Análisis

Nueva etapa de la economía: vencen los congelamientos de tarifas, precios, alquileres y despidos

Los precios de los supermercados se revisarán en enero.

Son los días finales de una serie de congelamientos que dispuso el Gobierno para enfrentar la pandemia y su impacto negativo en la economía. Se terminan los períodos en que estuvieron prohibidos los aumentos de tarifas de servicios públicos y de precios de alimentos y otros productos básicos, los cortes de servicios impagos, los alquileres, las cuotas de los créditos hipotecarios ajustados por UVA (unidad de valor adquisitivo), los desalojos y los despidos. 

“Se va a intentar descongelar durante todo el año, pero nadie espera un salto brusco, como hubo en el gobierno anterior”, explicó un funcionario del Ministerio de Economía. “Vamos a una transición gradual, sin cambios de un día para el otro, con una salida de esquema tarifario para cumplir también con pautas macroeconómicas del presupuesto, porque los subsidios son relevantes para el gasto, pero hay consideración de la capacidad de pago de la economía tras la crisis de 2018 y la pandemia”, explican en referencia a las subvenciones a la electricidad, el gas, el agua, el colectivo y el tren. 

También tendrán en cuenta el impacto en la inflación. En 2020, sin aumentos de tarifas y precios controlados, la inflación rondará el 35%. En 2021, el Gobierno ha presupuestado 29%, con bandas del 25% al 33%, porque espera que no varíen tanto como en 2020 los precios estacionales rezagados en 2018 y 2019, como frutas, verduras y ropa. Apuestan a que el dólar acompañe la inflación y se coordinen precios y salarios con empresarios y sindicalistas.

El gradualismo también se aplicará al mundo laboral. “El mercado de trabajo pudo acomodarse a la situación difícil, con un desempleo debajo del 12%, una caída de empleo mucho menor a la esperada”, evalúan en Economía. “A medida que la economía se reactiva, la construcción, el turismo y la industria se recuperan y el comercio, el más afectado, mejorará cuando haya vacunas. La doble indemnización y la prohibición de despidos son medidas transitorias, no se puede prohibir despidos permanentemente”, agregan. 

El fin de los congelamientos tiene ya un calendario:

-29 de noviembre: vencía el beneficio de la tarifa social de AYSA, pero se extenderá mientras duren el distanciamiento social. No hay una fecha de descongelamiento de la tarifa general del agua, pero AYSA prevé que ocurra después del 31 de diciembre. “Está abierta la posibilidad de hacer un aumento escalonado”, comentan en la empresa estatal que preside Malena Galmarini.

-1º de diciembre: aumentaron 10% las prepagas, menos del 15% que las empresas de medicina privada habían pedido al Gobierno. Las compañías también anhelaban otro 10% en febrero, pero no hay señales oficiales en ese sentido.

-1º al 30 de diciembre: vence el periodo de gracia para la refinanciación de las deudas por tarjetas de crédito del inicio de la cuarentena. Al comenzar el confinamiento se habían congelado los pagos por un mes. Después se dio la opción de postergarlos hasta el 1º al 30 de septiembre. Más tarde, en caso de que no se pudiera cubrir el saldo ese mes, se otorgó la posibilidad de refinanciarlo con tres meses de gracia, que ahora se cumplen, y a partir de este mes se abona lo adeudado en nueve cuotas iguales y consecutivas. Se aplica una tasa de interés nominal del 40%.

-17 de diciembre: vence el congelamiento de las tarifas de electricidad y gas. Sin embargo, Alberto  Fernández les hizo una advertencia hace tres semanas: “A partir de marzo vamos a discutir cómo se corrigen las tarifas”.

-31 de diciembre: vence la congelación de las tarifas de telefonía, Internet y TV paga. Algunas compañías como Telecom (de los accionistas del Grupo Clarín) y Telecentro (de Alberto Pierri) habían comenzado el mespasado a informar a sus clientes que en enero regiría un alza del 20%, pero por ahora el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) no ha autorizado nada y prevé que el incremento sea menor, gradual y con planes sociales. En las empresas cuentan que el Gobierno solo admitirá ajustes inferiores al 10% mensual.

-31 de diciembre: vence la prohibición de los cortes de servicios de luz, gas, agua, telefonía, Internet o TV paga para aquellos clientes que tengan siete facturas impagas con vencimientos posteriores al 1º de marzo pasado.

-7 de enero: vence la última renovación de Precios Cuidados, el programa de ofertas de productos básicos de supermercados que creó el kirchnerismo, reformó Cambiemos y que también volvió a cambiar con el Frente de Todos. El pasado 7 de enero se renovó con más productos, suman 399, incluidos los de marcas de referencia del consumo argentino, que habían sido excluidas por el macrismo. Son acuerdos voluntarios de precios y constituyen una política de largo plazo, según el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas. Se prevé que el 7 de enero se registren aumentos de precios e incorporación de productos hasta llegar a 2.000, sobre todo los provenientes del plan Precios Máximos.

-25 de enero: acaba el plazo de vigencia de la doble indemnización por despidos. Pese a que las desvinculaciones están prohibidas, un trabajador puede aceptarlas pero cobrando el recargo en el resarcimiento. La doble también rige para las empresas que cierran y echan a todo su personal. No incluye a los trabajadores contratados a partir de su implementación, el 14 de diciembre de 2019.

-29 de enero: termina la prohibición de los despidos. Tampoco rige para los contratados desde la cuarentena. 

-31 de enero: vence el congelamiento de los alquileres y la prohibición de desalojos. No está claro cómo se reacomodarán los valores porque los inquilinos no solo deberían pagar la brecha entre el monto congelado y el real sino también entrarían en vigencia de una sola vez todos los aumentos que se fueron postergando. En el Gobierno advierten que en este sector se dan situaciones particulares de hecho y de derecho, piensan en una política de transición de los alquileres, pero aún no la definieron.

-31 de enero: vence el congelamiento de las cuotas de los UVA. A partir de febrero, los deudores deberá abonar otra vez la cuota real, pero podrán pedirles a los bancos que se limite a un tope del 35% de sus ingresos. Además, podrán abonar lo adeudado desde la cuarentena en 18 cuotas a partir de febrero o diferir su pago hasta el final del crédito.

-31 de enero: vence la última renovación de Precios Máximos, el programa que se estableció el 20 de marzo, día de inicio de la cuarentena, y que retrotrajo los valores de 2.300 rubros de consumo masivo al 6 de marzo, y se fue renovando con aumentos del 5% en julio y octubre. No es voluntario y aquel comercio que lo incumple sufre una clausura. Se prevé acotarlo a 700 rubros, con ajustes en los de consumo no masivo o premium, pero nunca “desmedidos” y de acuerdo con las estructuras de costos que presenten las empresas y los consensos a los que arriben con el Gobierno, según explican en Desarrollo Productivo.

Etiquetas
stats