Gira presidencial

La deuda de Macri y la invasión de Putin, en la “cascada de desgracias” que según Fernández padeció la Argentina

Alberto Fernández durante el foro de París junto a Emmanuel Macron

“Argentina viene de la desgracia de un alto endeudamiento, y cuando estamos tratando de salir de ese problema aparece una pandemia, que dejó al descubierto toda la inequidad del mundo, y cuando (la pandemia) parece estar desapareciendo, aparece la guerra. La guerra es un problema que excede por mucho a Rusia y Ucrania”. En París, durante el Foro por la Paz que convocó Emmanuel Macron, anexó como desgracia propia la deuda que Mauricio Macri tomó con el FMI, en la “cascada de desgracias” que sufrió Argentina en los últimos tres años.

Los tres episodios forman parte de la nube negra, según la definición que alguna vez usó el Presidente, que lo persigue desde casi el inicio de su gestión. En París, en un panel donde se analizó el impacto de la guerra en Ucrania sobre el resto del mundo, Fernández enlazó los tres hechos y los vinculó, luego, con un reclamo específico: volverá a la carga para reclamar que el FMI modifique el sistema de sobrecargos, sistema que afecta a muchos países, entre ellos Argentina y Ucrania.

“La guerra desató una crisis energética que en Europa se vive más que en ningún otro lado pero en la Argentina también se sufre porque tiene que importar gas y los precios se fueron por las nubes. A la Argentina solo este año le significó una pérdida de 5 mil millones de dólares”, explicó Fernández y puso sobre la mesa la cuestión de los sobrecargos: “Los organismos multilaterales de crédito, donde hay países endeudados como Argentina y Ucrania, ¿qué están haciendo por repensar los programas económicos que les piden a esos países para pagar sus deudas frente al cuadro internacional que se vive?”.

Fernández viene, hace tiempo, desde la pandemia, con el reclamo de que los sobrecargos castigan a los países en situación económica de mayor fragilidad. El mandatario argentino se lo dijo a Macron en la bilateral del jueves en el Palacio del Elíseo y lo volvió a plantear hoy. Tiene decidido, según le anticipó al francés, llevar ese planteo al plenario del G20 que se desarrollará en Bali, Indonesia, la semana próxima.

El riesgo nuclear

“La invasión de Rusia a tierras ucranianas no ha medido las consecuencias que esa acción iba a deparar a todo el mundo. Lo hablamos muchas veces con el presidente de Francia. No estamos haciendo un planteo ideológico. Esta no es la discusión entre occidente y oriente o entre Rusia y EEUU o Rusia y la Otan. Acá en el Norte vuelan misiles. Pero en el sur se desarrolla el hambre. Esta no es una guerra de la gente del norte, es también del sur, porque los costos de esa guerra también los pagamos nosotros”, dijo Fernández. Y agregó: “Este conflicto tenemos que resolverlo entre todos, porque excede a Rusia y Ucrania”

“Lo que debemos hacer es reaccionar, decirles a los que están en la disputa, que esa disputa no es de los dos, que mata a muchos más, que los condena al frío, a la falta de energía, a la pérdida de trabajo, los condena al hambre. No podemos quedarnos mirando”, apuntó Fernández y dijo que en “la mesa donde se debe debatir la paz, en esa mesa el hemisferio sur tiene que estar sentado”.

“Es bueno que volvamos a poner en valor la palabra paz. Aun cuando a muchos les suene naif, y piensen q es un acto ingenuo reclamar la paz. Nada es más revolucionario en el mundo del presente que reclamar la paz”, sostuvo y agregó, sobre el final, la cuestión nuclear.

“Verán que en todo lo que he dicho no he hablado del tema nuclear, que es una amenaza que a todos nos atormenta, que alguien pueda usar en este conflicto armas nucleares. O que en un conflicto se puedan bombardear centrales atómicas. No quiero pensar si después de todo lo que pasó, vamos a tener que soportar una nube atómica esté sobrevolando y contaminando nuestros países. Quiero pensar que eso no va a ocurrir”, concluyó.

PI

Etiquetas
stats