciones y las exportaciones o, en términos más generales, entre el ingreso y salida de divisas para evitar que el país “choque con saltos abruptos del tipo de cambios”.  El funcionario reconoció que los niveles altos de brecha entre tipo de cambio oficial y paralelos (que ubicó en torno al 70%) genera expectativas de devaluación, pero desmintió esa posibilidad. “Hoy tenemos claro que no vamos a hacer ningún salto devaluatorio. La política cambiaria va a seguir como la definimos”, apuntó. 

Sobre la inflación, el ministro dijo que es un fenómeno de “múltiples causas” y que no alcanza con reducir la emisión monetaria para domarla. “Ese esquema fue el que prevaleció en la gestión anterior y la inflación terminó en 54% anual”, sostuvo. Aseguró que es importante que se mantenga un sendero de reducción del déficit fiscal al tiempo que el Estado sostiene un rol expansivo, porque esto implica depender menos de la emisión y del endeudamiento. 

Guzmán, que se encuentra en Estados Unidos para avanzar con las negociaciones con el FMI, dijo que “hay que resolver” el problema del endeudamiento externo. “Cuanto más deuda en dólares ,menos posibilidad de crecimiento y más inflación”, señaló.

DT

Etiquetas
stats