Riesgo en la provisión de garrafas y exportaciones que no llegan al puerto: el efecto de la escasez de gasoil en 19 provincias

YPF aumentó la importación de gasoil, pero el déficit en el abastecimiento se mantiene

Pese a que una semana atrás el Gobierno anticipó que la situación comenzaría a normalizarse, continúa la escasez de gasoil en 19 provincias del país y genera problemas en distintos frentes. A los retrasos en las tareas agrícolas de productores de la zona centro y norte -lo que impacta, a su vez, el mercado de exportación- se suma el riesgo de desabastecimiento de ciertos bienes básicos que dependen del transporte terrestre. 

En plena época de bajas temperaturas, las garrafas son uno de los bienes cuya provisión peligra. Pedro Cascales, presidente de la Cámara de Empresas Argentinas de Gas Licuado (CEGLA), dijo a elDiarioAR que “el sistema está operando al límite” y podrían faltar garrafas en el norte, donde hay cuatro provincias que dependen “casi exclusivamente” del este tipo de combustible por la falta de infraestructura de red de gas: Chaco, Corrientes, Formosa y Misiones. 

“Las cargas que llevan el gas licuado de petróleo para llenar las garrafas y los tanques de granel provienen de la zona de Buenos Aires o Bahía Blanca. Las distancias son muy largas, entre 2.000 y 3.000 kilómetros ida y vuelta, y estamos pidiendo que se normalice la situación del gasoil a los precios acordados de manera urgente, porque el sistema está operando al límite”, apuntó. 

Cascales señaló que cuando se logra conseguir gasoil “está a precios muy elevados, en el orden de los $230 por litro”. Según detalló, el gas licuado de petróleo es un energético que abastece al 40% de la población argentina. “Es muy usado en hogares, industrias, comercios y economías regionales”, dijo, y aclaró que es de fabricación nacional e incluso se exporta a países limítrofes. 

Según un relevamiento que mantiene actualizado la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (FAEEAC), 19 de las 24 jurisdicciones del país tienen “bajo o nulo” suministro de gasoil en las estaciones de servicio. Solo la zona patagónica no se encuentra afectada por la situación. 

“Actualmente estamos en el pico de demanda de gasoil del campo; estamos en plena cosecha de soja y maíz, que arranca en mayo y se extiende hasta mediados de junio. Después comienza inmediatamente la siembra de trigo. Por lo tanto, está toda la demanda para cosechar, transportar todos esos granos y después sembrar el trigo”, apuntó David Miazzo, economista jefe de la Fundación Agropecuaria para el desarrollo Argentino (FADA). 

El Centro de Agricultores Cañeros de Tucumán (CACTU) advirtió que, de no poder cosechar las plantaciones de caña del este provincial, más de un cuarto de la producción podría perderse dado que no se llegaría a recolectar el producto antes de las heladas de julio. El momento de escasez de gasoil para las máquinas coincide con cosechas clave como los cítricos, la yerba mate y el maíz y también con la etapa de siembra de otros cultivos. 

Alejandro Pegoraro, de la consultora Politikon Chaco, explicó que “buena parte de la cosecha de soja, sorgo y algodón está acopiada porque no tienen gasoil para  transportar al puerto”. Según precisó, un camión de Chaco al puerto de Rosario tiene 1.600 kilómetros de viaje entre ida y vuelta, mucho más que trasladar la cosecha desde la pampa húmeda. “Se estarían necesitando cerca de 50 millones de litros para mover la producción”, agregó. 

Es una situación que, más allá de los problemas que genera a nivel individual, es un golpe para las exportaciones a nivel nacional. “Que no salgan camiones al puerto por falta de combustible implica que no salgan hacia afuera y que las divisas que podrían entrar, no lo hagan. La producción que hoy está parada en el Chaco podrían generar ingresos por un total aproximado de US$1.500 millones”, añadió.  

Por la escasez de combustible gran parte de las estaciones de servicio trabajan con cupos de carga máxima. Según dijo el jefe de Gabinete, Juan Manzur, el Estado en un trabajo coordinado con el ministerio de seguridad y la gendarmería nacional fortalecería los  controles en pasos fronterizos, para evitar que la falta se profundice por usuarios de otros países que cruzan la frontera para aprovechar el tipo de cambio.

Según pudo saber este medio, YPF comenzará a implementar un sistema por el cual los autos livianos y el transporte pesado con patente extranjera solo podrán cargar Infinia Diesel a un precio de $240 por litro, que se vende en torno a los $170 para locales. Este operativo ya comenzó a implementarse en Mendoza y las provincias del Litoral y se suma a las medidas vigentes en las ciudades de zona de frontera. 

“Esta medida busca limitar la demanda inusualmente alta asociada con el consumo fronterizo y logístico, donde se registra un crecimiento que supera el 30% interanual en algunos puntos del país”, señalaron fuentes del sector.  

De acuerdo con un informe del Instituto Argentino de la Energía General Mosconi, en abril de 2022 las ventas de naftas y gasoil aumentaron 19,9% y 20,6% interanual, respectivamente. Durante los últimos 12 meses, las ventas de gasoil fueron 16,2% mayores respecto a igual periodo anterior, mientras que las ventas de nafta fueron 28,2% superiores. Sin embargo, la producción de gasoil y naftas, en el mismo periodo, aumentó por debajo de la demanda. 

En su paso por el Senado, la semana pasada, Manzur dijo que las principales refinerías de YPF, Axion, Shell y Puma “trabajan a pleno” y  que, además, se importará más para cubrir el cuello de botella. Según anticipó entonces, YPF duplicará la importación de gasoil -- pasará de los dos barcos importados en mayo a ingresar tres barcos en junio y cuatro en julio-- y también reforzarán la exportación el resto de las empresas refinadoras. “El conjunto de estas medidas generará una paulatina normalización del abastecimiento en todo el país”, prometió. 

Argentina hoy importa un 30% del gasoil que consume e YPF cubre el 55% de la demanda. Pero, según señalaron en la firma de bandera, en las últimas semanas la compañía de mayoría estatal se hizo cargo del 85% del aumento del consumo interno de este combustible. 

DT

Etiquetas
stats