El jefe de la diplomacia europea alerta: “Vivimos el momento más peligroso desde el final de la Guerra Fría”

Josep Borrell Fontelles, Alto Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad y Vicepresidente de la Comisión Europea encargado de una Europa más fuerte en el Mundo, pronuncia una conferencia con motivo del evento Europa en Peligro.

Andrés Gil

Corresponsal en Bruselas/elDiario.es —

0

El jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, alerta: “Europa está en peligro”. El Alto Representante para la Cooperación y Seguridad de la UE lanza la voz de alerta en medio de una crisis de seguridad en el Este, por el ruido de tanques rusos en la frontera con Ucrania. “Ojalá fuera diferente”, ha dicho este martes por la noche en una conferencia en Bruselas, “pero los últimos dos años hemos vivido un grave empeoramiento de nuestro entorno estratégico. Estoy convencido de que hoy vivimos el momento más peligroso desde el final de la Guerra Fría”.

“En pocas palabras”, argumenta Borrell sobre un concepto, el peligro que vive Europa, que ya avanzó cuando presentó su brújula estratégica hace unos meses, “vivimos una conjunción de los problemas del siglo XIX, es decir, el choque de imperios; del siglo XX, la era de la política de poder; y los del siglo XXI, es decir, la militarización de la interdependencia”.

El vicepresidente de la Comisión Europea detalla qué problemas son los que acechan a la Unión Europea, 24 horas después de haber llamado a no “dramatizar” ni “alarmar” con el conflicto ruso, en tanto “que sigue abierta la vía diplomática”. En este sentido, los asesores diplomáticos de los jefes de Gobierno del Formato Normandía –Alemania, Francia, Rusia y Ucrania– abordarán este miércoles en París la crisis de Ucrania. Y el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, anunció el martes por la noche en la CNN que la Alianza Atlántica responderá por escrito a las demandas rusas “esta semana”.

“Nos enfrentamos al riesgo de un gran conflicto militar en nuestro continente”, prosigue Borrell: “Rusia ha acumulado más de 100.000 soldados y material militar pesado en la frontera con Ucrania. Está lanzando amenazas abiertas de usar la fuerza a menos que se cumplan sus demandas. Está en juego el destino de Ucrania, pero también los principios más generales de la seguridad europea”.

El jefe de la diplomacia europea, además, enumera otros conflictos que amenazan Europea: “Además de Rusia y Ucrania, tenemos un número sin precedentes de conflictos que se gestan en nuestras fronteras o más allá: Siria, no resuelto, Libia, el Sahel, el Cuerno de África... La pandemia ha expuesto y acelerado las tendencias que estaban subyacentes, y vemos cómo nuestro mundo está marcado por una disputa agresiva entre los Estados, siendo la competencia estratégica entre Estados Unidos y China como la principal fuerza estructuradora”.

Según Borrell, “todavía existen conflictos militares, pero lo más interesante son las guerras invisibles y la militarización de todo: de los migrantes, las vacunas, la energía, los estándares tecnológicos son todas herramientas para la competencia política”.

“Hay un cambio de poder geográfico, de Oeste a Este, del mundo Atlántico al Indo-Pacífico; y también funcional, alejado de los gobiernos”, prosigue el jefe de la diplomacia europea: “Nuestro mundo está siendo transformado por los mercados financieros, los gigantes tecnológicos y los conglomerados de medios, pero también por los grupos criminales y las células durmientes”.

Así, el Alto Representante alerta: “Todo esto está sucediendo cuando la capacidad del sistema multilateral está en su punto más débil en los últimos 30 años. Debido a que las relaciones entre los principales actores son conflictivas, la cooperación internacional se ha estancado. La ONU, el G20, la OSCE: los necesitamos como nunca, pero todos están debilitados por la desconfianza, los vetos y las luchas internas. Es un cóctel arriesgado: más problemas, más graves y más interrelacionados, pero con menos capacidad de respuesta”.

En este sentido, Borrell reivindica su brújula estratégica –strategic compass–, las orientaciones para que la UE se convierta en un actor geopolítico, que deben aprobar los jefes de Estado y de Gobierno en marzo: “Demos el salto hacia la nueva seguridad y defensa europea, algo que está acorde con las expectativas de los ciudadanos, que tienen claro que los europeos demos seguridad a un coste más económico y con más sentido de unidad, actuando juntos”.

AG

Etiquetas
stats