Crisis alimentaria en América: quiénes son los dueños de la comida Informe

Horacio Cartes, ex presidente de Paraguay y también el patrón de los alimentos

Arte: Jael Díaz Vila /Periodismo Situado de Cronos Lab

Irma Lorena Oviedo Paredes/Periodismo Situado de Cronos Lab

Paraguay —

0

A Horacio Cartes, de profesión técnico aeronáutico, se lo conoce principalmente por su perfil político: fue dirigente deportivo y presidente de Paraguay. También es famoso por ser uno de los hombres más ricos del país -es accionista en 35 empresas con activos por más de 285 mil millones de dólares-, por su faceta como banquero, como empresario ganadero y tabacalero o como dueño de medios de comunicación. El Grupo Cartes, que él dirige, cuenta entre sus más de 70 empresas con un conglomerado de 14 medios agrupados en el Grupo Nación Media, que incluye prensa escrita, portales digitales, radios y canales de televisión. Incluso, últimamente, otra vez su nombre ocupó las portadas de los principales diarios por las acusaciones de una red de lavado de dinero, contrabando de cigarrillos y por sus vínculos con narcos. Pero poco o nada se conoce de su lado B: el de empresario de alimentos, la otra cara de un voraz del lucro.

Francisco De Narváez, la estrategia de reconversión para liderar el negocio de supermercados en Uruguay

Francisco De Narváez, la estrategia de reconversión para liderar el negocio de supermercados en Uruguay

El día en que Horacio Manuel Cartes Jara nació en Asunción se convirtió en el tercero de los cuatro hijos de la unión entre Ramón Telmo Cartes Lind y Elva Jara Lafuente. Aquel 5 de julio de 1956, un tercer hijo se unía a la pudiente familia asuncena. Cartes creció de la mano de una clase empresarial y pionera en la industria aeronáutica. Su padre, Ramón Cartes, fue piloto civil. En 1955 fundó la empresa Aerocentro S.A. y en 1958 se convirtió en representante comercial de la marca Cessna en Paraguay. 

Siguiendo los pasos de su padre, Cartes estudió aviación en el Spartan College of Aeronautics and Technology, en Oklahoma, Estados Unidos. Aprendió a pilotar para finalizar con una pasantía en la empresa aeronáutica estadounidense Cessna, en Wichita, Kansas. Tenía 19 años cuando volvió al país para trabajar en el sector comercial. Poco o nada se escribió sobre las actividades comerciales que desarrolló entre 1975 y 1989. 

En esa laguna biográfica de 14 años hay pocos datos precisos. Uno de ellos apunta a algunas actividades ilegales: en 1985 fue acusado por evasión de divisas por 34 millones de dólares. Cartes estuvo prófugo de la Justicia durante cuatro años. Recién en 1989, tras la caída de la dictadura de Alfredo Stroessner, se entregó. Por este caso estuvo preso más de cinco meses en la cárcel de Tacumbú. En el 2008 él y sus socios fueron sobreseídos.

El mismo año de su detención fundó su primera empresa comercial: Cambios Amambay. Tres años después, en 1992 pasó a llamarse Banco Amambay y desde el 2018 se denomina Banco Basa. Esa empresa fue la base de su crecimiento económico: en solo tres años amasó una fortuna que le permitió, a los 38 años, ingresar en el rubro que mejor renta obtiene: las tabacaleras. Con sus millonarias ganancias se convirtió en socio fundador de Tabacaleras del Este S.A. (Tabesa), que hoy es uno de sus negocios de los que más aportan al fisco junto al Banco Basa. La tabacalera está en el foco de las investigaciones judiciales por denuncias de contrabando de cigarrillos al Brasil y lavado de dinero, según una reciente investigación filtrada por la Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero o Bienes (Seprelad) de Paraguay. 

La empresa tabacalera fue un éxito. En pocos años logró ganar más dinero y decidió expandirse a otros rubros. Hoy, el Grupo Cartes está compuesto por 73 empresas -Cartes es accionista en 35- entre las que se cuentan compañías aeronáuticas, hoteles, cementeras, ganaderías, cadenas de farmacias, centros de tratamiento de obesidad, construcciones, comercio de celulares, servicios de salud privados, gimnasios, papelería,  gasolineras y el Club de Fútbol Libertad.

