Cierre de campañas en Chile a tres días de las presidenciales más importantes en treinta años

La campaña presidencial concluye en Chile a tres días de los decisivos comicios.

elDiarioAR.com

0

Con manifestaciones y banderazos concluyó en Chile el jueves la campaña para las elecciones presidenciales del próximo 21 de noviembre, las más cruciales e inciertas de la historia reciente del país. Gabriel Boric (Apruebo Dignidad, de la nueva izquierda y el comunismo), Yasna Provoste (Nuevo Pacto Social, de centro izquierda), José Antonio Kast (Frente Social Cristiano, de ultraderecha), Sebastián Sichel (Chile Podemos Más, centro derecha oficialista), Eduardo Artés (Unión Patriótica, izquierda) y Marco Enríquez-Ominami (Partido Progresista, centro izquierda) cerraron sus campañas electorales en la capital Santiago y en otros puntos del país. El candidato Franco Parisi (Partido de la Gente, formado después del ‘estallido social’ de octubre de 2019) continúa en EEUU tras dar positivo de Covid-19: hizo toda su campaña sin pisar el país, y tampoco llegará para votar.

En la región de Valparaíso, a 122 kilómetros desde la capital Santiago hacia la costa chilena sobre el Océano Pacífico, el candidato izquierdista Gabriel Boric, de la alianza Apruebo Dignidad, participó de múltiples actos en diversas localidades donde enfatizó su proyecto centrado en garantizar derechos sociales.

"Es importante que cambiemos para avanzar. Construir un Estado que garantice derechos, dignidad e igualdad es la única manera de tener estabilidad", afirmó durante su cierre de campaña. "Mientras otras candidaturas prometen cerrar el Ministerio de la Mujer y el Instituto Nacional de Derechos Humanos, perseguir las ideas de izquierda y discriminar a las solteras, nosotros venimos a incluir, abrazar y construir un Estado que cuide y que no abandone", agregó Boric. Y recordó que es parte de una generación “que salió a la calle para decir, en un primer lugar, que no siguieran lucrando con nuestros derechos”.

Por su parte, el ultraderechista José Antonio Kast, que cerró su campaña electoral en la acomodada comuna de Las Condes en Santiago, resaltó la "necesidad" de "recuperar Chile". "Hay recetas para recuperar la economía, pero no para recuperar la libertad cuando la izquierda toma el poder. Nunca más nos vamos a rendir ante la intolerancia de la izquierda", afirmó. "Queremos recuperar el acento en el amor por Chile, recuperar nuestras tradiciones (...) Dios, la patria, es lo que nos inspira, la libertad", señaló el candidato del Partido Republicano.

Con la ultraderecha en auge, la redacción de una nueva Constitución en marcha, una acuciante inflación tras la pandemia y una fuerte crisis social e institucional que no cesa desde el 'estallido social' de octubre de 2019, los expertos coinciden en que se trata de las elecciones más cruciales de la historia reciente del país suramericano.

Los sondeos coinciden en que ninguno de los siete candidatos se impondría en primera vuelta y llegarían al balotaje del 19 de diciembre Boric y Kast, aunque las estadísticas no aciertan con sus pronósticos desde hace dos años.

El candidato oficialista Sebastián Sichel, un exministro de centroderecha, llenó con miles de molinillos de viento amarillos la emblemática Plaza Italia de Santiago, el epicentro de las masivas protestas sociales que comenzaron en 2019.

"Queremos que una campaña se trate de esperanza (...) de recuperar una plaza para que todos los chilenos seamos parte del mismo futuro. Donde algunos quieren polarización, nosotros queremos encuentro", afirmó el candidato, que según lo sondeos no llegaría al balotaje.

La candidata del Nuevo Pacto Social, la democristiana Yasna Provoste, pronunció su último discurso previo a las elecciones en un acto en el centro del Gran Concepción, región del Bío Bío. Su coalición de centro izquierda representa a la ex Concertación, la alianza de la Democracia Cristiana con el Partido Socialista que fue de Salvador Allende, y que al fin de la dictadura gobernó a Chile por más años que Pinochet. Esta mujer, de origen diaguita, la única que el domingo va a figurar en las boletas de las candidaturas presidenciales aseguró que junto a su equipo “sabemos como reconstruir el país después de este Gobierno, el peor de todos”.

“En estos meses hemos podido escuchar la voz y las preocupaciones de la ciudadanía”, reflexionó Provoste. Enfatizó en el cuidado que, de ser electa, le daría a la Convención Constitucional, quienes sus miembros, en palabras de Provoste, ofrecerán un mejor destino para el país del que ofrece la actual Carta Magna. Las encuestas la colocan en el tercer lugar de las intenciones de voto. ero después del último debate presidencial, que perdió Kast, un drenaje de votos de la extrema derecha a la derecha la favorecería, y podría llegar incluso al balotaje contra Boric.

La incertidumbre rodea más que nunca esta votación, en la que por primera vez y según los sondeos, los dos candidatos que pasarían al balotaje actualmente no forman parte de las dos grandes coaliciones que se han repartido el poder desde la salida del dictador Augusto Pinochet (1990).

Es un interrogante si los favoritos lograrán convencer a la gran masa de votantes indecisos y si podrán revertir la alta abstención.

Desde que el voto es voluntario, ninguna elección presidencial ha superado el 50 por ciento. Este umbral sólo se alcanzó en el plebiscito por una nueva Constitución de 2018, que puso en marcha el actual proceso constituyente. Una Convención Constitucional está redactando una nueva Ley Fundamental para Chile, que sustituirá a la pinochetista de 1980, actualmente en vigencia.

AGB

Etiquetas
stats