YPF trabaja contra reloj para mejorar su oferta al grupo de bonistas que podría llevarla al default

Sergio Affronti, CEO de YPF.

Los ejecutivos de YPF, la empresa más endeudada de la Argentina, viven un día agitado. Por un lado, los funcionarios de la petrolera con mayoría informaron el fracaso de las asambleas de los tenedores de distintos bonos que llamó para que decidieran las mayoría necesarias para que el canje de deuda que ofrece la empresa sea impuesto a los bonistas de su misma clase. Por el otro, la empresa continúaba trabajando en la elaboración de una oferta edulcorada para convencer a sus bonistas -liderados por BlackRock, Asmore y Fidelity- de que acepten los nuevos papeles que la empresa les ofrece. Ese plazo legal vence a las 23.59 de Nueva York.

Las asambleas fueron llamadas para que los tenedores votaran si aceptarían la oferta que les hizo la petrolera: incrementar del 30% al 50% el piso de adhesión al canje de los tenedores de sus bonos por US$ 6.200 millones, en línea con la solicitud formulada por distintos fondos de inversión para adecuarlo a estándares internacionales. El fracaso de las asambleas por falta de que quorum fue comunicado a la Comisión Nacional de Valores (CNV).

Cuando lanzó su oferta de canje el 7 de enero, YPF había estipulado el 30% como piso para la probación de cualquier canje, en línea con la Ley de Sociedades Comerciales Argentinas. Como una manera de mostrar buena fe a sus inversores, YPF elevó ese mínimo a 50% . Pero los bonistas no asistieron y esperan una mejor oferta de la petrolera.

YPF busca refinanciar su deuda entregando tres bonos nuevos. Uno con vencimiento en 2026, que estará respaldado por el flujo de cobros de sus exportaciones de granos y otros productos. Los otros dos, con vencimiento en 2029 y 2033. De acuerdo a la propuesta de canje, YPF pagará por anticipado a los bonistas sus intereses de los dos años, con bonos. Al liberarse de pagos en cash en los próximos dos años, YPF será capaz de elaborar un plan de inversiones que permita revertir la caída en la producción de petróleo y gas.

Esa oferta, rechazada por los tenedores de bonos que aducen una pérdida en el valor presente de los bonos de hasta 16%, está siendo modificada por los ejecutivos de YPF y su bancos asesores. Esa oferta endulzada tiene como último plazo de presentación la medianoche de Nueva York, dijo a elDiarioAR uno de los ejecutivos que participa en las tratativas.

Luego de ese plazo, los tenedores de bonos por US$ 431 millones con vencimiento el 23 de marzo próximo no podrían ingresar al canje y quedarían habilitados para solicitar el default cruzado de toda la deuda, ya que Banco Central aseguró que no le dará los dólares a YPF para el pago de esa deuda.

Esta nota fue actualizada a las 21:36 para incluir el comunicado a la CNV de la petrolera anunciando el fracaso de las asambleas por falta de quorum.

Etiquetas