El Partido Laborista de Nueva Zelanda confirmó a Chris Hipkins como sucesor de Jacinda Ardern

El Partido Laborista de Nueva Zelanda confirma a Hipkins como sucesor de Ardern

elDiario.es

0

El Partido Laborista de Nueva Zelanda confirmó este domingo a Chris Hipkins como sucesor de Jacinda Ardern a los mandos de la formación y por lo tanto próximo primer ministro. El hasta ahora ministro de políticas públicas y artífice de las medidas en respuesta a la pandemia se había convertido en favorito a suceder a Ardern tras la inesperada dimisión de la dirigente el pasado jueves.

Jacinda Ardern, una líder única que sabía que había llegado su hora

Jacinda Ardern, una líder única que sabía que había llegado su hora

Hipkins, de 44 años, había sido el único nominado para el puesto por el propio partido este sábado, por lo que su confirmación por las bases del Partido Laborista, convertida en un mero formalismo, cumplió con el objetivo de los laboristas de lograr una transición lo más sencilla posible.

Hipkins denuncia el trato “abominable” que llegó a recibir Ardern

El nuevo primer ministro denunció este domingo el trato “abominable” que recibió Ardern durante su mandato y llamó a los hombres a denunciar la “misoginia” y el abuso a las mujeres cuando lo presencien.

“Como hombres tenemos la responsabilidad de denunciar cuando algo así ocurre y decir que no está bien”, aseguró en una conferencia de prensa en Wellington, en la que admitió haber presenciado el “enorme escrutinio” del que fueron blanco Ardern y su familia.

El pasado jueves, Ardern anunció por sorpresa que abandona el cargo al no tener más “energía” para continuar, si bien afirmó que los abusos dirigidos contra ella y su familia —tuvo a su única hija siendo primera ministra en 2018— no fueron un “factor decisivo” para su renuncia.

Además de Hipkins, prominentes figuras políticas y públicas de Nueva Zelanda denunciaron estos días que Ardern fue sometida a un acoso y amenazas “sin precedentes” que no hizo sino ir en aumento en los últimos años.

La exprimera ministra neozelandesa Helen Clark, la primera mujer en ocupar el cargo en el país, afirmó que, si bien la presión sobre los primeros ministros siempre es alta, “Jacinda fue sometida a un nivel de odio y acoso que para mí no tiene precedentes en nuestro país”.

El nuevo gobierno

Hipkins nombró a Carmel Sepuloni, de 46 años y actual ministra de desarrollo social y arte y cultura, para el cargo de viceprimera ministra, convirtiéndose en la primera persona con descendencia de islas del Pacífico (Samoa y Tonga) en ocupar este puesto en el gobierno de Nueva Zelanda.

El nuevo líder del Partido Laborista jurará cargo como primer ministro el próximo 25 de enero, días antes de la fecha tope que Ardern se había puesto para abandonar el puesto —el 7 de febrero—, en caso de que hubiera habido dificultades para nombrar sucesor.

Hipkins aseguró hoy que su Gobierno se centrará en los retos económicos a los que se enfrenta Nueva Zelanda, como la inflación, y con una posible recesión a la vuelta de la esquina. “La economía estará en el centro de todo lo que hagamos”, ha declarado este domingo.

Año electoral en Nueva Zelanda

El nuevo primer ministro toma el relevo de Ardern a meses de los comicios, previstos para el 14 de octubre, con los últimos sondeos otorgando cierta ventaja al opositor Partido Nacional.

Hipkins fue primero elegido diputado en 2008, y uno de sus cargos de más visibilidad surgió en noviembre de 2020, cuando fue nombrado ministro para la covid-19, con Nueva Zelanda liderando uno de los cierres fronterizos más estrictos del mundo durante más de dos años, que se granjeó sus detractores en el país.

Hipkins describió el sábado a Ardern como una “increíble primera ministra”, quien ha gobernado de un modo “calmado y estable, algo que espero continuar haciendo”.

La popular primera ministra anunció por sorpresa su renuncia el jueves alegando no tener “más energía” para continuar, tras años marcados por la crisis surgida a raíz de la pandemia y los actuales retos económicos. La carismática política había conseguido en octubre de 2020 revalidar su mandato con una aplastante mayoría y que el Partido Laborista gobernara en solitario, algo que ninguna formación neozelandesa había logrado desde la reforma electoral de 1996.

Etiquetas
stats