Boicot de expresidentes de Chile a la sesión final de la Asamblea Constituyente

El expresidente de Chile, Sebastián Piñera, en una fotografía de archivo.

elDiarioAR


0

El expresidente Sebastián Piñera anunció el lunes que no asistirá a la ceremonia de clausura de la Convención Constitucional que esta concluyendo la redacción de una nueva Constitución en Chile. Su nombre queda unido así a otros exmandatrios que ya declinaron participar, como Eduardo Frei Ruiz-Tagle (1994-2000) y Ricardo Lagos (2000-2006).

“Creo que la forma confusa y contradictoria en que se invitó a las y los expresidentes no honra la tradición de respeto republicano de nuestro país. Al igual que los otros expresidentes, he decidido no asistir”, indicó Piñera, quien gobernó el país en los periodos no consecutivos 2010-2014 y 2018-2022.

La convención entregará la propuesta de Ley Fundamental tras un año de redacción en una ceremonia el 4 de julio en Santiago. En principio, no se había enviado invitaciones a quienes habían desempeñado la presidencia, y seguían en vida, desde el retorno a la democracia en 1990 con el primer triunfo de los partidos de la Concertación de centro-izquierda.

La Convención Constitucional no había invitado ex gobernantes de Chile a la ceremonia de clausura de sus sesiones. Inundada por un aluvión de críticas, la Mesa Directiva reconsideró y extendió aquellas invitaciones cuya ausencia se le había reprochado.

Inundada por el aluvión de críticas que desembocó desde distintos sectores sobre su Mesa Directiva, la Convención Constitucional reconsideró y extendió aquellas invitaciones cuya ausencia se les había señalado como descollante.

El socialista Lagos fue el primero en declinar la incitación, al que siguió el democristiano Frei Ruiz-Tagle.

La única que aún no se ha manifestado es la socialista y actual alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet (2006-2010 y 2014-2018). Todo indica, sin embargo, que no podrá asistir por problemas de agenda.

En su carta enviada a la Mesa Directiva de la Convención, Piñera escribió que las constituciones “deben ser el gran marco de unidad y proyección, dentro del cual se debaten democráticamente las distintas ideas, se resuelven las legítimas diferencias y se construye un mejor futuro para todos”. “La inmensa mayoría de los chilenos no quiere seguir dividiéndose y confrontándose en torno a la Constitución durante los próximos 40 años. Quiere unidad y que la Constitución sea la casa de todos”, son las palabras del antecesor derechista del presidente izquierdista Gabriel Boric en el Palacio de la Moneda.

Chile inició el proceso constituyente como la vía política, propuesta por el mismo Piñera, para desarticular lo más explosivo del 'estallido social' encendido en octubre de 2019 y de la conflagración de las masivas protestas contra la desigualdad que dejaron al menos tres decenas de muertes y miles de personas heridas.

La Convención que redacta el nuevo texto constitucional, integrada por 154 constituyentes en su mayoría independientes progresistas, entregará el 4 de julio el texto de la propuesta final. Incluye y enfatiza su carácter social, y enumera derechos a la como salud pública y universal, a la educación gratuita y de calidad, a un sistema de jubilaciones público, al acceso a la vivienda y al agua y los bienes naturales.

El proyecto del texto para la nueva Ley Fundamental chilena será sometida a un referéndum el 4 de septiembre . En caso de aprobarse, sustituiría a la Constitución todavía en vigencia, que la actual Convención Constitucional todavía en sesiones considera, por el corte económicamente neoliberal y políticamente neoconservador del texto pinochetista, como el origen de las grandes desigualdades del país.

AGB con agencias y fuentes

Etiquetas
stats