Gran Canaria —

0

Etiquetas

¿Quién no ha oído hablar de Quevedo por estos días? El artista de 20 años procedente de Gran Canaria se ha convertido en el primer músico español en alcanzar el primer puesto en la lista Top Global de Spotify. Todo ello gracias a su colaboración con Bizarrap en el tema conocido como Quédate y que oficialmente se titula BZRP Music Sessions #52. De forma paralela, han sido muchos los artículos sobre su figura, de la crítica al elogio y viceversa. Estos no han hecho sino acrecentar la fama de un chico que, hace apenas dos años, comenzaba a publicar sus canciones.

La rapera Ptazeta rima con orgullo para romper las barreras del trap femenino

La rapera Ptazeta rima con orgullo para romper las barreras del trap femenino

“Soñábamos con Bizarrap”, comenta entre risas Linton, productor de Quevedo en la mayoría de sus canciones. Para él no ha sido una sorpresa el meteórico ascenso de su amigo. “Había algo diferente en Pedro (Quevedo): entre su tono de voz y la rapidez con la que hacía letras de calidad, veías que tenía lo necesario para triunfar”. De hecho, afirma que al principio no le cobraba las grabaciones en el estudio. “Le decía que algún día su música valdría millones y que ya me pagaría entonces” explica.

Sin embargo, el éxito de Quédate no es el primero que sale de las islas. En febrero el remix de Cayó la noche, interpretado por siete músicos isleños, Quevedo entre ellos, ocupaba el primer puesto en las listas de lo más escuchado en España. En 2019, Contando lunares, colaboración de Don Patricio (El Hierro) y Cruz Cafuné (Tenerife) se convertía en la canción del verano, y sin embargo no sería el primer ni el último gran éxito de ambos artistas, que acumulan millones de reproducciones en todas las plataformas. Por aquel entonces, otros como Maikel Delacalle o Bejo ya empezaban a ser también conocidos mundialmente.

A Quevedo no le cobraba las grabaciones en el estudio, le decía que algún día su música valdría millones y que ya me pagaría entonces

Linton Productor de Quevedo

“Aquí en las islas ha habido mucho talento desde siempre, pero no se les ha brindado la oportunidad de tener éxito”, dice Linton. Se queja de que Canarias, para la industria musical, siempre había sido un lugar inexistente hasta los últimos años, hasta que “unos pocos se han ido labrando su camino por su cuenta y tuvieron la suerte de toparse con la persona indicada”. Así, muchos fueron los grupos y artistas que marcaron a generaciones enteras de oyentes en la comunidad autónoma y que, sin embargo, nunca tuvieron la oportunidad de triunfar en el continente.

No obstante, el panorama actual es completamente distinto. Algo así argumenta Don Patricio, uno de los músicos más reconocidos de Canarias tanto por sus canciones en solitario como por sus temas con el grupo Locoplaya: “Ahora ya no tienes que ir a Madrid como sí pasaba antes. Hoy en día la clave está en internet y en el cómo te muevas por las redes sociales”.

Ahora ya no tienes que ir a Madrid como pasaba antes. Hoy en día la clave está en cómo te muevas por las redes sociales

Don Patricio Músico

En este sentido, cabe recalcar que ninguno de los artistas más reconocidos en la actualidad comenzó dentro de una discográfica, sino que todos ellos se iniciaron de forma independiente. “La discográfica te da dinero para que grabes. Y contactos si los necesitas, pero al final tu música va a seguir siendo la misma”, afirma Don Patricio. Bejo, otro de los integrantes de su grupo, y también rapero en solitario, sería un ejemplo, ya que pese a llevar varios años publicando canciones con millones de visitas, no ha firmado con ningún sello.

Los estudios, en casa

Don Patricio cuenta que su primera canción la hizo cuando tenía 13 años. Fue con sus amigos, un día de playa, donde compartieron su creación con todos los que allí estaban. Más tarde, tras acabar la universidad, fue cuando se montó un pequeño estudio en su casa, aprendió a manejar distintos programas de edición musical y comenzó a grabar sus primeros temas. En el caso de Linton, fue a los 17 años cuando montó su primer estudio, también casero, por el que pasaron artistas como Juseph o Quevedo antes de que pudieran conseguir un local más profesional.

“Una de las cosas más relevantes de esta nueva esfera musical es la influencia que han tenido los sistemas y programas de edición de sonido” cuenta Carlota Aguilar-González, musicóloga canaria especializada en música hispana y latinoamericana. Ordenadores, altavoces, micrófonos; son materiales a los que los jóvenes, con poco dinero, pueden acceder. Además, para analizar las causas de este nuevo grupo de artistas isleños, añade que hay muchos factores sociales y políticos a considerar. “Canarias tiene uno de los niveles de paro más altos de España. Eso hace que la música ya no sea solo una evasión, sino también una salida económica. La historia de las islas, el hecho de ser una colonia…eso también configura nuestra personalidad y cómo se nos recibe desde fuera”.

