Pruebas de anticuerpos contra el coronavirus

La intriga de saber si se generaron anticuerpos contra el Covid: ¿sirven los test post vacunación y contagio?

¿Sirve el test de anticuerpos Covid-19?

Casi el 50 por ciento de la población argentina ya cuenta con un esquema de vacunación completo contra el Covid. En el país se estuvieron aplicando las vacunas de Astrazeneca, Sputnik V, Sinopharm, Moderna y Pfizer, todas ellas aprobadas por la OMS –excepto la de origen ruso- y la ANMAT en medio de la emergencia sanitaria provocada por la pandemia de coronavirus.

Si bien los estudios realizados por los laboratorios y la evidente disminución de cantidad de casos en el mundo son la mayor prueba de que las vacunas son exitosas, muchos se sienten en la necesidad de hacerse un estudio post vacunación para comprobar que generaron anticuerpos.

El test de anticuerpos para SARS CoV2 puede realizarse en varios laboratorios privados y el estudio varía según si se quiere investigar la protección post infección de Covid o post vacunación. En el primer caso se puede hacer a partir de los 7 días tras la infección, y en el segundo se deben esperar al menos 21 días luego de haber sido inoculados. En el Centro Rossi, por ejemplo, el análisis de sangre que se realiza luego de recibir la vacuna (Anticuerpos IgG) sale 2 mil pesos y el que se hace después de haber tenido coronavirus (Anticuerpos IgG-IgM) sale 3800 pesos. Mientras que en el Diagnóstico Maipú sale 2400 pesos el test post vacuna y 4270 pesos posterior al contagio. Se realizan de forma particular y no requieren orden médica.

En el caso de Marcela, docente de 56 años, la decisión de hacerse el análisis surgió porque tenía que volver a dar clases de manera presencial y quería tener la tranquilidad de saber que contaba con anticuerpos. Se lo hizo tres semanas después de aplicarse la primera dosis de Sinopharm y el resultado le dio positivo. “Yo estaba exceptuada para concurrir al lugar de trabajo porque tuve cáncer y soy hipertensa. Estaba trabajando virtualmente con alumnos de primaria exceptuados. Pero cuando tuve la primera dosis quisieron que vuelva de manera presencial. Me dio mucho miedo, porque me sentía segura en mi casa. Decidí hacérmelo porque quería estar segura de tener anticuerpos. Por suerte me salió positivo y a los dos días me aplicaron la segunda vacuna y volví a dar clases en la escuela”, relató a El DiarioAR.

En cambio Eugenia, de 24 años, se hizo el estudio un mes después de haber recibido el alta de Covid. “Me dio positivo. Quería saberlo para estar más segura para caminar por la calle. En ese momento todavía no tenía la vacuna y había muchos casos y quería sentirme segura de que tenía aunque sea una protección por tres meses”, relató.

Pero en el caso de Macarena y su familia, los resultados no fueron tan claros. Su mamá fue la primera que empezó con síntomas de coronavirus, por lo que decidieron hisoparse todos. Ella y su marido dieron positivos, mientras que Macarena y su hermano Tomás fueron negativos. “Nos aislamos todos y a los pocos días mi hermano empezó con dolor de garganta así que dimos por sentado que también había tenido Covid. Cuando recibieron todos el alta nos hicimos el test de anticuerpos con mi mamá y mi hermano”. Todos menos Macarena atravesaron el virus de manera sintomática. Sin embargo, el resultado del test de anticuerpos lanzó una respuesta confusa. “A mí me dio que no había tenido anticuerpos, y a mi mamá que había tenido Covid tampoco le salieron anticuerpos. Mientras que a mi hermano le dieron altísimos”.

¿Por qué sucede esto? Los especialistas advierten que no es recomendable realizarse este tipo de estudios, ya que los resultados pueden fluctuar según la persona y el momento y eso no significa que la vacuna no haya funcionado correctamente. “Si el test sale positivo uno se queda con la garantía de que tuvo buena respuesta a la vacuna. Pero si da negativo, no significa que la persona no esté protegida”, aseguró Ricardo Teijeiro, médico infectólogo del Hospital Pirovano y ex presidente de la Sociedad Argentina de Infectología, en diálogo con elDiarioAR.

Los análisis lo que detectan es si hay anticuerpos contra la proteína Spike, presente en la superficie del virus que causa el Covid-19 o generados por las vacunas que le dan instrucción a las células de crear una porción inocua de la misma. Por eso se pueden detectar luego de haber sido contagiados o tras haber recibido la vacuna.

Pero la presencia de la proteína Spike es tan sólo una parte del coronavirus. “En ese tipo de análisis se estudia una sola fracción de la parte inmunológica que son los anticuerpos, pero hay una respuesta muy importante que es la inmunidad celular que no se mide por anticuerpo”, explicó Teijeiro y agregó: “Hay que hacer estudios más costosos y complicados”.

En ese sentido, el profesional aseguró que no tiene sentido realizar estas pruebas ya que los laboratorios ya se encargaron de hacerlas para que las vacunas fueran aprobadas por los organismos de salud. “Los estudios han demostrado que tienen una alta efectividad de más del 90 por ciento para la forma moderada y grave. Entonces, ¿qué sentido tiene estar estudiando si ya sabemos que tenga o no anticuerpos la vacuna tiene más del 90% de protección? Ya están avaladas por estudios científicos”, sentenció el infectólogo.

Para Teijeiro, la “intriga” de los pacientes es válida, por lo que recomienda que consulten con sus médicos para evacuar dudas e inseguridades: “No hay que ir alocadamente a hacerse un estudio porque además hay que identificar bien cuál hay que realizar”.

SC

Etiquetas
stats