Un siglo con Piazzolla y cientos de conciertos y otros eventos para recordarlo

El 11 de marzo se cumplen cien años del nacimiento de Astor Piazzolla

Argentina y gran parte del mundo celebra este jueves el centenario del nacimiento de un visionario que revolucionó la música de tal manera que nada volvió a ser igual. Astor Piazzolla nació en Mar del Plata el 11 de marzo de 1921 y un siglo después el despliegue para conmemorarlo es enorme, incluso a pesar de la pandemia.

Desde la Fundación Astor Piazzolla, cuyo vicepresidente es Daniel Villaflor Piazzolla, nieto del músico y compositor, se coordinan gran parte de los homenajes de este Año Piazzolla, que están reflejados en la plataforma digital www.piazzolla100official.com y en redes con @piazzolla100.

“Desde hace un año entendimos desde la Fundación que había que planificar el centenario de Astor, que no había que dejar una laguna en ese sentido. Había que coordinar y articular los diversos homenajes. En base a esa idea empezamos a activar un montón de cuestiones, desde establecer un nombre oficial del centenario, que es Piazzolla 100”, explica Villaflor Piazzolla a elDiarioAR.

Los eventos incluyen desde galas en el Teatro Colón, que comenzaron el 5 de marzo y seguirán hasta el 20 y en las que, entre otras cosas, se recreará el mítico concierto de 1983, hasta un recital multitudinario en el Obelisco de la Ciudad de Buenos Aires a fines de noviembre o principios de diciembre, siempre y cuando la situación epidemiológica lo permita.

Concretamente este jueves, el grupo de jazz Escalandrum, liderado por el baterista Daniel "Pipi" Piazzolla, nieto del maestro, celebrará por partida doble el día del centenario de Piazzolla ya que lanzará su nuevo disco "100", con obras del bandoneonista, y protagonizará un concierto dentro del ciclo del Colón en compañía de Chango Spasiuk, Gustavo Bergalli, Elena Roger, Jairo y Raúl Lavié.

"Por suerte puedo separar al nieto del músico y siento que estoy tocando la música que me representa y que es la más gloriosa que se haya hecho en la Argentina", comentó hace poco "Pipi" Piazzolla en una entrevista con Télam. "Estoy muy agradecido porque era mi sueño tocar esa noche allí para festejar el cumpleaños de mi abuelo con gente tan cercana a él desde lo personal como Bergalli, Jairo y Lavié o admiradores de su obra como en el caso de Chango y Elena", confesó "Pipi" sobre el recital con aforo reducido que se transmite por streaming a través de las redes del Colón, donde quedarán colgados todos los recitales del ciclo.

También este jueves, el grupo subirá a plataformas digitales su décimo cuarto álbum, "100", que en su repertorio reúne obras como "Primavera Porteña", "Soledad", "La Muralla China", "Milonga en Re", "Intro de Bandoneón", "Zita", "Whisky", "Escolazo", "Adiós Nonino" y "Michelangelo 70". La placa registrada entre los estudios ION de Buenos Aires y Abbey Road de Londres incluye una grabación inédita de un solo de bandoneón de Astor Piazzolla realizada a mediados de los años 70 en ese mismo estudio porteño, cedida por Osvaldo Acedo, que pasó a ser la introducción de la versión de Escalandrum de la "Suite Troileana".

Astor Pantaléon Piazzolla nació en Mar del Plata, pero vivió su niñez y adolescencia en Nueva York, más concretamente en el Lower East Side de Manhattan. Allí se empapó de la sonoridad de esa ciudad, que era básicamente el jazz. Y fue allí también donde aprendió a tocar el bandoneón, ese instrumento que hoy es inseparable de su estampa.

A la Argentina regresó a los 16 años y comenzó a tocar en la orquesta típica de Aníbal Troilo, “Pichuco”, donde mamó de la tradición más importante del tango. Luego formó su propio conjunto.

El joven Astor, en realidad, quería convertirse en músico clásico. Según cuenta “Pipi”, en una ocasión, cuando tomaba clases con Nadia Boulanger, esta lo desafió: “A ver, Piazzolla, muéstreme algo suyo”. Y le mostró. Entonces la maestra le dijo: “Ése es Piazzolla. No lo abandone nunca”.

Así fue que nació ese tango de vanguardia con elementos del jazz y de la música clásica, que fue evolucionando y lo convirtió en la leyenda que es hoy. Hubo en su momento una guerra entre “piazzollistas” y “antipiazzollistas” porque, como suele ocurrir en la música popular, siempre hay conservadores que se oponen a lo nuevo. O que demoran un tiempo en aceptarlo.

De hecho, Piazzolla recibió reconocimiento en Europa, Estados Unidos y Japón antes de ser realmente aceptado en su propio país. Murió el 4 de julio en 1992, a los 71 años. Su música siguió viva y fue grabada, entre otros, por Gary Burton, Al Di Meola y músicos clásicos como Yo Yo Ma, Emanuel Ax, Gidon Kremer y otro argentino internacional, Daniel Barenboim.

Entre los contenidos exclusivos que preparó la Fundación Astor Piazzolla para este centenario, está “Piazzolla por Astor”, un audio basado en charlas privadas que tuvo con su hija Diana entre 1983 y 1986, que consta de una intro y diez capítulos de cuatro minutos en los que relata los momentos artísticos más importantes de su vida, desde su infancia y su primer bandoneón, hasta el concierto de 1983 en el Teatro Colón.

Villaflor Piazzolla se pasó además todo el 2020 contactando a músicos argentinos y extranjeros para que dieran su testimonio sobre el significado que la obra del autor de “Adiós, Nonino”, “Oblivion”, "Balada para un loco" y “Libertango” tiene para ellos.

