Boom de Cedears: inversores argentinos apuestan a firmas extranjeras para sortear el "riesgo local"

La operación con Cedears se realiza de manera digital

En el mundo de las finanzas, algo críptico para quienes no lo conocen de cerca, también hay modas y tendencias, muchas veces explicadas por las condiciones de la coyuntura local y global. En los últimos meses, la preferencia de los inversores se volcó masivamente a los Certificados de Depósitos Argentinos (Cedears), el nuevo instrumento estrella del mercado. Según un informe de GMA Capital, en abril representaron el 72% del monto operado en renta variable (mientras que hace un año apenas alcanzaban el 44% y hace dos el 15%) y crecieron 218% en monto en dólares en los últimos 12 meses. 

Se trata de certificados que representan acciones de empresas que cotizan en el extranjero, pero que se pueden comprar en pesos y en el mercado local. Es decir, permiten acceder a empresas como Tesla, Apple o Amazon operando desde la Argentina y sin necesidad de abrir una cuenta en el exterior.

"En 2018 en el mercado de renta variable se operaba por día unos $50 millones en Cedears y $1.000 en acciones argentinas. Ahora se dio vuelta la relación: las acciones argentinas bajaron a la mitad y se operan unos $600 millones por día, pero los Cedears pasaron de $50 millones a $2.500/$3.000 millones por día, es impresionante", resume a elDiarioAR José Ignacio Bano, gerente de Research en InvertirOnline.

Respecto de 2018, las acciones argentinas bajaron a la mitad y se operan unos $600 millones por día, pero los Cedears pasaron de $50 millones a $2.500/$3.000 millones por día.

Los financistas explican este boom por el intento de los inversores argentinos de "sortear el riesgo local". Efectivamente, uno de los objetivos que persigue quien compra Cedears es invertir en compañías extranjeras para diversificar el portafolio y desatarlo de los vaivenes argentinos. "En los hechos, la cotización del certificado acompaña la evolución del precio de la compañía en el mercado externo", explica el reporte de GMA Capital, que encabeza el economista Nery Persichini.

Otro factor positivo es que este instrumento brinda cobertura cambiaria; el precio del Cedear evoluciona con el movimiento del tipo de cambio contado con liquidación (CCL). Es decir, un avance en la cotización del dólar financiero incrementa el valor en pesos del instrumento, ofreciéndose así una protección a los inversores ante una devaluación.

Si, por ejemplo, uno compra una acción que sube 2% en Estados Unidos, la suba se refleja. Si, además, ese mismo día el dólar sube contra el peso un 1%, también se registra esa diferencia. Por lo tanto, se obtiene un rendimiento tanto por la variación de la empresa como por el tipo de cambio.

El sentido común de este tiempo indica que quien da sus primeros pasos en alguna materia, recurre primero a buscar instrucciones en internet y eso es lo que hacen muchos inversores novatos. Ramiro Marra, youtuber financiero y director de la sociedad de bolsa Bull Market, asegura que los Cedears son una puerta de entrada a las inversiones digitales, alentados por el interés en las grandes firmas tecnológicas, "que aumentaron su valor de forma espectacular" durante la pandemia. 

"El éxito se da por varios motivos, por un lado los mercados son mas globales y la digitalización ayuda a que sea mas fácil la operatoria, luego el factor de cobertura que tenemos ante el peso y lo más importante es que hay un boom de inversores en todo el mundo que durante la cuarentena aprendieron a invertir", añade.  De hecho, en las redes sociales se pueden encontrar videos explicativos de influencers financieros sobre cómo concretar esta inversión por home banking, alternativa que algunos bancos ofrecen.

Por el lado de las variables que ayudaron a impulsar los Cedears aparecen algunos aspectos regulatorios —se bajaron los mínimos para invertir y se sumaron opciones de compañías— y la aparición de "market makers" o "hacedores de mercado": brokers que generan constantemente órdenes de compra y venta para ofrecer liquidez a los inversores y darles la garantía de que podrán entrar y salir cuando quieran. 

"Estos jugadores son especialmente importantes en el mercado de Cedears en la Argentina porque hasta su aparición, en 2019, el inversor entraba a ver los precios de, por ejemplo, Apple o Google y se encontraba la plaza vacía", explicó Pablo Sukmann CEO de Alma Fintech, empresa detrás de la tecnología y el desarrollo del robot principal que opera Cedears en BYMA (Bolsas y Mercados Argentinos). 

Actualmente hay una oferta de más 260 certificados, pero la mayor parte del volumen operado se concentra en diez empresas

Actualmente, hay una oferta de más 260 certificados entre firmas de Estados Unidos, brasileñas, chinas y europeas. Incluso, se puede acceder a American Depositary Receipts (ADRs) de empresas argentinas que solo cotizan en el exterior. No obstante, el monto operado continúa concentrándose mayormente en unos pocos papeles. Los 10 Cedears que explican el 45% del movimiento de las últimas ruedas son, sobre todo, firmas tecnológicas: Mercado Libre, Apple Tesla, y United Health Group. Lo siguen Amazon, Alibaba, Coca-Cola, Microsoft, Petrobras y Walmart. 

Los Cedears suelen señalarse como una buena inversión para principiantes porque permiten invertir en pesos y evitar el riesgo de las crisis cíclicas del país sin hacer los trámites complejos que requiere abrir una cuenta de inversión en otro país. De todos modos Lucas Yatche, financial advisor de Liebre Capital, explica que el riesgo que conllevan implícitamente estos títulos "no es necesariamente bajo". "Las expectativas de una mayor inflación en Estados Unidos y una mayor velocidad en las subas de tasas de interés pueden golpear rápidamente a distintos sectores. Por esa razón, es sumamente importante armar carteras diversificadas", apunta.

"La renta variable se define por no poder garantizar retorno, podés ganar o perder, y por eso está asociado a perfiles agresivos y moderados. Para los perfiles conservadores este tipo de instrumento no se recomienda", completa Tomás Busaniche, head de Research de Mujer Financiera. 

DT

Etiquetas