A horas del vencimiento del plazo, YPF prepara una ultimísima oferta para los acreedores que todavía se resisten al canje

YPF

YPF, la petrolera Argentina que busca refinanciar US$ 7.200 millones en bonos de deuda, sigue en conversaciones con el grupo duro de sus acreedores que dice rechazar la oferta de canje lanzada el 7 de enero, dijeron dos personas con conocimiento directo de la situación.

Víctor Bronstein, experto en energía: "El valor actual de la acción de YPF es especulativo, no refleja su verdadero patrimonio"

Víctor Bronstein, experto en energía: "El valor actual de la acción de YPF es especulativo, no refleja su verdadero patrimonio"

La oferta de canje de los títulos de deuda, que ya fue mejorada en tres oportunidades por la empresa más endeudada de la Argentina, será endulzada por última vez por YPF antes del mediodía del viernes, dijeron las personas que pidieron no ser identificadas hablando públicamente de la estrategia de negociación de YPF.

La mejora en la oferta de última hora sólo será en relación a la cantidad de efectivo que entregará la petrolera a los dueños de los bonos que vence el 23 de marzo, dijo una de las personas. Los bonistas tendrán hasta las 2 AM del sábado para aceptar el trato que ya fue aprobado por el 13% de los acreedores. Otro grupo, que dice tener el 25% de los bonos anticipó que la oferta es aceptable mientras que un último grupo que asegura tener un 45% de los bonos que vencen en marzo, aún reclama mejoras a la oferta.  

La oficina de prensa de YPF declinó comentarios ya que la empresa está en una oferta de canje pública.

Las conversaciones entre todas las partes son continuas, dijo otra persona con conocimiento de la situación. Esta tarde hubo reuniones y también mañana viernes si es necesario, dijo otra persona involucrada directamente en las negociaciones.

Kane Dowsett, vocero del la firma de abogados Clifford Chance, declinó comentarios. Clifford Chance representa al grupo de bonistas que “tiene una posición significativa de la deuda de YPF, incluyendo más del 45% de los bonos que vencen el 23 de marzo”, según remarcan en sus comunicados públicos.

Lo que sigue es un detalle del estado del canje de deuda corporativa más grande de la historia a horas de su finalización.

¿Cuál es el estado actual de la negociación? 

La empresa ya recibió la aceptación de un 13% de sus bonistas a la oferta. Fuera de ellos, hay un primer grupo de acreedores que dice tener el 25% de los bonos que ven con buena actitud los cambios que hizo la empresa a la oferta original. No es un compromiso de que vayan a entrar al canje, pero es un indicio. Ocurre lo mismo con el otro grupo, liderado por Fidelity y BlackRock, que dicen tener el 45 por ciento US$ 413 millones del bono que vence en marzo, y que aseguran que no les gusta o que desearían otras cosas de la empresa para aceptarla. Tampoco quiere decir que no vayan a entrar. Las dos posturas son expresiones pero lo cierto es que los fondos agrupados en ambos grupos juegan su partido de póker mostrando apenas algunas de sus cartas hasta que llegue la hora de la decisión. Puede pasar que todo sea estrategia y entre todo el mundo aceptando la oferta como está, pero YPF está dispuesto a hacer una ultimísima oferta para evitar el default cruzado.

¿YPF podrá mejorar la oferta?

Es difícil, pero no imposible que haya una ultimísima oferta, dijo una de las personas. Hay conversaciones y habrá una mejora mínima, dijo la segunda persona. Las dos coinciden en asegurar que hay modificaciones que literalmente no se pueden hacer. Por ejemplo, la empresa está ofreciendo dar a cambio de los papeles viejos un papel nuevo con vencimiento en el 2026 que tiene un cupón de 4%. Si los bonistas disconformes insisten en pedir que el cupón del 2026 sea de 4.5%, es una discusión que no conduce a ningún lado. Ese cambio ya no se puede hacer por razones legales. Las conversaciones con los bonistas disconformes está trabada en ese punto. Se quejan de la oferta y piden cosas que no se pueden cambiar, dijo una de las personas. Agregar más cupón es algo que no se puede porque implicaría cambiar el Exchange Consideration de la oferta. También piden que YPF agregue un poco más de cash a la oferta ya realizada y eso tampoco se puede hacer.

¿Qué mejoras y cambios se pueden hacer?

Una mejora en línea con la oferta mejorada que se presentó el lunes pasado, cuando la empresa básicamente bajó el número de bonos y aumentó en igual cantidad lo que ofrece pagar en cash. Eso sí se podría porque es un rebalancing de la misma oferta. Es decir, en la sumatoria da lo mismo. Lo que no puede hacer YPF es que en la suma total dé más. Sí podría dar un poquito más de cash, y compensar con un poquito menos de bonos. Eso sí.

¿Hay debate interno en YPF con respecto a esto?

Va más allá del debate interno. Lo que tienen que ocurrir es que este grupo que se queja le diga concretamente a la empresa, dentro de esas limitaciones, qué los conformaría. Más allá de las quejas, ese grupo no les está diciendo demasiado, ese el problema, dijeron las dos personas. Las conversaciones existen y la voluntad de YPF de escucharlos para endulzar está, pero los cambios que se pueden hacer son muy limitados, están acotados dentro de los tiempos legales.

Al día de hoy, ¿cuánto de la oferta es en papeles y cuánto es cash?

Básicamente es 82,4 centavos en bonos mas 28,3 en cash por cada lámina de 100. Dentro de los 28,3 hay 3.2 centavos que son en verdad intereses acumulados (accrued interests) que van por otro camino. Es en este rebalanceo donde sí podría haber una cambio de último momento.

Si las conversaciones avanzaran, ¿cuándo sería esta ultimísima oferta?

Antes del viernes al mediodía de Nueva York.

Los bancos que asesoran a YPF ofrecieron la plata para prestarles y que no entren en un evento de default por unos pocos centavos. ¿De ahí puede llegar una solución?

Los bancos están asumiendo que habrá a un acuerdo y que si YPF está un poco corto en la cantidad de dinero, ellos lo pueden prestar. Pero si no hay acuerdo, nadie entra al canje y por lo tanto YPF necesitará US$ 250 millones y la empresa no podrá usar esa línea de préstamo. Si la diferencia es pequeña, podría andar. Habría que preguntarles a los bancos: ¿qué porcentaje de aceptación están asumiendo que habrá?, dijo una de las personas. Si lo que falta es grande, no va a funcionar, si hay una diferencia chiquitita, puede ser que funcione. La pregunta clave es ¿cuánto le faltará a YPF para llegar a la regla de refinancia el 60% de los pasivos y te damos el 40% que necesitas en dólares para pagar que le impuso puso el Banco Central. Esa es la clave.

¿La suba de la acción de la empresa la última semana es un indicio de que habrá canje?

Los ejecutivos de YPF creen que sí. Pero lo cierto es que son horas de incertidumbre máxima.

Esta nota fue actualizada a las 20:44 para incluir que hubo reuniones en la tarde del jueves y el comentario del estudio de abogados Clifford Chance.

PRG

Etiquetas
stats