Honduras: el oficialismo reconoció la victoria electoral de la candidata Xiomara Castro, que gobernará en minoría en el Congreso

El partido de la presidenta electa de Honduras, en minoría en el Congreso unicameral, dominado por la derecha.

elDiarioAR.com


0

El escrutinio de las elecciones generales hondureñas del domingo 28 sigue lento, sin mayores incidentes y con Xiomara Castro del izquierdista partido Libertad y Refundación (Libre) como virtual presidenta electa con un 52,64%, más de un millón de votos a su favor. Su rival más próximo, el oficialista Nasry Asfura, del derechista Partido Nacional de Honduras (PNH), es un empresario de la construcción, hijo de padre palestino, y especializado en obra pública. Con el 56.13% de las actas escrutadas por el Consejo Nacional Electoral (CNE), y más de 20 puntos de distancia, Asfura fue a la casa de Castro, esposa del ex presidente liberal Manuel Zelaya -derrocado en 2009 por los los nacionalistas-, a felicitarla “por su triunfo”. El amplio triunfo que Castro mantiene en las presidenciales, contrasta con lo reñido que está la conformación del nuevo Parlamento, en el que, por los resultados preliminares, Libre no tiene mayoría propia.

Con los registros para la fórmula de representantes en el Congreso unicameral que hasta ahora ha difundido el Consejo Nacional Electoral (CNE), Libre está sumando 51 bancas, de las 128 que integran el Parlamento. Aunque con la alianza de hecho que tiene con el centro-derechista Partido Salvador de Honduras (PSH), que llega por el momento a 14, podría alcanzar una mayoría simple. Si la alianza con el partido liderado por el ingeniero y presentador televisivo Salvador Nasralla, también de familia palestina, llegara a sumar 65 bancas, tampoco llegaría al número necesario para una mayoría calificada. Todavía les faltarían 21 para impulsar decisiones importantes como elegir la nueva Corte Suprema de Justicia, el nuevo Fiscal General del Estado y reformas constitucionales, entre otras. Estarían en una situación semejante a la que encontrará en el Congreso de Chile otro candidato presidencial izquierdista latinoamericano, el diputado frenteamplista Gabriel Boric, si en el balotaje del 19 de diciembre se impusiera sobre su adversario derechista José Antonio Kast.

El panorama no se ve del todo claro para Libre y Salvador de Honduras, considerando que difícilmente contarían para algunos temas con la bancada del ahora gobernante Partido Nacional, que tendrá una drástica caída en la representación en el nuevo Parlamento que se instale el 25 de enero de 2022. Hasta ahora, el Partido Nacional está sumando 40 congresistas, 21 menos que los que tiene actualmente, mientras que el Partido Liberal registra 21, pero nada hace presagiar que toda su nueva bancada apoyaría a Libre por la división interna de ese centenario instituto político, que se resquebrajó luego del golpe de Estado de 2009 a Manuel Zelaya, esposo de Xiomara Castro.

Con el Partido Nacional será más difícil que Libre pueda contar en el Parlamento, por la advertencia que han hecho algunos de sus directivos de que pasarán a ser una “verdadera oposición”. Eventualmente, según el último informe preliminar del CNE, dos partidos minoritarios ahora tendrían una sola banca cada uno.

El escrutinio marcha lento por problemas tecnológicos y de otra índole con las que trabajó el CNE desde mucho antes de los comicios, por lo que muchos incluso llegaron a presagiar que no habría elecciones o que estaba seguro “un nuevo fraude”, apoyado por un ente electoral que no gozaba de la confianza de los hondureños.

Entre la euforia que vive el país porque con el triunfo de Castro se pone fin a tres mandatos consecutivos del gobernante Partido Nacional, han comenzado surgir dudas y reclamos al CNE por parte de candidatos a diputados, en su mayoría del Partido Salvador de Honduras, que aseguran que los están dejando al margen. Según sus denuncias, hay irregularidades en muchas actas, en las que han sido eliminados, supuestamente para favorecer con más congresista al Partido Nacional, aunque las autoridades del CNE han reiterado que todos los reclamos y denuncias serán atendidos.

De las 298 alcaldías hondureñas, que también eligieron autoridades el domingo, unas 200 estaría ganando el partido de la candidata de izquierda Xiomara Castro.

De las 298 alcaldías municipales, por las que también se votó el domingo, cerca de 200 las estaría ganando Libre, desplazando de igual modo en esa fórmula al Partido Nacional. Castro se está convirtiendo en la virtual presidenta electa de Honduras, para cuya declaración oficial el CNE tiene 30 días después de los comicios.

Pero dos días después de las votaciones, Xiomara Castro comenzó a recibir el reconocimiento y felicitaciones a nivel nacional e internacional. Castro fue felicitada el miércoles por el gobierno español por su victoria en los comicios del 28 de noviembre, que la convierten en la primera mujer en ocupar la Presidencia de Honduras y que simboliza los logros en la lucha por la igualdad de las hondureñas. El Ejecutivo, que dirige Pedro Sánchez, también celebra y “toma buena nota” del discurso de reconciliación, paz y justicia pronunciado la noche del domingo por Castro, según un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores de Madrid.

Desde Argentina, después del presidente Alberto Fernández, también la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, celebró la victoria de Xiomara Castro de Zelaya como primera presidenta electa de Honduras, mientras que Alemania lo hizo a través de su Embajada en Tegucigalpa. Se sumaron los del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, y de la jefa de gobierno de Taiwán, Tsai Ing-wen.

El martes, había sido felicitada esta Castro por su “victoria histórica como primera presidenta mujer de Honduras” en un comunicado del secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken. Pero los primeros en felicitar, el lunes, fueron los presidentes de Cuba, Miguel Díaz-Canel; de Venezuela, Nicolás Maduro, y Nicaragua, Daniel Ortega.

AGB con información de agencias y documentación de acceso libre

Etiquetas
stats