Segunda ola económica: el Gobierno exime de pagar contribuciones patronales a los empleadores de sectores críticos

El gabinete económico se reunión este miércoles en Casa Rosada.

0

En medio de la segunda ola, que obligó al Gobierno a disponer mayores restricciones que afectan a la economía, el gabinete económico definió este miércoles instrumentar una serie de nuevas medidas para amortiguar el golpe en los sectores considerados "críticos". Estas definiciones, que se enfocan en el segmento registrado y no en los informales ni desempleados, van desde la suspensión del pago de contribuciones patronales a la flexibilización de los planes de pago de deudas fiscales y la disposición de créditos blandos. 

Según detalló al salir de la reunión el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, en la mesa se acordó que los empleadores que ingresen en el programa Repro II sean eximidos de pagar aportes patronales hasta el 31 de diciembre de 2021. La resolución que lo dispone se comenzará a trabajar hoy y, según anticipó el funcionario, "saldrá en los próximos días". 

Moroni detalló que alrededor de 23.000 empresas se registraron para recibir el Repro II para los salarios de abril, por un total de de 670.000 trabajadores. Esas firmas se encuentra "en análisis", dado que deben cumplir con una serie de requisitos para ser finalmente beneficiadas. 

Los montos del Repro II —instrumento que reemplazó en la segunda ola la función que tuvo durante la primera el ATP— ya habían sido reforzados para el mes de abril. Este programa consiste en un pago por empleado, pero el mes pasado se amplió también a gastronómicos independientes, encuadrados en los regímenes de monotributo o autónomo. Actualmente el beneficio es de $9.000 por empleado en sectores no críticos y de $18.000 en sectores críticos, que incluyen a la gastronomía, hotelería, transporte vinculado al turismo y actividades culturales. 

"Mantenemos la misma política: en la medida que las actividades requieran asistencia para mantener las unidades productivas y los empleos, la van a tener", dijo Moroni, quien destacó que la recuperación es "muy heterogénea". Por otro lado, señaló que no hay ninguna medida nueva para atender al sector de informales y desempleados, sino que se continúa con los programas vigentes, como las becas Progresar, el Potenciar Trabajo y la tarjeta Alimentar. 

En la medida que las actividades requieran asistencia para mantener las unidades productivas y los empleos, la van a tener

Claudio Moroni, ministro de Trabajo

A su turno, Mercedes Marcó del Pont, titular de la Agencia Federal de Ingresos Públicos (AFIP) anunció que en la reunión se decidió "flexibilizar" las condiciones para los planes de pago de deuda impositiva y previsional de contribuyentes que estén dentro de los sectores críticos. "Eso surge como respuesta a pedidos específicos de las distintas cámaras que representan a las actividades", especificó. 

Además, anticipó que la AFIP volverá prorrogar la suspensión de las ejecuciones fiscales para actividades críticas, que vence a fin de mayo. "También se discutió con el ministro de Desarrollo Productivo (Matías Kulfas) sobre los programas de financiamiento que se están ampliando, algunos vigentes ya, para que haya créditos blandos, subsidiados, para las actividades críticas". 

El encuentro, que se realizó en la Casa Rosada y comenzó alrededor de las 10.30, fue encabezado por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero. Además de Moroni, Marcó del Pont y Kulfas, participaron la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca, y el ministro de Economía, Martín Guzmán. De hecho, fue la primera reunión ampliada a la que asistió Guzmán luego del episodio que protagonizó por el pedido de renuncia fallido al subsecretario de Energía, Federico Basualdo. También estuvo presente el el presidente del Banco Central, Miguel Pesce y la jefa de Gabinete del Ministerio de Economía, Melina Mallamace.

DT

Etiquetas
stats