También tiene una fuerte presencia en el rubro alimenticio. Bebidas del Paraguay S.A., propiedad del grupo, compró en 2001 la Pulp, la primera gaseosa paraguaya, y luego se expandió a los jugos Puro Sol y Watts. En 2009 nacieron Agrocitrus del Paraguay -que produce cítricos- y después Bebidas USA, que fabrica y vende la Pulp en los Estados Unidos. Pocos años después expandió sus negocios con la compra de franquicias de comidas rápidas, como SBarro y Don Vito. También es dueño de la marca de golosinas Missy.

A pesar de que todas son empresas líderes en el mercado de los alimentos ultraprocesados, según los balances del grupo ninguna de ellas reporta ganancias. De hecho, las únicas dos rubros que no tienen balances negativos son las tabacaleras y el banco.

A pesar de que todas son empresas líderes en el mercado de los alimentos ultraprocesados, según los balances del grupo ninguna de ellas reporta ganancias. De hecho, las únicas dos rubros que no tienen balances negativos son las tabacaleras y el banco.

Para el periodista independiente Alfredo Guachiré es llamativo que solo 3 de las 73 empresas de Cartes produzcan ganancias. En varias de sus investigaciones deslizó que podría tratarse de firmas de fachada detrás de la que se ocultaría una estructura de lavado de dinero.

Guachiré apunta a la denuncia del ex ministro del interior Arnaldo Giuzzio, que tiene la teoría de que por la simulación de ventas de cigarrillos en el país y con el contrabando hacia Brasil, el dinero retorna al país de manera irregular a través de casas de cambio. Según Giuzzio, gracias a estas operaciones el banco Basa creció 45% más. Posteriormente, según la denuncia, este dinero producto del contrabando sería diversificado y distribuido en las 73 empresas de fachada de Cartes.

“Entre alguna de las razones por las que Cartes tiene tantas empresas es por el supuesto lavado de dinero. Mientras, Cartes no para en su expansión en el rubro de alimentos”, asegura Guachiré. 

La hipótesis de periodistas y políticos de que Horacio Cartes estaría implicado en el contrabando de cigarrillos y lavado de dinero a través de sus empresas, se podría sustentar con la reciente filtración de un documento de la Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero o Bienes (Seprelad), a finales de mayo de este año. 

Según esta investigación, Tabacalera del Este -una de las principales aportantes al fisco- simuló la venta de “cigarrillos” a sus propias empresas del Grupo Cartes entre el 2017 y 2021. Entre ellas figura una del rubro de alimentos, Agrocitrus del Paraguay SA, con la cual  supuestamente comercializó por 166 mil dólares.

No solo habría utilizado a esta empresa agrícola, sino que también a sus medios de comunicación, como los diarios La Nación y Crónica, agrupados en  Gráfica y Editorial Intersudamericana S.A., que supuestamente compraron por 456.896 dólares. Ni su fundación Ramón T. Cartes, ni la cementera Concepción o su propia hermana quedarían fuera del esquema de simulación de venta de tabaco. La fundación en honor a su padre supuestamente hizo compras por 217 mil dólares. 

En la lista del lavado de activos también hay personas involucradas en los operativos Lavajato, que detectó un esquema de lavado de dinero y divisas en Brasil y a AUltranza, una investigación contra el crimen organizado y lavado de dinero iniciada en Paraguay este año.

El informe de Seprelad resalta que las firmas del Grupo Cartes “entretejen la compleja red que realiza acciones para facilitar el lavado de dinero proveniente del contrabando de cigarrillos, así como del flujo de mercaderías que se benefician del tránsito, por el mismo corredor logístico”, que sería Brasil. El documento ya está en manos de la fiscala general Sandra Quiñónez. Los parlamentarios de la oposición la acusan de tener afinidad con Cartes, y dicen que por eso no actúa ante las tantas denuncias de lavado de dinero. 

No son ventas de tabaco sino préstamos, defiende el abogado Pedro Legal, representante de Cartes. El gerente de la Tabacalera del Este, José Ortíz, también defiende este argumento. “Tabacalera del Este lo que hace es prestarle dinero a Cecon (Cementera Concepción) -y otras empresas- y le factura los intereses. Es muy mediocre la apreciación de Seprelad. Hasta podrían poner, en su informe, que les llama la atención la operación, pero no que es por la venta de cigarrillos”, dijo a  Radio Monumental. La venta de cigarrillos supuestamente solo se hace a Palermo S.A. que representa el 73% de las operaciones comerciales. El gerente añadió: “Trabajo hace 32 años en el grupo y la premisa del señor Cartes es que todo se haga dentro de la legalidad y pagando los impuestos que corresponden”.

