21 restaurantes españoles de chefs que trabajaron en Estrellas Michelin: cuánto cuesta comer ahí

Restaurantes

Elisabeth G. Iborra

0

En España hay cientos de cocineros que se han formado o han trabajado en restaurantes con Estrella Michelín y, llegados a cierto punto, han decidido montar su propio restaurante para ofrecer su cocina de autor en versión económica.

Para que los conozcas, hemos hecho una lista por precios de 20 a 60 euros porque consideramos que es una gran oportunidad para probar sus artes culinarias a un precio asequible antes de que estos chefs, dada su trayectoria, alcancen la Estrella Michelin y se encarezca el ticket medio. 

Aquí te traemos nuestra selección, aunque faltan algunos como Vitric, Doppelganger Bar, Tripea, La Tajada y Desencaja, ya que no hemos obtenido respuesta por su parte; y otros como Compartir Cadaqués, Mesón Sabor Andaluz y El ConSentido, que se pasan del presupuesto.

En Madrid

Taberna Recreo Espartinos es de Pablo Montero, que estuvo en Abadía Retuerta LeDomaine, Zortziko o Mugaritz; y de Alejandro Díaz, que pasó por las cocinas de Diverxo o de El Poblet con Quique Dacosta. Comerás a la carta por unos 35 euros.

Yago Márquez es chef de Malabar Bistró, aunque fue discípulo de Pierre Gagnaire o Berasategui, entre otros. Su carta cambia constantemente, pero ahora encontrarás bonito del norte con vinagre de frambuesa o tomate asado con ajoblanco de ajonegro. Tiene un precio medio de 30 euros y está en Becerril de la Sierra.

El Lince es de Javi Estévez, que ha trabajado en Tragabuches, El Bohío o Villena. Como en La Tasquería, que sí tiene Estrella, su especialidad es la casquería, aunque también cocinan legumbres, pescados o ensaladas. 40 euros por cabeza.

Marzeah es la nueva casa culinaria de Sergio Guijarro, que pasó por el famoso Montia de Dani Ochoa.  En él destaca la fusión de cocina madrileña e internacional en platos como los tacos de carrilleras al vino tinto. Tiene un ticket aproximado de 35 euros. 

Comparte Bistró es de Mario Sánchez Ariza, ex Michelín en Lasarte, de Martín Berasategui, Aponiente, Diverxo o Gaytán. En su top están las mollejas, el steak tartar con croissant y la carrillera de atún. El precio medio ronda entre los 55 y 60 euros. 

Asiako es de Sergio Monterde, que ha estado con Dani García y con Dabiz Muñoz en Diverxo, entre otros; y de Raúl Romero, el otro jefe de cocina procedente de Etxebarri. El fuego y hierro es su especialidad: la chuleta de cerdo y vaca o la alcachofa a la brasa. Mínimo 60 por cabeza.

Daniel Pozuelo regenta Bichopalo. Aprendió en cocinas de renombre como Arzak, DStage, Alboroque o La terraza del Casino de Paco Roncero. Cambia su menú degustación de 35 euros cada semana, aunque algunos platos varían diariamente. 

En Catalunya

Toni Romero estuvo en las cocinas de Disfrutar, Mugaritz, Quique Dacosta o Casa Marcial, para luego crear la cocina tradicional revisada de Suculent, en Barcelona, con menús de 60 y 80 euros y un promedio de 50 a la carta.  

La Marineta, en Mataró, creció de la mano de Pere Patuel, que fue antiguo jefe de cocina del dos estrellas Michelin Ramón Freixá en Madrid. Ofrecen tapas y platillos de autor por aproximadamente 40 euros.

Ambassade de Llívia, en Girona, pertenece a Albert Boronat, que estuvo en Jean André Charial de Baumanière a Montélimar donde consiguió una estrella; y a Mélina Allair, quien dirigió el Balthazar-Jeroboam con una Estrella Michelin. El menú del día cuesta 35 euros y el degustación, 75. 

En Cádiz

Eduardo Pérez, chef de Tohqa, en el Puerto de Santa María, estuvo en Mugaritz, en Aponiente y como jefe de cocina del Mirador de Ulia. La verdura, los productos del mar de la zona y los platos clásicos de parrilla puedes disfrutarlos en sus menús de 50 y 80 euros.

Mauro Barreiro creó La Curiosidad de Mauro tras curtirse en las cocinas del dos estrellas Skina. Entre sus platos más solicitados destaca el abanico ibérico en adobo con glaseado de chile dulce. Unos 40 euros por cabeza. 

Luiti Callealta fue parte de la plantilla de Martin Berasategui, Celler de Can Roca y en Aponiente. Ahora, en Ciclo, apuesta por cocinar rico con bases tradicionales y mentalidad abierta y lo hace por 20 euros en barra y 55 en el gastronómico.  

En Baleares

Sara Valls, que formó parte de Koy Shunka, es chef ejecutiva en las cocinas del Janis del Five Flowers y del Carmen by Blanco, ambos en Es Pujols, Formentera. En el primero, el precio medio es de 50 euros sin bebida y en el segundo propone una cocina contemporánea fresca, saludable y de producto local por unos 35 euros.

Sol Post es el restaurante gastronómico del hotel Cala Saona y su menú gastro es una obra de arte tras otra del equipo de Joan Costa, Mauro Rivas, los hermanos Vidal Martí y la pastelera Clara Campoamor, que provienen todos del estrellado Cinc Sentits. Ronda los 60 euros.

En Cafuné Formentera cocina Juanjo Marí en Sant Ferran de Ses Roques. Trabajó con Nandu Jubany en Can Jubany y FOC, y con Paco Morales en Noor. Una de sus especialidades es la berenjena a la flama con teriyaki, miel de caña y crème fraîche y el ticket medio es de 37euros.

Tras 18 años de trayectoria y 15 de ellos con Estrella Michelín, Tomeu Caldentey renunció a su estrella en Molí d’en Bou y lo cerró para abrir Tomeu Caldentey Cuiner en Sa Coma, Mallorca,  donde tienes menús desde 39 euros hasta 69. 

En La Rioja

Casa Zaldierna: su chef es Antonio Pérez, quien estuvo en el Portal de Echaurren y en el antiguo Santceloni. Ahora triunfa en Zaldierna con sus arroces con verduras de temporada con un precio medio por cabeza de unos 50 a 60 euros.

En Morrotango, en Alfaro, Cristóbal Castillo tiene entre sus especialidades las croquetas que aprendió en Echaurren con Francis Paniego, aunque también triunfan el bonito o el tartar de tomate con boquerones. Entre semana el menú son unos 28 euros y el fin de semana, a la carta, 48 euros.

En Zaragoza

El chef de Bistrónomo es Guillermo Blesa, ex michelín en Arzak, Zuberoa y Bal d’Onsera. Entre sus creaciones más destacadas encontrarás el steak de presa ibérica, las kokotxas de bacalao, el pulpo con huevo poché o los noodles de boniato. Y todo por 30 o 40 euros aproximadamente.  

En Alicante

Alba Restaurante es de Alba Esteve Ruiz, quien trabajó anteriormente en El Celler de Can Roca, La Bandiera (Italia) y en Disfrutar. Desde 2013, uno de sus platos estrella es la gamba roja cruda con burrata. 35 euros es el precio medio.

síguenos en Instagram

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

Etiquetas
stats