Entrevista

Silvio Velo, el mejor jugador de la historia del fútbol para ciegos: “Rompimos barreras que estaban instaladas en la sociedad”

Silvio Velo, el mejor jugador de la historia del fútbol para ciegos

Tiene una sonrisa inconfundible. La luchó, lo logró y está jugando los últimos minutos porque a sus 50 años ya piensa en el retiro. Silvio Velo es el máximo referente de Los Murciélagos, el seleccionado de fútbol 5 para ciegos. Nació en San Pedro y allí pasó sus primeros días de aislamiento durante la pandemia de coronavirus, mientras esperaba que llegara el tan esperado 24 de agosto, día que comienzan los Juegos Paralímpicos de Tokio.

-¿Cómo fue tu cuarentena y cómo hacías para entrenar?

- Fue bastante complicado para mí y para todos, no estaba en los planes de nadie esto de la pandemia. Tuve Covid-19, con un par de días complicados, pero por suerte pude salir adelante. Con los entrenamientos me arreglé muy bien mediante Zoom, nos comunicábamos por ahí con los profes y fuimos manteniéndonos por lo menos físicamente, y eso fue muy importante. Es increíble como gracias a la tecnología pudimos entrenar. Después en agosto de 2020 nos dieron la autorización para poder salir, con todo el protocolo y fue como tocar el cielo con las manos. 

-Los Juegos Paralímpicos están cada vez más cerca, ¿cómo te preparás?

- Con toda la expectativa, el foco está puesto ahí, el desafío es ese, no hay otro. El objetivo es Tokio 2021, Dios quiera que se pueda desarrollar. No tuvimos vacaciones, nada por el estilo, es entrenamiento todos los días. Lo importante es eso, para mí y para todo el equipo, enfocados en eso que tanto queremos, que es participar de estos Juegos y traernos la medalla que ansiamos que es la de oro. 

-¿Y cómo está el equipo?

- En noviembre nos juntamos con todo el equipo después del aislamiento y tuvimos una concentración muy intensa. Evaluamos dónde estábamos parados y eso estuvo muy bueno. En febrero retomamos e hicimos un trabajo muy fuerte, y podemos decir que estamos preparados para lo que sigue. Tenemos muy poco tiempo, agosto está a la vuelta de la esquina, hay que estar preparados física y mentalmente. 

-Te dicen “El Maradona de los ciegos”, ¿te hacés cargo?

- Sí, son caricias que le hacen a uno. Que en su momento me hayan nombrado el Maradona de los ciegos, después el Messi, es una satisfacción enorme que te comparen con esos dos referentes del fútbol mundial. Son cosas que le hacen bien al equipo más que nada, claro que a uno también. Necesitamos de estas cosas para difundir nuestro deporte, para mostrarnos. Por eso también fue espectacular que en su momento me hayan elegido el mejor jugador del mundo, fue para mí aportar un granito de arena al equipo. Antes de eso las cosas no fueron fáciles, pero vivimos en un país exitista, y que el mejor jugador del mundo esté en el país sirvió para que comiencen a aparecer apoyos y se abrieron puertas que antes estaban cerradas. 

La historia de Silvio Velo llegó a la BBC de Inglaterra. En formato de podcast, relataron en un audio de diez minutos la vida del jugador con eje en el Mundial 2006 que Los Murciélagos ganaron en Buenos Aires y sus principios con la pelota. Se titula “El ciego Maradona”.

Silvio Velo es una especie de socio fundador de Los Murciélagos. Está en el equipo desde sus inicios, a finales de los ’90, cuando ni siquiera tenían el apodo que los inmortalizó. ¿Cómo surgió el nombre que los hizo famosos y le dio visibilidad no sólo al fútbol para ciegos sino también al deporte para personas con discapacidad? "Estábamos en el hotel en Brasil (Mundial 2002) y se nos ocurrió ponerle un nombre al equipo. El tema era cuál. Dijimos 'tiene que ser un animalito ya que está de moda ponerle nombre de animales a los equipos'. Se nos ocurrió los Topos y otros más. Yo tiré Los Murciélagos y les gustó a los chicos. Para colmo al otro día en una nota en la radio dije Murciélagos y ahí se popularizó", recuerda el sanpedrino que siempre usa la camiseta Nº 5 y que en ese torneo consiguió su primer gran título: campeón mundial. 

-¿Consiguieron una identidad con Los Murciélagos?

- Rompimos barreras, superamos mitos que antes estaban instalados en la sociedad y que de a poco se van alejando. Yo estoy en la Selección hace 30 años, cuando arrancamos no nos conocía nadie, nos miraban como sapo de otro pozo y a fuerza de resultados fuimos generando empatía en la gente y hoy por hoy somos una selección muy respetada en nuestro país más allá de que sea olímpica o Paralímpica. Pudimos traspasar eso y es muy importante. Hoy al deportista paralímpico se lo mira con otros ojos. 

-¿Viviste momentos difíciles como deportista?

- Sí, claramente en los comienzos, uno se tenía que dedicar a otra cosa para poder subsistir, llevar la plata a casa, porque uno tiene familia. Claro que yo tenía la pasión de jugar al fútbol pero obviamente con medallas y diplomas no se llena la olla como quien dice. Y para un deportista, tener que trabajar de otra cosa no es bueno, porque no te podés enfocar en la disciplina. Pero hace ya unos años el Gobierno nos ayuda a través de las becas y me puedo dedicar de lleno a lo que hago y evidentemente el resultado está a la vista, es muy bueno. 

Tenía la pasión de jugar al fútbol, pero obviamente, con medallas y diplomas no se llena la olla

-¿Te queda algún sueño por cumplir?

- Sí, Tokio 2021, por el cual estoy trabajando. Tengo medalla de plata, de bronce, me falta la de oro, ese es el gran anhelo, mío y de todo el equipo, lograr colgarnos esa medalla que tanto queremos. Nos viene esquivando hace mucho tiempo y por qué no se nos pueda dar esta vez. 

Los Juegos Paralímpicos se desarrollarán en Tokio, Japón desde el martes 24 de agosto hasta el domingo 5 de septiembre. La Selección Argentina estará viajando el martes 25 de mayo a Japón para participar, entre el 29 y el 5 de junio, del Grand Prix, importante certamen preparatorio para los Juegos.

-¿Qué mensaje le darías a los más jóvenes?

- Que se puede, no hay imposibles, hay que ir para adelante y no bajar los brazos. Uno cuando tiene un sueño no es fácil lograrlo. Requiere de mucho sacrificio, hay que esforzarse para poder lograrlo y muchas veces no alcanza, lo importante es levantar la cabeza, sacar pecho, decir ‘lo que yo quiero está del otro lado’, estos son obstáculos que están en el camino, hay que avanzar y encontrarte con el sueño, es maravilloso. 

-¿Seguirías vinculado a la actividad?

- Sí, esto de ser deportista es una elección de vida. Ya sea dirigiendo sentado en el banco o como dirigente político, seguramente seguiré vinculado desde algún lado poniéndole la pasión que le vengo poniendo. 

-¿Cómo te gustaría que te recuerden?

- Como buena persona, más allá de los logros deportivos que son rótulos. Que mis compañeros o quienes me siguen digan ‘que buen tipo es Silvio’, eso me encantaría. 

NB

Etiquetas
stats