GUERRA EN UCRANIA

Putin defiende la invasión mientras se multiplican las evidencias de crímenes de la ocupación

Científicos forenses inspeccionan los cuerpos de civiles en una fosa común en Bucha, a las afueras de Kiev.

Vanesa Rodríguez / Agencias


0

El presidente ruso, Vladímir Putin, ha defendido la invasión de Ucrania y ha asegurado que las Fuerzas Armadas de Rusia lograrán sus objetivos en el Donbás.

Svetlana Antipova, histórica primera bailarina de Odesa: “Cuando escucho un misil, temo por el teatro”

Svetlana Antipova, histórica primera bailarina de Odesa: “Cuando escucho un misil, temo por el teatro”

“Así será. No hay duda (de que las Fuerzas Armadas lograrán sus objetivos). Los objetivos son totalmente claros y nobles”, señaló durante una visita al cosmódromo ruso de Vostochni junto al presidente bielorruso, Alexandr Lukashenko, según recoge EFE.

Putin ha asegurado que lo que llama “operación militar especial” es necesaria porque Estados Unidos estaba usando a Ucrania para amenazar a Rusia, cita Reuters.

“El objetivo principal es ayudar a la gente del Donbás, la gente del Donbás, que reconocimos y que nos vimos obligados a defender, porque las autoridades de Kiev, empujadas por Occidente, se negaron a cumplir con los Acuerdos de Minsk destinados a una solución pacífica de los problemas”, ha dicho.

“Comenzaron a convertir a Ucrania en un emplazamiento antirruso de armamento, comenzaron a cultivar los brotes de nacionalismo y neonazismo que había desde hace tiempo”, ha dicho, abrazando la falsa teoría que se ha impulsado en los últimos días en los medios del Kremlin de que “la gran mayoría” de ucranianos son nazis.

Putin ha señalado que “se cultivó especialmente la mala hierba del neonazismo” y que por ello el choque de Rusia contra estas fuerzas era inevitable y “cuestión de tiempo”.

Los comentaristas que aparecen en los medios rusos impulsan con un ímpetu cada vez mayor la idea de que una franja significativa de la sociedad ucraniana está bajo el dominio de las ideas nazis (un país en el que, a diferencia de España, los partidos de extrema derecha no llegaron al 2,5% de los votos y se quedaron sin escaño en las elecciones parlamentarias de 2019).  Esto ha hecho crecer el temor de que este lenguaje genocida provoque más crímenes de guerra en Ucrania.

El presidente ruso ha dicho también que las conversaciones de paz se encuentran en “un callejón sin salida” y ha acusado a Ucrania de cambiar de posición tras alcanzar un principio de acuerdo.

El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, aseguraba este lunes que Rusia está dispuesta a retomar las negociaciones con Ucrania.  

“No veo ninguna razón por la que no podamos continuar con el diálogo. Aunque la parte ucraniana es siempre esquiva y, a veces, da un giro de 180 grados, rechazando lo que acababa de proponer. Pero somos personas pacientes y persistentes”, dijo Lavrov.

Se multiplican las evidencias de crímenes contra civiles

Mientras Putin califica de “noble” la guerra en Ucrania, se multiplican las evidencias del horror perpetrado contra civiles por las tropas rusas. El New York Times ha publicado un especial en el que han documentado durante una semana docenas de crímenes en Bucha a través de los testimonios de los supervivientes y siguiendo las investigaciones sobre el terreno. Disparos indiscriminados de francotiradores, violaciones, ejecuciones en sótanos y patios, cadáveres quemados en un parking y fosas comunes son algunos de los crímenes relatados en el reportaje del Times.

Este martes, las autoridades ucranianas han hallado otros 10 cadáveres en una fosa común en Bucha. La exhumación de estos cuerpos se ha producido el mismo día en que una veintena de miembros de la gendarmería francesa han acudido a Bucha para realizar investigaciones, que se prolongarán durante 15 días, sobre los crímenes cometidos por Rusia y que tanto Putin como desde el Kremlin niegan y califican de “montaje”, aunque distintas investigaciones internacionales desmontan la versión rusa.

El alcalde de Bucha, Anatoliy Fedoruk, ha cifrado en una sesión informativa en 403 cuerpos de civiles muertos, de los cuales 163 ya han sido identificados. 16 personas se consideran desaparecidas. Fedoruk ha advertido de que la cifra de muertos seguirá aumentando a medida que sigan las labores de identificación y levantamiento de cadáveres.

La BBC ha publicado el testimonio de una mujer que denuncia que fue violada por los soldados rusos que luego asesinaron a su marido en un barrio a unos 70 km al oeste de Kiev.

“Me llevaron a una casa cercana a punta de pistola. Me ordenaron que me quitara la ropa o me mataba. Luego empezó a violarme”, relata esta superviviente bajo el nombre de Anna, que cuenta que cuando volvió a casa encontró a su marido muerto con disparos en el abdomen.

La cadena británica ITV ha recopilado varios testimonios que documentan ejecuciones indiscriminadas en Bucha y The Times ha documentado los crímenes en Borodyanka, otra de las poblaciones donde decenas de civiles fueron masacrados por bombardeos rusos antes de retirarse.

Según los últimos datos recogidos por EFE, sólo en la región de Kiev, que incluye a la capital del país, se han encontrado los cuerpos de 1.222 civiles asesinados por las tropas rusas.

La fiscal general de Ucrania, Iryna Venediktova, ha asegurado este martes que tiene información de que “se están cometiendo o se han cometido” presuntos crímenes de guerra en alrededor de “6.000 lugares” en territorio ucraniano.

Etiquetas
stats