Canarias tiene uno de los niveles de paro más altos de España, eso hace que la música ya no sea solo una evasión sino también una salida económica

Carlota Aguilar-González, Musicóloga

Otro de los factores que más ha influenciado a muchos artistas urbanos en la isla son sus colectivos —también llamados tribus o crews—, a los cuales mencionan en algunas de sus canciones. En el caso de Quevedo, se trataba de una casa conocida como Los Brezos, en Gran Canaria, donde el año pasado iba con unos cuantos músicos más para componer nuevas canciones, compartiendo temas e intercambiando opiniones. “Nos poníamos a trabajar todos y era como quedar con tus colegas para hacer lo que más nos gustaba”, recuerda la también cantante Daniela Garsal. “Se veía talento, muchas ganas… Desde el primer momento que fui allí y los conocí tenía clarísimo que iban a ser una bomba que por algún lado tenía que explotar”.

Este tipo de encuentros no es una novedad. Cruz Cafuné hace referencias continuas a sus “fiolos” y a su “crew” en sus canciones. Por otra parte, Locoplaya (Don Patricio, Bejo y Uge) también surgió de una forma similar, solo que en la isla de El Hierro. “Con Uge hice mis primeros temas porque éramos amigos y compartíamos esas cosas. Luego Bejo se nos unía durante los veranos porque él vivía en Tenerife”, relata Don Patricio. “Lo hacíamos desde el corazón”, subraya Linton, también integrante de Los Niños, “porque es lo que nos gusta, y eso es lo más importante de todo”.

¿Por qué vende tanto la canariedad?

A la inclusión explícita de todos esos grupos en las canciones, hay que añadirle también a la letra de los temas de estos artistas las continuas menciones a palabras o elementos isleños. Todo ello, claro está, con un marcado carácter regional e incluso local. En Quédate, por ejemplo, Quevedo canta al final de la canción la frase “LPGC, you know” haciendo referencia a la capital de Gran Canaria; mientras que en Contando lunares podemos escuchar “Mira, aquel día se armó un fuerte pitote / To's en la Caleta ¿bota'os, no? Suponte”.

Nos poníamos a trabajar todos y era como quedar con tus colegas para hacer lo que más nos gustaba. Desde el primer momento que fui allí y los conocí tenía clarísimo que iban a ser una bomba

Daniela Garsal Cantante

Este tipo de expresiones pueden ser difíciles de entender para alguien que no sea de las islas, y aún así vemos cómo público de todas partes lo canta a viva voz, sin necesidad de comprenderlo. Para Carlota Aguilar-González esto tiene una explicación muy sencilla: “El mercado de la música actual es capaz de convertir la otredad en algo mainstream. En este caso, lo que más se demanda ahora es lo latino, y el lugar en España con más lazos efectivos con Latinoamérica es Canarias”.

La influencia que la cultura latinoamericana ha tenido sobre las islas es indudable, también en cuestiones musicales. No en vano, a un país como Venezuela se le llama la “novena isla” por los grandes movimientos migratorios producidos entre este lugar y las islas durante el último siglo. “Ellos traían su música y se juntaba con lo que teníamos aquí, por eso hay esta fusión tan grande de géneros en la música canaria y por eso tiramos desde hace tanto al reguetón” coincide Linton.

Cuestionado por el motivo principal por el que esa canariedad gusta tanto al resto del mundo, el productor duda un poco más: “Será el clima, será el mar… todo eso influye mucho a la hora de hacer música. Al final todos vamos a los riscos y a la playita a tomarnos una cerveza y escuchar música”. Daniela Garsal añade a esto que también es importante “el acento, así como el hecho de que estamos situados en un punto donde hemos recibido influencias de muchas partes y de muchas culturas. Eso influye también en nuestros ritmos y melodías”. Algo que, en suma, Don Patricio resume en una sola palabra: “El sabor”.

Al final todos estos nombres contribuyen a que Canarias cada vez sea más reconocida dentro del mundo de la música urbana. A ello hay que añadirle los futuros álbumes que Quevedo y Don Patricio sacarán dentro de unos meses, así como el EP que Daniela Garsal está grabando, con la ilusión de alcanzar la cima que otros ya han alcanzado. “Tenemos la intención de que nuestra música siga llegando a todo el mundo” asegura Linton, y luego puntualiza: “Pero no hace falta tampoco que sea un pelotazo mundial, con que le signifique algo a alguien a nivel emocional, profesional o lo que sea, entonces la música habrá hecho su trabajo”.

NGN

stats