Telam agency advice

A 65 años del debut de Antonio Rattín en la primera de Boca

Adolfo

0

(Por Adolfo Morales).- Devenido luego en emblema y caudillo de un Boca Juniors en el que se destacó como jugador por casi 15 temporadas, Antonio Ubaldo Rattín produjo su debut en la Primera División del conjunto xeneize hace 65 años.

Ocurrió un domingo 9 de septiembre de 1956, en La Bombonera, y en ocasión de un superclásico con River Plate que el equipo de la Ribera ganó por 2-1.

Un joven espigado, de 1,90 metro de altura y apenas 19 años, se plantaba en el campo de juego con la número 5 azul y oro, al lado de Osvaldo Zubeldía (autor de un gol) y Juan José Rodríguez.

Los testimonios de época ya daban cuenta de la personalidad y autoridad que exhibía sobre el césped ese flaco desgarbado, nacido en el Tigre en mayo de 1937, que había transitado por las distintas divisiones formativas de la institución.

"(Antonio) Rattín, que se presentó en Primera nada menos que contra River, jugó como si fuera propietario del lote que pisaba", describió la revista El Gráfico, referente deportivo por excelencia por aquella década del '50.

En su número 1.934, la publicación agregaba que el novel mediocampista central se exhibió "duro, sin complejos, se atrevió al foul y desde el comienzo mostró su carácter. Es del 'tipo (Néstor) Rossi'", comparándolo con 'Pipo', el histórico centromedio riverplatense.

"Le gusta el fútbol lindo y el arco rival. No es de los que se aplastan sino de los que tienen levadura. Justo para Boca", agregó El Gráfico por esos días.

El relato oral que se trasmite de generaciones en generaciones admite –además- que el propio Ángel Amadeo Labruna, ídolo máximo de la institución de Núñez y centrodelantero 'millonario' en aquel partido, se le acercó al joven Rattín y le dijo al oído ante tanta vehemencia exhibida: 'Tranquilo, pibe. La idea es que usted siga jugando por años, no que lo haga un partido'.

Rattín fue símbolo de un Boca que postulaba la firmeza defensiva como argumento central para encaramarse y obtener protagonismo en la lucha por los campeonatos de esos tiempos.

Así, el número 5 xeneize estuvo presente y fue figura en los torneos ganados en 1962, 1964 y 1965, además de la Copa Argentina 1969.

Llegó al seleccionado argentino y disputó el Mundial de Inglaterra 1966, con la recordada expulsión en el encuentro de cuartos de final ante el representativo local (0-1) en Wembley y el conocido comportamiento de "sentarse en la alfombra de la Reina", lo que le valió el grito estentóreo de 'Animals, animals', con el que despidieron al conjunto albiceleste esa tarde de despojo y bochorno.

En Boca, Rattín disputó un total de 382 partidos y convirtió 28 goles. Pero su entrega por la camiseta xeneize fue tan reconocida, más allá de los números, que el 'Rata' se dio el gusto de finalizar una temporada como director técnico al frente del plantel, a pesar de una campaña que fue desastrosa.

Sucedió en el denominado campeonato Metropolitano 1980, cuando Boca tuvo un arranque impiadoso, con apenas un triunfo (2-1 a Quilmes) en seis presentaciones.

La seguidilla de frustraciones incluyó derrotas duras con Newell's, River Plate e Independiente (todas por 2-5), resultados que en el fútbol actual hubiesen supuesto la destitución automática del cargo, tratase de quién se tratase. La espalda de Rattín le permitió capear el temporal, el equipo mejoró y terminó en la mitad de la tabla.

Además, el histórico volante central xeneize exhibe aún hoy un privilegio que ostentan muy pocos. Es de esos jugadores en el profesionalismo del fútbol argentino que vistió una única camiseta como también ocurrió con Natalio Pescia (Boca Juniors), Ricardo Bochini y Guillermo Ríos (Independiente), Reinaldo Merlo (River Plate), Miguel Ángel Russo (Estudiantes de La Plata) y Ariel Cafferata (Deportivo Laferrere).

Tan grande resultó el impacto que Rattín generó en el corazón de los hinchas xeneizes que tiene su propia estatua en el Museo de Boca, inaugurada hace casi seis años.

La síntesis del Boca Juniors 2-River Plate 1 del 9 de septiembre de 1956 es la siguiente:

Boca Juniors: Julio Musimessi; Juan Carlos Colman y Federico Edwards; Francisco Lombardo, Antonio Rattín y Roberto Moreno; Herminio González, Osvaldo Zubeldía, Antonio Angelillo, Juan José Rodríguez y Eduardo Senés. DT: Mario Fortunato.

River Plate: Amadeo Carrizo; Alfredo Pérez y Federico Vairo; Oscar Mantegari, Néstor Rossi y Gilberto Sola; José Sánchez, Enrique Sívori, Santiago Vernazza, Angel Labruna y Roberto Zárate. DT: José María Minella.

Goles en el primer tiempo: 20m. Zubeldía (BJ); 31m. Senés (BJ); 35m. Vernazza (RP).

Cancha: Boca.

Árbitro: Lynch.

Etiquetas