La canasta de pobreza aumentó 5% en marzo, por encima de la inflación general, y ya roza los $61.000

La suba de los alimentos impacta sobre todo en los sectores de menores ingresos

elDiarioAR

0

La canasta básica alimentaria, integrada por los productos mínimos que necesita una familia para comer y no caer bajo la línea de indigencia, aumentó 4,5% en marzo, mientras que la canasta básica total, que introduce otros bienes y servicios y traza la línea de la pobreza, fue de 5%. Así, la canasta de pobreza superó a la inflación de marzo, que fue de 4,8% y causó impacto en el Gobierno y entre analistas privados por tratarse no sólo de la inflación más alta en lo que va de 2021 sino también la más elevada desde septiembre de 2019, cuando se disparó tras el salto del dólar.

En los últimos cuatro años los alimentos aumentaron 335%: cuál es la región más afectada y qué producto subió más

En los últimos cuatro años los alimentos aumentaron 335%: cuál es la región más afectada y qué producto subió más

De todos modos, los datos informados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) muestran que por segundo mes consecutivo el conjunto de alimentos mínimos, la canasta básica alimentaria, no estuvo por encima del Índice de Precios al Consumidos (IPC) y podría ser el inicio de la reversión de la tendencia que se manifestaba desde mediados de 2020, cuando los alimentos comenzaron a escalar por encima del resto de los conjuntos de bienes y servicios. 

De acuerdo con el informe oficial, la canasta básica alimentaria de una familia tipo, integrada por dos adultos y dos menores, tuvo un valor de $25.685. Es decir, $1.110 más cara que el mes anterior y $8.332 más cara que un año atrás. Por otro lado, fue necesario reunir en marzo $60.874 para alcanzar los bienes y servicios que conforman la canasta básica total. Esta canasta se encareció $2.876 respecto de febrero y $18.879 respecto de marzo de 2020. 

Así, incluso con la actualización del salario mínimo, que en marzo se ubicó en $21.600, no alcanzarían dos ingresos para cubrir los consumos elementales de un hogar. La remuneración mediana de los asalariados privados también queda por debajo del costo de la canasta básica. Según los últimos datos oficiales disponibles, correspondientes a en enero, la mitad de ellos cobra menos de $57.846. 

La variación interanual de la canasta básica alimentaria fue de 48% y la de la canasta total de 45%, lo que evidencia que en el acumulado del año subieron por encima del nivel general, que en marzo marcó 42,6% respecto de un año atrás.

De acuerdo con un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf) en base a los datos del Indec, entre marzo 2017 y marzo 2021 los alimentos y bebidas sin alcohol subieron un 335,2%. La mayor suba se registró entre 2018 y 2019, cuando se produjo un brusco salto en el precio del dólar. En el mismo período la inflación general punta a punta fue de 310,6%, lo que quiere decir que los alimentos subieron más que el promedio de todos los bienes y servicios. 

En el Gobierno hay especial preocupación por esta dinámica y, de hecho, el día que se conoció el último dato de inflación anunció una serie de medidas destinadas a controlar el precio de los alimentos, que van desde la mayor fiscalización de los programas como Precios Cuidados y Precios Máximos al establecimiento de un nuevo registro de exportación de carne y la disposición de distribuirla trozada y no en media res. 

DT

Etiquetas
stats