19 de mayo

A 50 años de la muerte de Tanguito, el juglar urbano pieza fundamental del rock nacional

Lula González

0

Se cumplen 50 años de la muerte de José Alberto Iglesias, más conocido como “Tanguito”, el pionero del rock nacional, el mito. En la efervescente década de los sesenta donde los movimientos sociales y políticos se empezaban a mostrar y a desafiar los standares de la vida contemporánea, Tanguito fue el que imprimió música y poesía a esa época.

El 19 de mayo de 1972 un tren lo arrolló en Puente Pacífico tenía tan solo 26 años y una salud física y mental minada por las drogas y los electroshocks recibidos en el Instituto Borda, de donde se había escapado, la intensidad de su vida dejó un mito y una leyenda inmortalizada también en una de las películas más taquilleras de la historia del cine nacional.

Sus inicios

Nació en una familia de clase trabajadora, su padre, José Iglesias, era vendedor ambulante y su madre, Juana Correa, empleada doméstica. José Alberto Iglesias, mas conocido como “Tanguito”, nació el 16 de septiembre de 1945 en la localidad bonaerense de San Martín.

A los 15 años cuando decidió volcarse de lleno a la música, tras abandonar el colegio secundario. A los 17 empezó a presentarse en clubes de barrios en Flores y Mataderos tocando canciones de rock y, un año más tarde, en 1963, se incorporó como cantante estable de Los Dukes, en reemplazo de Jorge Darrié, quien decidió comenzar una carrera solista. Unos años después Tanguito haría lo mismo.

Los Dukes tuvieron éxito gracias a la difusión de sus temas en la radio y llegaron a compartir escenario -en los clubes donde se presentaban- con Sandro y Los de Fuego; y con los Bobby Cats, grupo liderado por Billy Bond.

En enero de 1964 apareció un segundo disco simple, que tenía las piezas “Carnaval, carnaval”, de Ball y Roger; y “Maquillada”, de Freddie Cora. Sin embargo, a mediados de ese año, Tanguito, abandonó Los Dukes con el objetivo de perseguir una carrera solista.

La creación de La Balsa, piedra fundacional del rock argentino

La salida al mercado del tema compuesto por Litto Nebbia y Tanguito -y grabado por Los Gatos en 1967- marcó una verdadera revolución. El sencillo arrasó en ventas alcanzando las 250.000 placas y recorrió el continente gracias a las distintas versiones grabadas por más de 20 intérpretes.

“La canción fue escrita de un tirón en el baño de La Perla de Once como dice una grabación que anda por ahí porque era el lugar que de madrugada estaba abierto siempre”, comienza Nebbia su relato en una entrevista que le concedió hace unos años al músico Emilio Del Guercio para el programa Cómo hice, del canal Encuentro.

“En La Perla tenías que hablar muy bajito porque sino distraías a los estudiantes que estaban ahí y lógicamente no fueras a sacar una guitarra o algo porque te echaban. Así que el día que pasó lo de La Balsa, Tango hizo una cosa que algunas veces hacíamos. Si uno quería mostrar alguna cosita que había terminado, iba al baño”, continuó.

“Me dijo: 'Se me ocurrió el comienzo de una canción y no sé cómo seguirla'. Nos fuimos al baño e hizo sobre mi mayor el inicio diciendo: 'Estoy muy solo y triste acá en este mundo de mierda'. Me pasó la guitarra e hice lo que sigue, toda la canción como es”, reveló.

El tema fue compuesto íntegramente en la madrugada del 2 de mayo de 1967 en el baño de caballeros de la confitería La Perla del Once, ubicada en la esquina de las avenidas Rivadavia y Jujuy, en Buenos Aires.

Al igual que lo sucedido con la composición, también está el mito de la letra de “La balsa”. Litto Nebbia, en cuanto reportaje se lo preguntaron, aclaró que la canción habla de la libertad. “La cantidad de sublecturas e interpretaciones que escuché sobre estos textos muchas veces me han dejado sin habla. Por ejemplo que, cuando en 'La balsa' digo 'tengo que conseguir mucha madera', me estoy refiriendo a alguna droga”.

“Tanguito fue una pieza fundamental del comienzo del rock nacional, un poco porque él encarnaba el espíritu vagabundo. En ese momento no había lugares donde tocar, éramos rechazados por nuestro pelo largo y la ropa y andábamos por la calle buscando donde tocar. Tanguito vivía así, el se la pasaba vagabundeando y componiendo y tocando. Era como la canción de ”quiero tocar la guitarra todo el día“, dice Pipo Lenourd, periodista, poeta y amigo personal de Tanguito a elDiarioAR.