A sus 53 años, Cartes pasó de ser una persona que no votaba en las elecciones nacionales a afiliarse al partido colorado, de derecha, conocido como la Asociación Nacional Republicana (ANR). Emergió como el salvador con la Fundación de su movimiento Honor Colorado, que logró recuperar la administración del país, tras la caída de la ANR -partido que gobernó 61 años- en el 2008 ante la dupla Fernando Lugo y Federico Franco. Asumió el cargo de presidente el 15 de agosto de 2013, en reemplazo de Federico Franco, debido a que Lugo fue destituido por juicio político en el 2012. 

En esa época se mostraba como una persona sencilla, familiera, con vínculo cercano a las empleadas domésticas que trabajaban en su casa, los futbolistas del Club Libertad, del que había sido presidente, o con los empleados de sus tabacaleras y sus estancias ganaderas.

—Yo almuerzo con ellos, tengo una vida re normal. Me considero sencillo, disfruto de ser así —dijo en el programa Algo Anda Mal, en mayo del 2012, durante la campaña presidencial. 

Y remató:

—Soy feliz siendo humilde.

Casi un año después de esa entrevista Cartes se convirtió en presidente de Paraguay con 1.104.169 votos y recuperó el poder para la ANR después de 5 años. Lejos, con una diferencia de más de 200 mil votos, derrotó a su principal contrincante, Efraín Alegre, del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA).

Al asumir la presidencia de la República del Paraguay, la fortuna de Cartes -según su declaración jurada- era de 199 millones de dólares. Ese empresario, que se presentaba públicamente como un hombre “humilde” y “sencillo” tenía activos en efectivo por 2.941.176 dólares y seis depósitos en bancos por 29.642.274 de dólares. Era propietario de tres inmuebles, 17 vehículos y 7 aeronaves. Los ingresos anuales provenientes de sus empresas eran de USD 50.298 millones y sus gastos mensuales eran de USD 2.151 millones. 

“Para los grandes logros hay que soñar”. Con esta frase se presenta hoy Horacio Cartes en la web del grupo empresarial. Y Cartes soñó tanto que logró amasar fortunas. En 2018, cuando dejó el sillón presidencial, su patrimonio neto había aumentado un 250 por ciento. El incremento es similar a 1.474.777 salarios mínimos en Paraguay. 

En 2021, cuando el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) publicó los Pandora Papers, la mayor filtración de documentos hasta ese momento, Horacio Cartes integraba la lista de los 35 líderes mundiales. Según la publicación,  Cartes adquirió en el 2011 -dos años antes de ganar las elecciones presidenciales- una empresa offshore denominada Dominicana Acquisition SA y no presentó en su declaración jurada del 2013 al asumir la presidencia. Una semana antes de la publicación de la filtración, el expresidente rectificó su declaración jurada de los años 2013 y 2018 ante la Contraloría General de la República. Cartes dijo que se había tratado de un “error involuntario”. En la rectificación, agregó: “En el año 2013 correspondían solo a mi persona 5 acciones de USD 2 mil cada una, que en total hacían un capital de USD 10 mil. Posteriormente, en el año 2017, se cancelaron dichas acciones y fueron sustituidas”. 

Tras la revelación de los Pandora Papers, el presidente del partido opositor, Efraín Alegre, denunció a Cartes por falsificación y ocultamiento de sus declaraciones juradas. La Fiscalía de Panamá también solicitó al Ministerio Público de Paraguay los antecedentes judiciales y financieros del expresidente.  

El 7 de febrero, de este año, el Ministerio Público de Paraguay dispuso de oficio la “apertura de causa penal sobre Contrabando y Lavado de Activos”, que no nombra a Horacio Cartes, pero la investigación se inicia luego de la denuncia de Arnaldo Giuzzio, ex ministro del Interior,  que en sesión ante el Congreso, en febrero pasado, acusa al expresidente por supuesto lavado de dinero, enriquecimiento ilícito y declaración falsa. La denuncia se presentó solo ante la Seprelad. 

El caso está en el Ministerio Público contra personas innominadas. Fiscales alegan que el caso puede implicar a más personas. No se conocen aún los avances de la pericia, pese a la filtración documental.

El presidente de la República, Mario Abdo, en un discurso en Guairá a principios del mes de mayo deslizó sospechas sobre el crecimiento patrimonial de Horacio Cartes relacionado al lavado de dinero. “Pasó de tener 9 estancias a 27 estancias en cinco años de presidencia. De tener 20 empresas a 63 empresas. Yo no conozco un empresario en la historia que en cinco años salte de 20 a 63 empresas”, dijo Abdo. 

