Ecuador - Análisis

El Legislativo derogó la reforma tributaria impulsada por el presidente ecuatoriano Guillermo Lasso

Primer país sudamericano en quedar eliminado del Mundial de Qatar 2022, Ecuador no ha cerrado todavía un año rico en cambios y en amplias protestas sociales. En la imagen, grupos de mujeres marchan en la capital Quito el último sábado de noviembre con motivo del Día Internacional por la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

Derrotado por el Senegal de Aliou Cissé, la suya fue la primera Selección nacional sudamericana en quedar fuera de la Copa del Mundial de Fútbol masculino 2022, Pero no sólo esta noticia sacude en la alta capital Quito o en el puerto pacífico de Guayaquil o en las sierras, selvas y valles al país andino de la línea que marca el promedio del Mundo. Además del Ecuador del ahora titubeante DT argentino Gustavo Alfaro que jugó y perdió en Qatar existe el Ecuador nativo o residente in situ del ex banquero cristiano y presidente centrista Guillermo Lasso y de la Asamblea Nacional unicameral, de mayorías correístas y etno-ecologistas y por tanto opositoras. Que acaban de votar una decisión mayor cuyas consecuencias serán materia prima básica de la existencia política actual y futura del país: la Ley Derogatoria a la “Ley de Desarrollo Económico y Sostenibilidad Fiscal tras la pandemia de Covid-19” del oficialismo, al cumplirse un año de su vigencia. Según ha anticipado el ministro de Economía y Finanzas ecuatoriano, Pablo Arosemena Marriott, el presidente Lasso vetará la Ley de Derogación 2022 a su Ley de 2021.

Ecuador: el primer año de gobierno de Guillermo Lasso, la primera semana de protesta indígena, el primer muerto

Ecuador: el primer año de gobierno de Guillermo Lasso, la primera semana de protesta indígena, el primer muerto

Con 100 votos a favor de la totalidad de 129 asambleístas presentes, el Legislativo ecuatoriano dio el paso de derogar la  Ley de Desarrollo Económico y Sostenibilidad Fiscal tras la pandemia de Covid 19  que había sido propulsada por el gobierno del presidente Lasso.

El suplemento fiscal había sido requerido para aumentar la recaudación del Estado, como parte del programa crediticio que Ecuador mantiene con el Fondo Monetario Internacional (FMI), por valor de 6.500 millones de dólares. La reforma tributaria modificó los rangos de los impuestos a la renta para las personas y redujo ostensiblemente las deducciones en gastos, de 14.000 a 5.000 dólares.

La voz de la oposición correísta se ha hecho oír, y votar

El proyecto legislativo para dar de baja a la Ley había sido promovido por la correísta Viviana Veloz del partido Unión por la Esperanza (UNES). Durante su intervención en el debate del pleno afirmó que la reforma tributaria oficialista perjudicó a la clase media principalmente y a los sectores populares. La asambleísta Veloz argumentó que la Asamblea tiene la facultad legal para derogar una norma que entró en vigencia por medio del ministerio de la ley, es decir por estar así establecido mediante ley. A la vez ejemplificó que el mismo mecanismo se utilizó en la anterior Asamblea para derogar el impuesto a la contaminación ambiental más conocido como impuesto verde, en 2019, cuya iniciativa fue de los asambleistas Fabricio Villamar y Homero Castanier del centro-derechista Movimiento Creando Oportunidades (CREOad-hoc. Esta plataforma llevó a la presidencia al sexagenario Lasso en 2021 después de una reñida segunda vuelta electoral contra el derrotado candidato de UNES, el joven economista treintañero Andrés Arauz.

La intervención de Noemí Cabrera (UNES) corroboró lo expresado por Veloz. “El peso de la crisis económica no debe recaer sobre los ecuatorianos de clase media. Medio millón de ciudadanos ya no pertenecen a este segmento”, afirmó Cabrera.

La resolución del Legislativo ha pasado ya a manos del Ejecutivo. El presidente Lasso tiene un un plazo de 30 días para pronunciarse. Durante el debate en la poblada Asamblea, varios asambleístas reconocieron la probabilidad de que el presidente Lasso vete totalmente el texto.

El Gobierno ecuatoriano ofrece tranquilidad al FMI

Las especulaciones sobre un veto presidencial no fueron ociosas, ni huecas. Después de conocerse el fallo, Arosemena, ministro de Economía y Finanzasadelantó que efectivamente, el primer mandatario vetará la derogatoria de la reforma tributaria “por inconstitucional y demagógica”.

Y sin pausa, pero con prisa, también lo comunicó Arosemena al FMI. El Ministro apuntó que, aunque en el Ejecutivo cuenta con un plazo de 30 días para el veto, era importante y conveniente no postergar una explicación de la situación ante el FMI: “Ellos nos apoyan con recursos al 2 % de interés, cuando para colocar bonos soberanos hoy tendremos que hacerlo casi que al 20 por ciento”. Aseguró que Ecuador tiene con el FMI “una relación muy fluida” e interesa “tener la información clara”. Así explicó su explicación, esta vez a los medios, Pablo Arosemena Marriott, educado en la Harvard Kennedy School, segundo titular de la cartera de Economía y Finanzas en la breve historia del gabinete ministerial de la administración Lasso, y ex primer director general del think-tank liberal Ecuador Libre.

AGB

Etiquetas
stats