Su trágico final

Tras estar detenido varias veces, en febrero de 1971 fue trasladado a la cárcel de Villa Devoto.

Luego fue internado en el Hospital Interdisciplinario Psicoasistencial Borda, lugar en el que pasó muchos meses y fue sometido a tratamientos que ya no se utilizan por considerarse nocivos para la salud. En mayo de 1972 fue declarado demente y trasladado a la Unidad Penitenciaria 13 del mismo hospital, destinada a criminales psicópatas.

En las primeras horas del viernes 19 de mayo de 1972 se fugó de allí y se dirigió rumbo a la estación Palermo del Ferrocarril General San Martín. Tenía la intención de tomarse el tren para ir a su casa. Sin embargo, en un confuso episodio que nunca se esclareció, cayó a las vías y perdió su vida. Ese día, y con tan sólo 26 años, moría el personaje pero nacía la primera gran leyenda del rock nacional.

Mariano del Mazo, periodista y escritor remarca a elDiarioAR la importancia de Tanguito en la fundación del rock nacional: “Significo y represento una serie de valores de cierta honestidad, del dolor, de ser perseguido por la policía, que no se preocupaba por lo material, una suerte de bohemio y romántico. Otra línea lo tomaba como muy molesto, que estaba muy mal por las drogas y los electroshocks en el psiquiátrico. Es una vida con muchos aspectos que contrastan”.

Federico Anzardi, periodista y escritor a elDiarioAR : “Creo que Tanguito representa la máxima pureza del rock argentino. Fue un artista que nunca estuvo a la industria, murió tan joven que, inclusive, los discos que salieron fueron post-mortem. Si bien, paradójicamente, es el que empieza esta industria, su vida no fue por esos carriles. De alguna manera es el que empieza con Los Gatos pero no deja de ser una suerte de juglar urbano, perdido. Lamentablemente, creo que Tanguito está mas mencionado que escuchado, es un personaje trágico con una belleza cruda en sus canciones y representa cierta cultura que no era una industria y siempre está en temas despojados para recordarnos que el rockk nació como una cultura alternativa y no como un soundtrack del sistema”.

LG.

                                        

Se cumplen 50 años de la muerte de José Alberto Iglesias, más conocido como “Tanguito”, el pionero del rock nacional, el mito. En la efervescente década de los sesenta donde los movimientos sociales y políticos se empezaban a mostrar y a desafiar los standares de la vida contemporánea, Tanguito fue el que imprimió música y poesía a esa época.

El 19 de mayo de 1972 un tren lo arrolló en Puente Pacífico tenía tan solo 26 años y una salud física y mental minada por las drogas y los electroshocks recibidos en el Instituto Borda, de donde se había escapado, la intensidad de su vida dejó un mito y una leyenda inmortalizada también en una de las películas más taquilleras de la historia del cine nacional.

Sus inicios

Nació en una familia de clase trabajadora, su padre, José Iglesias, era vendedor ambulante y su madre, Juana Correa, empleada doméstica. José Alberto Iglesias, mas conocido como “Tanguito”, nació el 16 de septiembre de 1945 en la localidad bonaerense de San Martín.

A los 15 años cuando decidió volcarse de lleno a la música, tras abandonar el colegio secundario. A los 17 empezó a presentarse en clubes de barrios en Flores y Mataderos tocando canciones de rock y, un año más tarde, en 1963, se incorporó como cantante estable de Los Dukes, en reemplazo de Jorge Darrié, quien decidió comenzar una carrera solista. Unos años después Tanguito haría lo mismo.

Los Dukes tuvieron éxito gracias a la difusión de sus temas en la radio y llegaron a compartir escenario -en los clubes donde se presentaban- con Sandro y Los de Fuego; y con los Bobby Cats, grupo liderado por Billy Bond.

En enero de 1964 apareció un segundo disco simple, que tenía las piezas “Carnaval, carnaval”, de Ball y Roger; y “Maquillada”, de Freddie Cora. Sin embargo, a mediados de ese año, Tanguito, abandonó Los Dukes con el objetivo de perseguir una carrera solista.

La creación de La Balsa, piedra fundacional del rock argentino

La salida al mercado del tema compuesto por Litto Nebbia y Tanguito -y grabado por Los Gatos en 1967- marcó una verdadera revolución. El sencillo arrasó en ventas alcanzando las 250.000 placas y recorrió el continente gracias a las distintas versiones grabadas por más de 20 intérpretes.

“La canción fue escrita de un tirón en el baño de La Perla de Once como dice una grabación que anda por ahí porque era el lugar que de madrugada estaba abierto siempre”, comienza Nebbia su relato en una entrevista que le concedió hace unos años al músico Emilio Del Guercio para el programa Cómo hice, del canal Encuentro.