Y agregó: “Quieren un silencio en Paraguay, un silencio en el partido. qué hicieron ellos en cinco años, compraron la mitad de los medios de comunicación que en un mercado libre todos esos medios se hubiesen cerrado porque trabajan a pérdida, pero están inyectados con plata que viene de otro lado”. 

El patrón o patrão en portugués, es como se conoce coloquialmente a Cartes. El apodo no tiene ningún vínculo con su faceta de empresario o político, sino por la Operación Patrón, de la fiscalía de Brasil, que lo vinculó a una investigación que se desglosa del caso Lava Jato sobre la operación cambio que habría movido alrededor de 1.600 millones de dólares. 

Cartes estuvo bajo la lupa de la Fiscalía de Brasil por su supuesta vinculación con Darío Messer, a quién llamó “su amigo del alma”, declaraciones que datan del 2019. En una carta escrita a mano -según documentos del Ministerio Público Federal (MPF) de Brasil- Messer lo llama “Patrón” a Cartes.

El “amigo del alma” de Cartes fue condenado por lavado de dinero, evasión de impuestos y divisas. En la misma investigación, el ex presidente paraguayo fue acusado por haber entregado a Messer, supuestamente, 500 mil dólares para sus gastos jurídicos. En 2019 el Tribunal Supremo de Justicia del Brasil confirmó el hábeas corpus definitivo otorgado al ex presidente y determinó su libertad. El Ministerio Público brasileño apeló el fallo pero aún no fue resuelto. 

Esa no fue la única investigación internacional que lo tuvo en la mira. En 2011, -según un cable diplomático del 5 de enero de 2010 filtrado por WikiLeaks- la Drug Enforcement Agency (DEA), la agencia estadounidense de lucha contra el narcotráfico lo investigó por lavado de dólares, venta de drogas y venta ilícita de tabaco en los Estados Unidos. 

Aunque en Paraguay el expresidente tiene fueros por ser senador vitalicio eso no lo protege de las investigaciones en otros países. Actualmente tiene causas abiertas en Panamá, Colombia y Brasil. 

Aunque en Paraguay el expresidente tiene fueros por ser senador vitalicio eso no lo protege de las investigaciones en otros países. Actualmente tiene causas abiertas en Panamá, Colombia y Brasil.

—¿Es la plata o la política que te da poder? —preguntó la periodista Mina Feliciángeli.

—La política, respondió Horacio Cartes. 

—¿A cuánto asciende tu fortuna?

—No sé si la pregunta está fuera de lugar porque tengo que contestar lo mismo. No sé. Porque si supiera no te tengo que decir. 

Fue en una entrevista televisiva en noviembre del 2021, una de las pocas que dio en los últimos años. El empresario no suele dar entrevistas con frecuencia, ni durante su mandato. Uno de los motivos puede ser su falta de tacto con la prensa: suele dar respuestas irónicas o esquiva las preguntas.

En una ocasión, en 2019, Clara Martínez, una periodista de Canal 13 de Paraguay le preguntó qué opinaba del Gobierno de Mario Abdo. Antes de responder, Cartes miró el micrófono y dijo entre risas: 

—Vos sos de la familia, bajá dos cambios. 

Los periodistas estallaron en risas. Para ese entonces corrían rumores de que Cartes compraría el canal, pero finalmente lo adquirió otro empresario: Javier Bernardes, del Grupo JBB.

En otra ocasión, Cartes fue abordado por el periodista Wiliam Domínguez, que estaba en ese entonces en Radio Ñandutí, y le preguntó si admirada al dictador Alfredo Stroessner.

—¿Qué tenés contra Alfredo Stroessner?, ¿te sacó la novia o qué? —respondió de manera irónica Cartes.

En otra oportunidad, a sólo seis días de dejar la presidencia, en agosto del 2018, el periodista de Telefuturo, Alejandro López, le preguntó qué opinaba acerca de las movilizaciones en repudio de la aprobación de las notas reversales que modificaron los Anexos A y B, del Tratado de Yacyretá, entre Paraguay y Argentina, relacionados sobre lo financiero y administrativo de la hidroeléctrica. 

—Presidente, ¿qué le responde a los jóvenes que se están manifestando?

—Balines de goma—respondió Cartes.

Este artículo es parte de Los insaciables, un especial transnacional del Laboratorio de Periodismo Situado de Cronos Lab. 

ILOP

Etiquetas
stats