Telam agency advice

Cuando el "Gato" Gaudio fue el Rey de París

Walter

0

Roland Garros, la catedral del tenis de polvo de ladrillo, fue escenario hace 17 años de la final en la que contra los pronósticos de la cátedra el bonaerense Gastón Gaudio le ganó al santafecino Guillermo Coria.

Más de tres horas y media de juego en la primaveral jornada del 6 de junio de 2004 demandó una coronación, la del "Gato" de Adrogué en Roland Garros, que parecía lejana en los papeles y más lejana todavía después de que el "Mago" de Rufino se quedó con los dos primeros sets por holgados 6-0 y 6-3.

Incluso se puso 4-3 adelante en el tercer set.

Por aquellos días Coria se revelaba como la medida más alta de la arcilla, venía de imponerse en el torneo de Montecarlo y llevaba una ventaja de 3-1 en el duelo personal con el "Gato", con quien profesaba una gran rivalidad.

(El español Rafa Nadal tenía 18 años, recién cursaba su primer año en el circuito profesional y una lesión en un tobillo lo había marginado de la cita parisina).

De pronto Coria devino más lento e impreciso, Gaudio se hizo fuerte con la primordial herramienta de un revés que por lo menos consta entre los mejores del siglo en curso, sobrellevó un tercer set parejo y tras quedárselo por 6-4 selló el cuarto por 6-1.

Sin embargo, el tramo decisivo estuvo signado por la irregularidad de ambos jugadores, y del marcador, hasta que la balanza se inclinó a favor de Coria: 5-4, 6-5 y dos match points.

Pero no por nada en la genealogía de los deportes se inscribe la metáfora bélica: espacio cedido, espacio tomado, Coria dejó pasar sus oportunidades y cuando Gaudio dispuso de la primera, fue punto, set, partido y gloria.

Y si bien jamás volvió a llegar lejos en un Grand Slam, a lo sumo en 2006 alcanzó la tercera ronda en el de Australia y en el US Open, a diez meses de su conquista en Roland Garros trepó al quinto puesto en el escalafón de la ATP y su carrera se extendió hasta agosto de 2011.

Para Coria, por su lado, la jornada del 6 de junio de 2004 representó un antes y un después lapidario: salvo fugaces momentos de inspiración jamás recuperó su versión más luminosa y, de hecho, anunció su retiro a los 27 años.

En aquel Roland Garros cuya final se jugó hace 16 años destacaron otros dos argentinos: el cordobés David Nalbandian, que cayó con Gaudio en semifinales; y el bonaerense Juan Ignacio Chela, perdedor del británico Tim Henman en cuartos de final.

Etiquetas
stats