“En La Perla tenías que hablar muy bajito porque sino distraías a los estudiantes que estaban ahí y lógicamente no fueras a sacar una guitarra o algo porque te echaban. Así que el día que pasó lo de La Balsa, Tango hizo una cosa que algunas veces hacíamos. Si uno quería mostrar alguna cosita que había terminado, iba al baño”, continuó.

“Me dijo: 'Se me ocurrió el comienzo de una canción y no sé cómo seguirla'. Nos fuimos al baño e hizo sobre mi mayor el inicio diciendo: 'Estoy muy solo y triste acá en este mundo de mierda'. Me pasó la guitarra e hice lo que sigue, toda la canción como es”, reveló.

El tema fue compuesto íntegramente en la madrugada del 2 de mayo de 1967 en el baño de caballeros de la confitería La Perla del Once, ubicada en la esquina de las avenidas Rivadavia y Jujuy, en Buenos Aires.

Al igual que lo sucedido con la composición, también está el mito de la letra de “La balsa”. Litto Nebbia, en cuanto reportaje se lo preguntaron, aclaró que la canción habla de la libertad. “La cantidad de sublecturas e interpretaciones que escuché sobre estos textos muchas veces me han dejado sin habla. Por ejemplo que, cuando en 'La balsa' digo 'tengo que conseguir mucha madera', me estoy refiriendo a alguna droga”.

“Tanguito fue una pieza fundamental del comienzo del rock nacional, un poco porque él encarnaba el espíritu vagabundo. En ese momento no había lugares donde tocar, éramos rechazados por nuestro pelo largo y la ropa y andábamos por la calle buscando donde tocar. Tanguito vivía así, el se la pasaba vagabundeando y componiendo y tocando. Era como la canción de ”quiero tocar la guitarra todo el día“, dice Pipo Lenourd, periodista, poeta y amigo personal de Tanguito a elDiarioAR.

Su trágico final

Tras estar detenido varias veces, en febrero de 1971 fue trasladado a la cárcel de Villa Devoto.

Luego fue internado en el Hospital Interdisciplinario Psicoasistencial Borda, lugar en el que pasó muchos meses y fue sometido a tratamientos que ya no se utilizan por considerarse nocivos para la salud. En mayo de 1972 fue declarado demente y trasladado a la Unidad Penitenciaria 13 del mismo hospital, destinada a criminales psicópatas.

En las primeras horas del viernes 19 de mayo de 1972 se fugó de allí y se dirigió rumbo a la estación Palermo del Ferrocarril General San Martín. Tenía la intención de tomarse el tren para ir a su casa. Sin embargo, en un confuso episodio que nunca se esclareció, cayó a las vías y perdió su vida. Ese día, y con tan sólo 26 años, moría el personaje pero nacía la primera gran leyenda del rock nacional.

Mariano del Mazo, periodista y escritor remarca a elDiarioAR la importancia de Tanguito en la fundación del rock nacional: “Significo y represento una serie de valores de cierta honestidad, del dolor, de ser perseguido por la policía, que no se preocupaba por lo material, una suerte de bohemio y romántico. Otra línea lo tomaba como muy molesto, que estaba muy mal por las drogas y los electroshocks en el psiquiátrico. Es una vida con muchos aspectos que contrastan”.

Federico Anzardi, periodista y escritor a elDiarioAR : “Creo que Tanguito representa la máxima pureza del rock argentino. Fue un artista que nunca estuvo a la industria, murió tan joven que, inclusive, los discos que salieron fueron post-mortem. Si bien, paradójicamente, es el que empieza esta industria, su vida no fue por esos carriles. De alguna manera es el que empieza con Los Gatos pero no deja de ser una suerte de juglar urbano, perdido. Lamentablemente, creo que Tanguito está mas mencionado que escuchado, es un personaje trágico con una belleza cruda en sus canciones y representa cierta cultura que no era una industria y siempre está en temas despojados para recordarnos que el rockk nació como una cultura alternativa y no como un soundtrack del sistema”.

LG.

                                        

Se cumplen 50 años de la muerte de José Alberto Iglesias, más conocido como “Tanguito”, el pionero del rock nacional, el mito. En la efervescente década de los sesenta donde los movimientos sociales y políticos se empezaban a mostrar y a desafiar los standares de la vida contemporánea, Tanguito fue el que imprimió música y poesía a esa época.

El 19 de mayo de 1972 un tren lo arrolló en Puente Pacífico tenía tan solo 26 años y una salud física y mental minada por las drogas y los electroshocks recibidos en el Instituto Borda, de donde se había escapado, la intensidad de su vida dejó un mito y una leyenda inmortalizada también en una de las películas más taquilleras de la historia del cine nacional.