El Gobierno flexibiliza más la exportación de maíz tras avanzar en el pacto con la agroindustria

Reunión de hoy del ministro Basterra con la nueva Mesa Intersectorial del Maíz.

0

Una Mesa Intersectorial del Maíz, conformada por más de 32 entidades de la cadena, se constituyó este martes luego del primer acuerdo alcanzado la semana pasada entre el Ministerio de Agricultura y el Consejo Agroindustrial Argentino (CAA) para dar mayor previsibilidad a las necesidades de cada sector involucrado en temas como abastecimiento interno, precios y comercialización.

El ministro Luis Basterra y el sector privado acordarpm sustituir el límite de 30.000 toneladas diarias de exportación, que se había pactado para terminar con el cierre de las ventas externas, por un monitoreo del saldo exportable para llegar a la próxima cosecha, en marzo y abril, sin tensiones en los precios internos y con compromisos asumidos por el sector privado. El Gobierno había prohibido exportar maíz en enero y febrero para evitar que el alza internacional de la cotización del cereal desabasteciera y elevara los precios internos para alimentar vacas, cerdos y pollos para la producción de carnes y leches, con el consiguiente impacto en el consumidor. Ante la reacción de los dirigentes del campo y el interés de los exportadores por aprovechar los valores del mercado externo, el CAA aceptó primero el cupo, que fue rechazado mediante la protesta vigente de tres de las cuatro entidades de la Mesa de Enlace. Ahora firmaron lo que podría llamarse un pacto de caballeros.

Para que se cumpla, los exportadores de cereales se comprometieron a financiar a los compradores internos de maíz. Por eso, este martes Basterra consensuó un acuerdo de largo plazo con los sectores consumidores y proveedores de maíz, en sintonía con el programa Precios Cuidados, y se habló de la constitución de un fideicomiso como solución estructural y método de desacople entre el mercado internacional y el de abastecimiento a los transformadores del cereal. Se pactó además que el Gobierno provea del Fondo de Garantías Argentino (Fogar) para asegurar la cobranza de los vendedores de maíz en tiempo y forma, lo que impactará en un menor riesgo crediticio. Además dará y fomentará la herramienta de warrant (valor negociable en bolsa para financiamiento).

Diálogo, consenso

De la reunión participaron el presidente de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, José Martins, el presidente de la Cámara de la Industria Aceitera y el Centro de Exportadores de Cereales (CIARA-CEC), Gustavo Idígoras, el presidente del Centro de Empresas Procesadoras Avícolas (CEPA), Roberto Domenech, el coordinador de la Mesa de las Carnes y ex presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Dardo Chiesa, y el vicepresidente de la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro, la única entidad de la Mesa de Enlace que no adhirió al lockout que termina este miércoles), Elbio Laucirica. De la CAA participa otras dos entidades agropecuarias que decretaron el cese de comercialización, CRA y Federación Agraria, pero no la Sociedad Rural.

"Estos encuentros nos permiten continuar avanzando en compatibilizar los intereses privados con la necesidad del Estado de garantizar los bienes esenciales en todo el territorio nacional", destacó Basterra al término de la cita en la que estuvo el secretario de la Pequeña y Mediana Empresa y los Emprendedores, Guillermo Merediz, el de Agricultura, Ganadería y Pesca, Julián Echazarreta, el de Alimentos y Bioeconomía, Marcelo Alós, y el subsecretario de Coordinación Política de la cartera agropecuaria, Ariel Martínez. y la de Programación Regional y Sectorial del Ministerio de Economía, María Grosso. “Para el Gobierno nacional es prioritario desacoplar los precios internos de la dinámica de los precios internacionales, al tiempo que podamos seguir fortaleciendo el desarrollo del sector y las exportaciones. Desde el ministerio trabajamos para encontrar las mejores herramientas que nos permitan crecer con ese doble objetivo”, expresó Basterra.

En representación del CAA, Martins señaló: “Lo primero que tenemos que destacar y celebrar es la voluntad de diálogo, que es lo único que construye en este país: dialogar, proponer y llegar a acuerdos. Desde el sector privado hemos conformado una mesa con quienes vamos a trabajar con el compromiso de encontrar herramientas que permitan desacoplar el buen momento que estamos atravesando en términos de precios internacionales, que es positivo porque es generación de divisas, pero también somos conscientes que esto impacta en los precios internos”. Las reuniones continuarán en las próximas 48 horas.

AR

Etiquetas