Qué es el asma y cómo combatirlo Salud

Los ocho remedios naturales más eficaces para contrarrestar el asma

Disnea

Marta Chavarrías

0

En ocasiones, puede ocurrir que las vías respiratorias se inflamen y se vuelvan más estrechas, lo que se traduce en la aparición de asma, una enfermedad cuyos casos han aumentado en los últimos años, probablemente en relación con el desarrollo industrial. 

No se conoce una cura definitiva, pero sí formas de tratar de manera temporal los síntomas (mucosidad, problemas para respirar, sibilancias, etc.). Los remedios naturales a menudo pueden ayudar a personas que tienen asma a controlar algunos de sus síntomas. Pero solo deben usarse para ayudar al plan de tratamiento médico, no para reemplazarlo.

Algunos de los mejores alimentos broncodilatadores 

Aunque la evidencia sugiere que no existe un solo alimento o nutriente que mejor por sí solo los síntomas del asma, por ejemplo, sí hay ciertos productos que ayudan a mantener la función pulmonar: 

  • Cebolla: en este caso no se trata de consumirla, sino de aprovechar lo que emite en el ambiente. cuando la cortamos, la cisteína que contiene la cebolla reacción con algunas enzimas y da lugar a un compuesto gaseoso llamado sulfóxido de tiopropanal. Si ponemos una cebolla cortada en la habitación, este emite sulfóxido al aire y nos irrita las cavidades nasales estimulando una secreción que humedece la nariz, facilitando la respiración.
  • Ajo: este alimento potente y picante es muy beneficioso para los pulmones porque ayuda a combatir las infecciones (además de reducir el colesterol y la inflamación en el cuerpo). También elimina la congestión pulmonar, reduce la inflamación de las vías respiratorias y combate las infecciones pulmonares. Esto es gracias en gran parte a la vitamina C, que neutraliza las moléculas que provocan la constricción de las vías respiratorias. 
  • Jengibre: valorado sobre todo por calmar el malestar estomacal, el jengibre también puede ayudar a aliviar los síntomas del asma gracias a ciertos componentes que relajan las vías respiratorias. También se le atribuye capacidad para disminuir la inflamación y se relaciona el jengibre crudo con propiedades antiinflamatorias.
  • Vitamina D: pescados grasos como el salmón y alimentos como la leche, los huevos y el zumo de naranja contienen este nutriente que fortalece la respuesta del sistema inmunológico y puede reducir la hinchazón de las vías respiratorias. 
  • Cúrcuma: se considera un remedio natural potencial para el asma gracias a las propiedades antiinflamatorias y antioxidantes de la curcumina, el ingrediente activo de la cúrcuma. Una investigación publicada en Journal of Clinical and Diagnostic Research demostró que, en adultos con asma, la administración de 500 miligramos de curcumina al día durante un mes mejora los síntomas de asma. Los expertos admitieron también que se necesitan más investigaciones con más participantes.
  • Espinacas: las verduras de hoja verde contienen una importante cantidad de vitaminas y minerales y también de ácido fólico. El folato puede ser especialmente importante para las personas con asma. La espinaca en concreto está llena de vitamina C, betacaroteno, vitamina E, potasio, zinc, hierro, magnesio y calcio. Se sabe que la deficiencia de magnesio es común es personas que sufren asma.
  • Agua: no estar bien hidratados y no tener suficiente vapor de agua en los pulmones hace que las vías respiratorias se contraigan. La hidratación es básica para la salud respiratoria. Nos ayuda a mantener la mucosidad en movimiento. Si esta se acumula en las vías respiratorias y los pulmones es más probable que suframos una infección. 
  • Manzanas: el contenido en flavonoides ayuda a abrir las vías respiratorias y la quercetina puede ayudar a aliviar los síntomas de la sinusitis. Además, las manzanas están cargadas de nutrientes, gracias a los cuales podemos reducir la inflamación. Una investigación publicada en Nutrition Journal demuestra que una manzana al día puede ayudar a mantenernos alejados del asma porque se asocia a una mayor función pulmonar.

Aunque no está claro del todo, también se ha asociado la cafeína con algunos beneficios en la salud pulmonar. Los expertos la asemejan a la teofilina, un fármaco broncodilatador que se usa para abrir las vías respiratorias de los pulmones y, por tanto, aliviar los síntomas del asma como sibilancias y tos.

En una revisión realizada sobre los efectos de la cafeína se encontró que incluso pequeñas cantidades de cafeína pueden mejorar la función pulmonar durante cuatro horas, aunque se necesitan más investigaciones que lo corroboren.

El estilo de vida, clave en la salud respiratoria

Seguir  y mantener una alimentación equilibrada y realizar ejercicio físico de manera regular es fundamental para cuidar nuestros pulmones. Para la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), una alimentación saludable pasa por el consumo de una variedad de frutas, verduras y cereales integrales. También de carnes magras o con poca grasa, así como productos lácteos descremados

Debe evitarse en cambio el consumo de alimentos procesados y refinados, que empeoran el asma. La falta de fibra reduce las bacterias probióticas, agota el ácido del estómago y dificulta una digestión adecuada. Por tanto, un inadecuado aporte de nutrientes hace que el cuerpo sea menos capaz de neutralizar las toxinas.

MC

Etiquetas
stats