En “Piazzolla Means To Me”, colaboraron –en video, audio o por escrito- los argentinos Lalo Schifrin, Daniel Barenboim, Horacio Lavandera, Julio Bocca, Teresa Parodi, Daniel Binelli, Rodolfo Mederos, Raúl Lavié y Oscar López Ruiz así como los extranjeros Hermeto Pascoal (Brasil), Jacob Collier (Inglaterra), Esperazan Spalding, Gary Burton, Marty Friedman, Al Di Meola (todos EEUU), Richard Galliano (Francia), Paquito D’Rivera (Cuba) y Sara McKenzie (Australia)

Friedman, guitarrista y fundador de la banda de trash metal Megadeth, por ejemplo, comentó: “La primera vez que escuché la música de Piazzolla, inmediatamente supe una cosa: era para mí. Nunca antes había escuchado una mezcla tan fresca de disonancia y nostalgia, complejos motivos melancólicos y dinámicas siempre cambiantes que van desde el toque más suave hasta la pura violencia. Su música nunca parece envejecer, y siempre parece encontrar una nueva belleza en ella con cada nueva escucha”.

En tanto, Al Di Meola, guitarrista de jazz, afirmó: “Abordó las condiciones humanas con una amplia gama de emociones en sus composiciones profundas, a menudo dolorosamente sentidas, y hermosas interpretaciones, que hablaban con más intensidad de lo que las palabras podrían transmitir. (…) ¡Pocos compositores podrían llegar a ese lugar en el corazón de los oyentes que él evocaba con emociones tan intensas!”.

Un tercer pilar de los contenidos exclusivos de la Fundación es “Piazzolla x Piazzollas”, en el que se reúnen testimonios de familiares del compositor como su viuda Laura Escalada Piazzolla, su hijo Daniel Hugo Piazzolla y los ya mencionados nietos Daniel "Pipi" Piazzolla y Daniel Villaflor Piazzolla.

La web contará además con una agenda en la que se irán recopilando todos los eventos que tendrán lugar en diversos países del mundo. Según Villaflor Piazzolla, ya son más de cien.

De los que se celebrarán en Argentina, destacan las mencionadas galas en el Teatro Golón, en las que participarán músicos de diversos géneros. Sobresale, además del cumpleaños este jueves, la recreación el viernes 12 del concierto de 1983, bajo la dirección de Pedro Ignacio Calderón y con Daniel Binelli en bandoneón. También estarán Pablo Agri como primer violín, Brigitta Danko como segundo violín, Elizabeth Ridolfi en la viola, Diego Sánchez en el violonchelo, Juan Pablo Navarro en contrabajo y Ricardo Lew en guitarra eléctrica. En el piano estará Nicolás Guershberg y en la percusión Enrique "Zurdo" Roizner. Además tocará como invitado de honor la guitarra eléctrica Horacio Malvicino.

Aquel concierto, que se celebró el 11 de junio de ese año, pasó a la historia, porque ese día Piazzolla llevó el tango a lugares impensados y con su bandoneón lideró su Conjunto 9, su Quinteto y la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires.

En el Centro Cultural Kirchner, en tanto, se podrán visitar dos exhibiciones, la muestra inmersiva “PIAZZOLLA100” y la muestra física “PIAZZOLLA100”, las dos desde este 11 de marzo. La última está organizada en torno a momentos claves de la trayectoria creativa y personal de Piazzolla a través de reseñas de momentos y núcleos temáticos que se vincularán con instalaciones de artistas argentinos, inspiradas en su producción.

Además, como se viene haciendo desde 2016, en la Ciudad Cultural Konex se celebrará en octubre en fecha a confirmar el festival “Experiencia Piazzolla 2021”, con curadoría de “Pipi” Piazzolla, del que hubo un anticipo a principios de octubre de 2020 con un recital emitido en streaming en el que participaron el Quinteto Astor Piazzolla, Sandra Mihanovich, Paula Maffía, Yamile Burich y el Trío Luminar.

Habrá también recitales en el CCK y en la Usina del Arte, se publicarán discos y se hablará y escribirá mucho sobre el visionario genio musical.

El concierto en el Obelisco busca ser el broche de oro de este Año Piazzolla. Será un evento gratuito cuya programación artística contará con cuatro ejes: "Piazzolla Sinfónico" a cargo de la Filarmónica de Buenos Aires; "Piazzolla y el Jazz", a cargo de Escalandrum, "Piazzolla y el Tango", a cargo del Quinteto Astor Piazzolla, y "Repertorio cantado de Piazzolla”, con la participación de cantantes argentinos populares del rock y el pop. 

Los nietos de Piazzolla tienen muy claro por qué su abuelo merece tanto despliegue: “El sonido de mi abuelo es universal. Tiene la raíz de nuestro país, pero a su vez tiene por algunos momentos la sonoridad de la música clásica, muy influenciada por Bartok y Stravinsky, y también del jazz. Así que es una música muy universal. Pertenece al mundo, creo yo”, señala “Pipi”.

Villaflor, su vez, sostiene: “Cuando tu abuelo hace todo lo que hizo Astor, de la manera en que lo hizo, lo menos que podés hacer es sentirte orgulloso y divulgarlo, transmitirlo, contarlo. Porque fue una epopeya. (…) La música de Astor es conocida en todo el mundo, pero quizá el esfuerzo que hizo y todo lo que sacrificó para que esa música llegara a donde llegó, no lo sabe todo el mundo. Era un trabajador incansable. Tuvo una vida dedicada cien por ciento a construir esta obra hermosa”.

Actualización de la nota publicada originalmente el 11 de febrero de 2021.

 CRM

Etiquetas