Monotributo: marcha atrás con la polémica deuda retroactiva

Alberto Fernández junto a Massa y Guzmán en la Casa Rosada

0

Luego del malestar que generó entre los monotributistas el aumento retroactivo aplicado sobre la cuota mensual, el presidente Alberto Fernández le solicitó esta tarde a Sergio Massa un nuevo programa de mejoras para el monotributo y de alivio fiscal. El pedido, hecho en la tarde de este miércoles en la Casa Rosada, surge como reacción al impacto que generó la reciente implementación del Régimen de Sostenimiento e Inclusión Fiscal para Pequeños Contribuyentes, sancionado por ley. De la reunión participó el ministro de Economía, Martín Guzmán, pero no la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont.

El monotributo aumenta 35% y con retroactivo a enero

El monotributo aumenta 35% y con retroactivo a enero

"Los equipos técnicos de Economía, AFIP y el Congreso ultiman los detalles sobre una iniciativa para mejorar la situación de los monotributistas", indicaron fuentes del Congreso. Minutos más tarde, circuló desde allí un anticipo del proyecto de ley que busca corregir los cambios en el régimen. La información anticipa "la condonación y/o eximición de deudas del retroactivo de enero a junio correspondientes al Régimen Simplificado para Pequeños Contribuyentes, por las diferencias ocasionadas por el incremento del componente impositivo y previsional, incluido aquel correspondiente a la obra social, devengadas entre los meses de enero y junio de 2021 con relación a diciembre 2020". También adelanta que se establecerá "un esquema excepcional de actualización de escalas con una visión progresiva".

La norma, que reformó el régimen de monotributo, hizo que a muchos contribuyente les surgieran deudas de un momento a otro, lo que se explica porque la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) aplicó en junio un aumento del 35% retroactivo a enero. Aquellos contribuyentes que se mantuvieron en su categoría de monotributo pasaron a deber entre $3.452 y $25.981.

A aquellos que ahora figuran como deudores, la AFIP les ofreció la posibilidad de saldarlas al contado o en hasta 20 cuotas, pero con un interés de entre el 2,9% y el 3% mensual. De acuerdo con lo que rige hasta el momento, los monotributistas tienen tiempo hasta el 20 de julio para optar por el modo de pago y las cuotas no podrán ser menores a $500 por mes.

Tal como se dijo, los cambios fueron introducidos por una ley. La norma también redujo la carga de los contribuyentes que son excluidos del Régimen Simplificado (monotributo), ya que al pasar al Régimen General (autónomos) suelen acumulan deudas fiscales muy difíciles de afrontar. La nueva legislación buscó generar un “puente” entre los monotributistas y autónomos: ofrece beneficios fiscales por tres años para quienes deciden pasar voluntariamente al régimen general (reducción del IVA y del impuesto a las ganancias).

Los montos de las deudas 

Los de la categoría A pasaron a deber $3.452. Los de la B, $3.860. A partir de la C se distingue el monto según sean locadores de servicios o vendedores de bienes. Los primeros adeudan $4.413 si son de la C, $5.204 sin son de la D, $6.836 si son de la E, $8.182 si son de la F, $9.544 si son de la G y $16.687 si son de la H. 

En los casos de los vendedores de bienes, los pasivos llegan a $4.338 los de la C, $5.081 los de la D, $6.147 los de la E, $7.068 los de la F, $8.048 los de la G, $13.923 los de la H, $20.014 los de la I, $22.986 los de la J y $25.981 los de la K.

Aquellos que subieron de categoría pueden presentar deudas mayores. Los que bajaron de nivel por caída de facturación, algo muy posible en tiempos de pandemia, pueden llegar a tener saldo a favor, que se puede computar en pagos venideros.

Pero también existe un universo de monotributistas que sólo pagan el componente impositivo del monotributo (ni la obra social ni el aporte jubilatorio) por encontrarse registrados como trabajadores en relación de dependencia o jubilados, y cuyas deudas resultan, por tanto, bastante menores. 

En el caso de estos contribuyentes en las categorías más pobladas (A, B y C) y en el supuesto de que se mantuvieron en la misma escala, la diferencia acumulada durante cinco meses oscila entre $298 y $982. En el caso de los A, alrededor de 500.000 sólo abonan el componente impositivo, lo que supone el 40% del total de las personas registradas en esa escala, y acumularon un pasivo mensual de $60, que en cinco meses asciende a $300. 

Los de la B que tributan sólo el componente impositivo son alrededor de 170.000, cerca del 40% de los de esa escala, y acumularon una deuda mensual de $115 o un total de $575. Los de la C que no aportan a la obra social ni a la jubilación son 170.000, el 36% de esa categoría, y adeudan $982, o a razón de $196 por mes.

DTC

Etiquetas
stats