Ante el aumento de casos por la variante Delta, Israel inauguró estaciones de pruebas rápidas de Covid-19

El ministro de Salud israelí, Nitzan Horowitz, en una de las estaciones de pruebas rápidas

elDiarioAR

0

En medio de un aumento en los casos de coronavirus en las últimas semanas debido a la altamente contagiosa variante Delta, Israel intenta prevenir una cuarta ola con la puesta en funcionamiento de varias restricciones y la instalación de estaciones de prueba rápida de antígenos en todo el país, informó este domingo el servicio de emergencia Magen David Adom.

"Por petición del Ministerio de Salud, Magen David Adom (MDA) abrió este domingo 120 estaciones para la detección rápida del coronavirus", según un comunicado del equivalente israelí de la Cruz Roja.

Israel intenta evitar un nuevo confinamiento, ya que el país experimentó un aumento de casos en las últimas semanas.

"El confinamiento se impondrá como último recurso", dijo el ministro de Salud, Nitzan Horowitz, en un comunicado, dando la bienvenida al lanzamiento de la prueba rápida y a una serie de nuevas restricciones que entran en vigencia para detener la propagación de la variante Delta.

"Tenemos la oportunidad de hacer esfuerzos menos importantes ahora para evitar un confinamiento y un daño grave a la economía", aseguró Horowitz.

La asistencia a ciertos eventos y lugares ahora requerirá un Pase Verde, es decir, prueba de vacunación, recuperación de Covid-19 o un resultado negativo de la prueba.

A partir de hoy, los lugares que requieran un pasaporte verde solo permitirán la entrada a personas no vacunadas que no hayan padecido Covid-19 si presentan un resultado negativo de una prueba rápida o una prueba de PCR privada, a su cargo.

Esta prueba rápida ofrece resultados en 15 minutos, se puede realizar en las estaciones por 52 séquels (unos 16,12 dólares) y permite obtener el pase sanitario del Ministerio de Salud, válido por 24 horas.

Además, el Ministerio también anunció que se extenderá el pase sanitario a los menores de 12 años a partir del 20 de agosto.

Si bien el sábado Israel vio una caída en los nuevos casos de coronavirus, los datos del Ministerio de Salud de hoy revelaron 2.886 contagios, mientras que los casos graves aumentaron a 348 ayer, 19 más que el viernes. Ante estas cifras, el personal de salud teme sentirse abrumado si las previsiones de 1.000 pacientes en estado grave para septiembre se hacen realidad.

Israel, con nueve millones de habitantes, fue uno de los primeros países en lanzar una vasta campaña de vacunación en diciembre, gracias a un acuerdo con el gigante farmacéutico Pfizer. El acuerdo le dio al país acceso rápido a millones de dosis pagadas a cambio de datos biomédicos sobre los efectos de la vacuna.

Unos 5,8 millones de israelíes recibieron su primera vacuna contra el Covid-19 y 5,3 millones la pauta completa. En tanto, más de 422.000 recibieron una tercera dosis de refuerzo.

CB con información de agencias

Etiquetas
stats