Perfil

Murió Magdalena Ruiz Guiñazú, símbolo del periodismo argentino y de la lucha por los derechos humanos

Magdalena Ruiz Guiñazú murió a los 91 años, después de trabajar durante más de seis décadas en los medios argentinos.

0

“Ser periodista es estar en el ringside de la vida”, respondió en una entrevista en 2007, cuando su ciclo cambiaba de rumbo: luego de trabajar dos décadas en Radio Mitre, el inoxidable Magdalena Tempranísimo pasaba a Radio Continental. Con los años, la periodista volvería a Mitre, donde estuvo al aire hasta hace apenas dos semanas. La misma emisora que hoy confirmó una noticia triste: a los 91 años murió Magdalena Ruiz Guiñazú, un símbolo del periodismo y del compromiso por la defensa de los derechos humanos, con más de seis décadas de trabajo en los medios argentinos.

Murió Magdalena Ruiz Guiñazú

Murió Magdalena Ruiz Guiñazú

Pocas personas pueden jactarse de lo que ocurría con ella: decir su nombre de pila era saber de quién se hablaba. A la vez, Magdalena Ruiz Guiñazú fue, durante años, sinónimo de la primera mañana de radio, con su programa que comenzaba al alba y se extendía hasta las 9 de la mañana. Una voz que comentaba las noticias, que entrevistaba, que indagaba, que leía los diarios cuando despuntaba el día, que sugería a los niños ponerse “el traje de oso” en las mañanas muy frescas.

Pero su carrera había comenzado en el periodismo gráfico. Según contó en numerosas entrevistas, hija de una familia aristocrática argentina, arrancó “de abajo”, como cadete de una revista de la Acción Católica y optó por el periodismo porque siempre lo entendió como “un modo de vida apasionante”.

“Nunca quise ser otra cosa y cuando publiqué mi primera nota en Vea y lea (que era una especie de Paris Match) me sentí realmente feliz. Tenía 17 años y mi hermana mayor, que me tenía paciencia, me acompañó a hablar con Emilio Ramírez, dueño y director de la editorial. Yo creo que le di lástima y con una buena sonrisa me dijo: ‘Bueno, señorita, usted me dice que quiere entrevistar a (la cantante) Marian Anderson… ¿adónde le mandamos el fotógrafo? Con la caradurez de los niños y los locos, le dije que al hotel Alvear, donde se hospedaba”, relató a la revista Ahora. Con los años trabajó también en los diarios argentinos La Nación y Perfil haciendo columnas y entrevistas.

En los ‘70, la periodista pasó a la televisión, donde participó, entre otros, del programa Videoshow, junto al conductor Cacho Fontana, quien murió en julio de este año. También trabajó en Canal 7, donde condujo noticieros y programas informativos, como La primera de la nocheA la vez, fue en esa década cuando ingresó al medio que, según señaló en más de una oportunidad, la conquistó definitivamente: la radio. Y en especial la de la primera mañana, esa que le requería un esfuerzo físico para el madrugón, un estilo de vida “al que nadie se termina de acostumbrar, pero siempre vuelve”, como señaló en distintas entrevistas.

Entrados los años ‘80, Ruiz Guiñazú fue una de las periodistas que denunció intimidaciones en su domicilio y amenazas telefónicas, hacia el final de la dictadura militar encabezada por Jorge Rafael Videla a partir de 1976. 

“Esta mañana en todos los matutinos hay una información referente a mi persona que no voy a comentar. Sí, evidentemente, quiero recordar que este es mi país, al que yo quiero tanto; es donde he nacido, donde estoy viviendo y pienso seguir viviendo, donde se están educando mis hijos, y trabajando también. Lo que sí voy a hacer es todos los esfuerzos, que pienso que serán compartidos por muchos, muchos argentinos, para que esto que me está sucediendo a mí no suceda nunca más”, señaló la conductora radial una mañana de 1982, una declaración que recupera un artículo publicado por la revista Gente en septiembre de ese año. 

Comprometida con los derechos humanos, desde finales de la dictadura y a partir del gobierno democrático de Raúl Alfonsín, Ruiz Guiñazú intentó, desde sus espacios, darle voz a los referentes que empezaban a hablar y denunciar las violaciones a los derechos humanos . De hecho, en 1984 se convirtió en miembro activo de la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (Conadep), que recibió denuncias sobre desapariciones y violaciones a los derechos humanos.

Entre otras cosas, la periodista se destacó por investigar los horrores que tuvieron lugar en la Escuela de Mecánica de la Armada (Esma) y llegó a conducir un impactante documental televisivo llamado Nunca Más

Ruiz Guiñazú también escribió algunos libros, entre novelas, investigaciones periodísticas y libros con entrevistas. Con una amplia carrera que abarcó casi seis décadas en los medios argentinos, la periodista obtuvo numerosos premios y distinciones, entre los que se destacan los que le otorgaron Congreso de la Nación, la Universidad de Harvard, el Martín Fierro en numerosas oportunidades, la Legión de Honor francesa, la Orden de Mérito de Francia, de Italia y de Polonia, entre otros. Además, ganó tres Premios Konex a la comunicación y el periodismo y como conductora, incluyendo el Premio Konex de Brillante a la figura más representativa del periodismo argentina durante la década 1997-2006.

En las últimas horas, fueron sus compañeros de Radio Mitre los encargados de dar la noticia de su muerte y desde entonces se multiplican los recuerdos de colegas, de personalidades de la política y también de los oyentes que siguieron su extensa y notable carrera. “Hace dos o tres días que hablé con ella. Íbamos a hacer juntas una grabación para Perfil. Pero al final llamó y dijo que no se sentía bien ni con ánimo. Justo nos dijimos cuánto nos queríamos. Fue un intercambio de palabras entre dos mujeres de la misma edad y con una vida que en un momento tuvo un punto en común”, recordó ante este medio la dirigente política Graciela Fernández Meijide, también ex miembro de la Conadep.

MA

Etiquetas
stats