Imágenes de un planeta 'bebé' a más de 400 años luz de la Tierra

El planeta 'bebé'  2M0437b

elDiario.es

0

Se llama 2M0437b y orbita en torno a una estrella muy joven a más de 400 años luz de la Tierra. Es uno de los planetas más jóvenes jamás encontrados. Tanto, que todavía está caliente por la energía liberada durante su formación, con una temperatura similar a la de la lava volcánica. El planeta y su estrella madre se encuentran en una "guardería" estelar llamada Nube Molecular Tauro.

Esto es 'Uchuu', la simulación más exacta y completa del Universo

Esto es 'Uchuu', la simulación más exacta y completa del Universo

Planetas se han descubierto miles de alrededor de estrellas, pero este es de reciente formación y puede ser observado directamente, según informa en un comunicado el Telescopio Subaru, de gestión japonesa pero situado en Hawái, EEUU.

El hallazgo de 2M0437b se suma al de otros objetos que hacen avanzar nuestra comprensión de cómo se forman los planetas y cambian con el tiempo, ayudando a arrojar nueva luz sobre el origen del Sistema Solar y la Tierra.

"Este descubrimiento fortuito se suma a una lista exclusiva de planetas que podemos observar directamente con nuestros telescopios", explica el autor principal Eric Gaidos, profesor del Departamento de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Hawái (UH) en Mānoa. "Analizando la luz de este planeta podemos decir algo sobre su composición, y quizás sobre dónde y cómo se formó en un disco de gas y polvo que desapareció hace tiempo alrededor de su estrella anfitriona".

Los investigadores calculan que el planeta es varias veces más masivo que Júpiter, y que se formó con su estrella hace varios millones de años, más o menos en la época en que las principales islas hawaianas emergieron por primera vez sobre el océano.

Los telescopios de Mauna Kea

En 2018, 2M0437b fue visto por primera vez con el telescopio Subaru en el volcán de Mauna Kea por el investigador visitante del Instituto de Astronomía de la UH (IfA) Teruyuki Hirano (actualmente investigador del Centro de Astrobiología/NAOJ). Durante los últimos años, se ha estudiado cuidadosamente utilizando otros telescopios en de Mauna Kea

Gaidos y sus colaboradores utilizaron el Observatorio W. M. Keck en Mauna Kea para monitorizar la posición de la estrella anfitriona a medida que se desplazaba por el cielo, confirmando que el planeta 2M0437b es realmente un compañero de la estrella, y no un objeto más lejano. Las observaciones requirieron tres años porque la estrella se mueve lentamente por el cielo.

2M0437b se encuentra en una órbita mucho más amplia que la de los planetas del Sistema Solar; su separación actual es de unas cien veces la distancia entre la Tierra y el Sol, lo que facilita su observación. Sin embargo, todavía se necesita una sofisticada óptica "adaptativa" para compensar la distorsión de la imagen causada por la atmósfera terrestre.

"Dos de los mayores telescopios del mundo, la tecnología de óptica adaptativa y los cielos despejados de Mauna Kea han sido necesarios para realizar este descubrimiento", afirma el coautor Michael Liu, astrónomo del IfA. "Todos estamos deseando que se produzcan más descubrimientos de este tipo y que se realicen estudios más detallados de dichos planetas con las tecnologías y telescopios del futuro".

Etiquetas
stats