Tarifas de agua: AYSA avanza con su propia segmentación y quitará subsidios a partir de noviembre

Los usuarios que vivan en zonas de valor alto se quedarán sin subsidios en noviembre

0

Mientras se esperan las precisiones que dará esta tarde la secretaría de Energía Flavia Royón sobre los aumentos en los servicios de electricidad y gas, Agua y Saneamientos Argentinos (AYSA) adelantó qué sucederá con las tarifas de agua. La reducción de los  subsidios comenzará en noviembre y se basará en un criterio geográfico que diferenciará zonas de valor “alto”, “medio” y “bajo”. 

Según pudo saber elDiarioAR de fuentes de la empresa que encabeza Malena Galmarini, los 250.000 hogares que ya tienen tarifa social no van a tener aumentos. Asimismo, se abrirá un “Registro para el mantenimiento del subsidio” para que los usuarios y usuarias que consideren que lo necesitan soliciten mantenerlo, independientemente del lugar en el que vivan. De ser concedido el pedido, se los asmiliará al esquema del segmento “bajo”. 

Para el resto de los usuarios residenciales, AYSA definió que habrá una segmentación geográfica; diferente a la segmentación basada en ingresos y consumo que impulsa el Gobierno Nacional. Para esto, se dividirá la zona que abarca AYSA --la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y 26 partidos del conurbano-- en zonas de valor alto, valor medio y valor bajo.

Se parte de un escenario en el que todas las boletas tienen un 60% de subsidio. Este porcentaje se modificará del siguiente modo, dependiendo de la zona donde esté localizado el usuario, ya sea un hogar o un baldío. 

  • Zona de valor alto (15% del universo total de usuarios): se quedan con 0% subsidio a partir de noviembre de 2022. Así, una factura promedio de $841 tendrá una escalada repentina de $1.260, lo que la llevará al orden de los $2.100. 
  • Zona de valor medio (el 27% de los usuarios): se le reduce el subsidio al 40% en noviembre, a 20% en enero y se quedan sin subsidio a partir de marzo de 2023. 
  • Zona de valor bajo (49% de los usuarios): se le reduce el subsidios a 45% en noviembre, a 30% en enero y se quedan con 15% a partir de marzo. Es decir, no se les elimina por completo la ayuda estatal.  

Para los usuarios no residenciales (9% del total de usuarios), sin importar zona, se les bajará el subsidio al 40% a partir de noviembre, al 20% en enero de 2023 y a 0% a partir de marzo del año próximo.

Este año se definió un aumento final de la tarifa de AYSA de 32% en dos cuotas. 20% desde el 1° de julio y otro 10% desde el 1° de octubre (incremento del 10%).

“Si bien la propuesta implica un incremento de los ingresos de la empresa, los mismos no resultan suficientes para el sostenimiento operativo del servicio. De este modo, el financiamiento de la prestación del servicio continuará requiriendo del esfuerzo compartido de usuarios y el Estado Nacional”, señalan en la empresa. 

La empresa también busca llamar la atención sobre el consumo consciente de agua. Según detalla, la Organización Mundial de la Salud considera que la cantidad adecuada de agua para consumo humano (beber, cocinar, higiene personal, lavado y limpieza del hogar) está entre 70 y 100 litros por habitante por día.

En la Argentina el consumo medio a nivel nacional es del orden de los 180 litros por habitante por día, casi duplicando el promedio recomendado por la OMS. Sin embargo, existen grandes diferencias regionales respecto del acceso a agua potable, con provincias que sufren escasez. 

En el área de AYSA, el consumo medio es de 325 litros por habitante por día. Por lo tanto, en promedio en una casa de una familia tipo ubicada en el área de AySA se usan unos 1.300 litros por día, muy por encima del promedio de la mayoría de los países. 

MT

Etiquetas
stats