Sobre este blog

Fútbol y política.

Los conflictos son parte de la historia del deporte más popular del mundo. Desde principios del siglo XXI, en cada región, en cada país y en cada rincón del mundo la pelota estuvo atravesada por la política y la sociedad.

Todas las semanas un newsletter para ir más allá de las tácticas y estrategias, de las transferencias, las posiciones y los promedios.

Un newsletter para ver el mundo desde el fútbol.

Autor: Lucas Zalduendo

Los antecedentes mundialistas que dan esperanza a la Argentina

Lionel Messi

0

La Selección Argentina cayó 2 a 1 ante Arabia Saudita en su debut mundialista. No es la primera vez que sucede. La albiceleste perdió 1 a 0 contra Camerún en el primer partido de la Copa del Mundo de Italia 1990. Fue el último que perdió en un debut. Pero no el único: en 1934 perdió 3 a 2 contra Suecia, en 1958 fue 3 a 1 contra Alemania, en 1974 fue derrota por 3 a 2 contra Polonia y en 1982 fue Bélgica quien ganó por 1 a 0. Más allá de la diferencia en la estructura de los torneos, salvo en dos ocasiones de las cinco, en el resto el equipo avanzó de ronda. El porcentaje está en favor de Argentina.

El caso de Italia 1990 es el más optimista, porque en ese mundial se llegó a la final. En ese debut, el gol de cabeza del camerunés Omam Biyik a los 67 minutos hizo que los Leones Indomables superaran al combinado dirigido por Carlos Bilardo.

La anécdota de aquella vez es conocida y se acaba de viralizar en las redes. Cuenta Pedro Troglio que después de la derrota Bilardo les dijo a los jugadores que si el equipo quedaba eliminado en primera fase iba a tirar el avión que volvería a la Argentina. Sin embargo, pese a la sorpresiva derrota, la Argentina -que venía de ser Campeón del Mundo en México- se repuso y logró clasificar con lo justo en un grupo que se completaba con las selecciones de la Unión Soviética y Rumania. 

No es el único caso en la historia de los mundiales en el que un seleccionado pierde el partido inicial y luego llega a la final. En la Copa del Mundo de 1982, el conjunto alemán empezó con una derrota ante Argelia por 2 a 1. Sin embargo, Alemania clasificó y logró llegar a la final que perdió contra Italia capitaneada por el veterano arquero Dino Zoff. A la Azzurra también le ocurrió lo mismo en el mundial de EE.UU de 1994. Aquella vez, los italianos perdieron por uno a cero contra la selección de Irlanda. Luego llegaron a la final, que perdieron por penales contra Brasil. Por último, en el 2010 España pasó por lo mismo. Sufrió una derrota inicial contra Suiza y luego terminó obteniendo su primera Copa del Mundo con el histórico gol de Iniesta en el alargue. Todas fueron derrotas sorpresivas. Contra Arabia Saudita también lo acaba de ser.    

Hay que pensar, también, en la historia reciente. En el Mundial de Rusia 2018 Argentina arrancó con un empate contra Islandia, luego perdió contra Croacia por 3 a 0 y recién con una victoria contra Nigeria logró ganar y clasificar a octavos de final. Las estadísticas y los números están para ser optimistas, pero sobre todo con el enorme equipo que tenemos, que demostró con creces para qué está hecho. Hay que evitar el pesimismo exagerado. Porque Lionel Messi fue bien claro después del partido: “Que la gente confié”.

LZ

Sobre este blog

Fútbol y política.

Los conflictos son parte de la historia del deporte más popular del mundo. Desde principios del siglo XXI, en cada región, en cada país y en cada rincón del mundo la pelota estuvo atravesada por la política y la sociedad.

Todas las semanas un newsletter para ir más allá de las tácticas y estrategias, de las transferencias, las posiciones y los promedios.

Un newsletter para ver el mundo desde el fútbol.

Autor: Lucas Zalduendo

Etiquetas
stats