De Mar del Plata a Doha: La historia de Natasha que llegó con otras argentinas para trabajar en el Mundial

Natasha viajó a trabajar a Qatar. De paso, ya pudo ver dos partidos de la Selección argentina.

El Fifa Fan Festival está ubicado en el Bidda Park, un lugar céntrico de Doha a donde llegan quienes no tienen entradas para poder ver los partidos en pantallas gigantes. Hay juegos interactivos, tiendas oficiales para comprar recuerdos mundialistas, un museo de la FIFA y puestos de comida. De Asia, de Medio Oriente, de Europa y de América del Norte y del Sur.

Allí, de pronto, una entonación, una cadencia en el hablar llama la atención. Es Natasha Maldonado Inostroza, 24 años, argentina. Marplatense, más exactamente.

Llegó a Qatar el 30 de octubre con un grupo de 20 argentinas más que vinieron cómo ella a trabajar lo que dure la Copa del Mundo: “En Argentina el nexo lo hizo la agencia PHRS, acá nos contrató la cadena de hoteles Marriot pero yo trabajo en uno de los puestos del FIFA Fan Festival vendiendo comida”. Lo hace en el puesto de comida sudamericana, aunque el menú sea prácticamente todo mexicano.

“Primero me entrevistaron de la agencia PHRS. Después pase a una segunda etapa en la que tuve una entrevista con Marriot directamente y finalmente hablé con Michael que es mi jefe”. Ese fue el momento en el cual a Natasha le confirmaron el trabajo. Una vez que llegó a Doha tuvo una pequeña capacitación en cómo atender al público y cuando abrió el Fifa Fan Festival con el comienzo del Mundial empezó a trabajar.

“Unos días más tarde llegaron unas 10 argentinas más. Vivimos las 30 todas juntas en departamentos en Al Samriya. Son departamentos de cuatro personas y acá además del alojamiento y el pasaje nos dan la comida. Los primeros días comíamos en el Hotel Marriot pero desde que estamos trabajando en el puesto de comida, comemos acá directamente”, cuenta Natasha que nació en Mar del Plata y todos los días una hora y media de viaje para ir desde su casa hasta el trabajo.

Aunque vino para trabajar durante el Mundial pudo ver dos partidos de la selección. “Ví Argentina-Arabia y Argentina-Polonia”. Pero para poder hacerlo tuvo que cambiar el horario con otra compañera. Dice que en eso su jefe es muy flexible. El horario laboral es de nueve horas con una de descanso, que dice que en general no se cumple y trabaja 6 días a la semana.

Por mes ganan unos 3000 riyales qataries que equivalen a unos 820 dolares estadounidenses que al cambio blue del día de hoy son aproximadamente 250 mil pesos. A esto hay que sumarle propinas que no son muchas pero que las mismas trabajadoras buscan generar con cada venta. No tiene gastos ni de comidas, ni de alojamiento ni tampoco de transporte.

La estadía en Qatar termina para ella el 23 de diciembre. Cinco días después de la final del Mundial, por lo que tendrá un poco de tiempo para recorrer Doha: “Estoy acá porque me encanta viajar. Mi primera experiencia fue hace unos años en Chile. Estuve en Santiago y de ahí me fui a Rancagua a hacer temporada también en atención al público. Desde ese momento me di cuenta lo que amo viajar”.

Natasha empezó el año trabajando como cajera en Aspen, Estados Unidos en dónde estuvo cuatro meses. Volvió un tiempo a Mar del Plata y ahora es parte del Mundial. Cuando termine su estadía en Qatar, a dónde espera ver algún partido más de Argentina, le gustaría volver a hacer temporada en Aspen.

IU/MG

Etiquetas
stats