Guzmán defiende el Presupuesto 2022 en el Congreso y mantiene la proyección de inflación del 33%

Martín Guzmán, en su exposición frente a la Comisión de Presupuesto de Diputados

0

Tres meses después de su envío al Congreso, el ministro de Economía, Martín Guzmán, defendió esta tarde el proyecto de Presupuesto 2022 en la Cámara de Diputados. En su exposición, el funcionario mantuvo los trazos del texto original, pese a la disputa que generó al interior del Frente de Todos y a la alteración de las variables económicas en las últimas semanas. 

Guzmán aseguró que la Argentina está viviendo un proceso de “fuerte recuperación económica”, y señaló que espera que el PBI cierre este año con un crecimiento de alrededor del 10%. Por otra parte, el texto mantuvo la previsión para 2022 de una baja del déficit fiscal al 3,3% (desde el 4% de este año), así como un crecimiento del PBI de 4% y una inflación de 33%, muy por debajo de las estimaciones privadas, que la ubican por encima del 50%. Por otro lado, sostiene que los salarios se incrementarán en términos reales 4% y que el tipo de cambio real llegará a diciembre del año próximo en $131. 

El ministro dijo que “el problema principal de 2021” fue la dinámica inflacionaria y que resolverlo será un objetivo central para el año próximo. Si bien apuntó, como factor central de este fenómeno, a la suba de los precios internacionales derivados del cambio de patrones de demanda por la pandemia, aceptó que se trata de un problema que tiene distintas causas que se deben atacar. Además, mencionó que dentro del programa plurianual consensuado con el FMI para refinanciar la deuda se encuentra “avanzar con acuerdos de precios”. “Esa política es un elemento necesario para alinear expectativas”, señaló. 

Para Guzmán “no hay manera” de poder afrontar los vencimientos del préstamos otorgado por el FMI tal como fueron acordados, dado que incluyen desembolsos de US$18.000 millones para el año próximo y de US$19.000 para 2023. En ese sentido, hizo hincapié en la necesidad de “estar lo más fuertes posible” en la negociación, y aseguró que la estabilización es un proceso colectivo, que demanda un “involucramiento de toda la sociedad”.

Ante la intención del oficialismo de dictaminar y tratar en el recinto el proyecto esta misma semana, Mario Negri, presidente del bloque de la UCR, dijo que le genera “profunda preocupación”. “Sobre todo la coincidencia del ingreso de muchos nuevos legisladores, que llevan horas en esta casa, y que están frente a la ley más importante de la Nación”, señaó. De todos modos, referentes de Juntos por el Cambio anticiparon que darán quórum en la sesión, pero que su acompañamiento dependerá de las modificaciones que se le introduzcan al proyecto. 

El proyecto de ley fue enviado al Congreso el 15 de septiembre, como lo establece la Ley de Administración Financiera. Aunque generó diferencias en el Frente de Todos y la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner lo cuestionó directamente luego de la derrota del Frente de Todos en las PASO, Guzmán mantuvo los lineamientos remitidos inicialmente.

El ministro comenzó su exposición después de las 14 en la comisión de Presupuesto, en la que minutos antes Carlos Heller fue relegido como presidente y Luciano Laspina como vicepresidente. Laspina, del Pro, fue el primero en tomar la palabra luego de la exposición de Guzmán, y señaló una “total discrepancia respecto del diagnóstico y la situación de la economía argentina”. “Es difícil pensar un escenario de crecimiento y estabilidad cuando vemos una inflación que se va a acelerando, cuando la proyección era del 29% para este año y vamos a terminar entre 50% y 52%, aun con un atraso explícito del tipo de cambio y el congelamiento de tarifas”, señaló, además de desestimar la efectividad de las iniciativas de congelamiento de precios impulsadas por el secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti. 

“Los números que presento son los que hoy se verifican en la realidad”, dijo Guzmán, aunque admitió que la proyecciones corresponden a septiembre de 2021 y que en los últimos tres meses “se ha observado una dinámica inflacionaria que no estuvo plenamente alineada”. En ese sentido, dijo que el Gobierno irá “adaptando cuando sea necesario las políticas públicas para alcanzar una reducción de inflación”. Respecto de lo que sucedió en 2021, admitió que “la inflación ha sido claramente superior” a lo proyectado. 

Laspina acusó al Gobierno de no aprovechar los “colchones” dejados por la gestión de Cambiemos, a lo que el ministro respondió que “no son colchones sobre los que uno quisiera recostarse”. Según su punto de vista, efectivamente hubo una reducción del déficit, pero en base a un ajuste del gasto que profundizó la recesión. “Ese no fue un proceso virtuoso del reducción del déficit y, desde el punto de vista externo, la carga de deuda en moneda extranjera que dejó era absolutamente insostenible”, dijo.

Por otro lado, admitió que en 2020 hubo un déficit fiscal y una emisión “muy fuerte”. “Pero uno se pregunta cuál era la alternativa en un contexto de pandemia. ¿Qué hubiese pasado si en la Argentina no hubiese habido ATP, IFE, reducción de contribuciones patronales, asistencia en la forma de bono para mantener e poder adquisitivo de jubilados? Hubiese habido más desesperación y una destrucción más fuerte de capacidades productivas que no habría permitido la recuperación que hay hoy. Hay que considerar las disyuntivas a la hora de diseñar una política pública”, señaló. 

MT

Etiquetas
stats