EX-MINISTRO Y ACTUAL DIPUTADO POR EL PT

Alexandre Padilha: “Bolsonaro no cuenta con fuerzas internas, y menos aún internacionales, para incurrir en una aventura golpista”

Padilha fue Ministro de Salud, durante la presidencia de Dilma Rousseff

Alexandre Padilha, médico de formación, figura en la lista de dirigentes del Partido de los Trabajadores que suelen ser citados como posibles ministros de un probable futuro gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva. Así lo indican consultoras empresariales. Algunas de ellas, inclusio, hablan de que podría comandar la ultrasensible cartera de Economía. El político, que estuvo al frente del Ministerio de Relaciones Institucionales (2009-2010), cumplió un rol clave este año en el enlace del ex presidente con el mundo empresarial.

Padilha, de 51 años, aludió a un proyecto que fue anunciado ayer por el líder petista en conferencia de prensa. “Una de las acciones inmediatas será reconstruir el consejo económico y social, con empresarios, sindicatos y representantes de distintos sectores de la sociedad”. Y añadió: “el objetivo es recrear una instancia que permita la discusión y elaboración de políticas públicas con el mayor consenso”.

Mencionó, además, que los economistas del Partido de los Trabajadores avizoran que, en caso de ganar, Lula recibirá un país con una situación fiscal muy comprometida. “Ya lo dijo el propio Bolsonaro. Si pierde, está dispuesto a gastar cuánto pueda y en lo que pueda hasta el 31 de diciembre”.

-¿Temen que aumente la violencia si las elecciones no se definen este domingo y hay que esperar un segundo turno?, indagó este medio.

-La palabra miedo no existe para nosotros: ni odio ni miedo, ninguna de la dos. Yo soy hijo de militantes que lucharon contra la dictadura en Brasil (1964-1985). Sólo pude conocer mi padre a los 8 años, porque la represión nos había separado. Y el presidente Lula sobrevivió al hambre, a la prisión en la dictadura y a la prisión de más de 500 días, en Curitiba. Entonces, en nuestro léxico, no figura la palabra miedo. Si no se consigue la victoria este domingo, entonces iremos al 2º turno para cambiar radicalmente la situación de nuestro país.

-A su juicio, ¿hay margen para una aventura del presidente Jair Bolsonaro de desconocer los resultados de las elecciones?

-El presidente Bolsonaro no cuenta con fuerzas internas, y menos aún internacionales, como para incurrir en una aventura golpista. Muchos gobiernos del exterior (entre ellos, el de Estados Unidos) han decidido reconocer rápidamente los resultados difundidos por el Tribunal Superior Electoral (TSE). Sin duda, esas acciones van a evitar que se ponga em duda la credibilidad de las urnas.

-La alianza de Lula con el candidato a vicepresidente Geraldo Alckmin, ex gobernador de San Pablo, ¿tiene que ver con eso?

-Esa alianza con Alckmin, quien fue su opositor en las elecciones de 2006, se mostró indispensable para poder derrotar a Bolsonaro y todo lo que representa. Pero, también, es clave para reconstruir el país. Gracias además a la muy amplia coalición de partidos que llevan Lula-Alckmin como candidatos, pudieron acercarse personalidades como Henrique Meirelles (ex presidente del Banco Central), dirigentes del PSDB (como José Serra y Aloysio Nunes Ferreira) y ex candidatos presidenciales (como Marina Silva).

-¿Cuál cree que es el foco principal en estas elecciones brasileñas?

-Lo que interesa, lo más importante en este momento, es el restablecimiento de la democracia en nuestro país; y la recuperación de las políticas sociales puestas en juego por el gobierno actual. Pretendemos el triunfo este domingo porque es lo que nos permitirá cambiar, por ejemplo, la propuesta de presupuesto para 2023, que envió Jair Bolsonaro al Congreso. Ese proyecto de ley presupuestaria reduce al mínimo los subsidios a la farmacia popular; rebaja el monto de beneficios para la merienda escolar y fija una partida mínima para educación. Queremos recuperar el espacio de esas políticas indispensables para los sectores vulnerables de la población.

EG

 

Etiquetas
stats